Watch Stream The Roller Blade Seven in Hindi Full Length For Free at Dailymotion

Tuesday, 11 February 2020
The Roller Blade Seven
8.2 out of 10 stars - 190 votes

↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡

https://derpisore.tk/view

↑↑↑↑↑↑↑↑↑↑

 

 

El Apocalipsis de San Juan (en griego antiguo, Ἀποκάλυψις Ἰωάννου Apokálypsis Ioánnou 'Revelación de Juan. también conocido como el libro de las Revelaciones, es el último libro del Nuevo Testamento y de la Biblia cristiana. También es conocido como Revelaciones de Jesucristo por el título que al principio se da a este libro (Ἀποκάλυψις Ἰησοῦ Χριστοῦ. 1] y, en algunos círculos protestantes, simplemente como Revelación o Libro de las revelaciones. Por su género literario, es considerado por la mayoría de los académicos el único libro del Nuevo Testamento de carácter exclusivamente profético. 2] El Apocalipsis quizás sea el escrito más rico en símbolos de toda la Biblia. La cantidad de símbolos, eventos y procesos complica la tarea de interpretar la totalidad del texto y, como tal, ha sido objeto de numerosas investigaciones, interpretaciones y debate a lo largo de la historia. Historia del libro [ editar] Autoría [ editar] El autor se identifica a sí mismo dentro del libro como Juan, y en condición de desterrado en la isla de Patmos (en el mar Egeo) por dar testimonio de Jesús (Apo 1:9. La coincidencia de este nombre con el de Juan el Evangelista y el autor de otros escritos del Nuevo Testamento es en gran parte la razón por la cual se atribuye el libro de manera tradicional al apóstol San Juan (a quien se le atribuyen también el cuarto Evangelio y tres cartas: 1 Juan, 2 Juan y 3 Juan. Sin embargo en el Apocalipsis, el autor sólo menciona su nombre, sin identificarse nunca con el mismo apóstol Juan de los Evangelios, o que se trate siquiera del mismo autor de los otros escritos atribuidos al apóstol. La mayoría de los Padres de la Iglesia primitiva, o Padres Apostólicos, como san Papías, san Hipólito, san Ireneo, san Policarpo o san Justino y otros más, afirmaban que el autor de este Libro inspirado era el propio Evangelista, discípulo del Señor; en el año 633 el IV Concilio de Toledo intentando despejar la duda creada recién a partir del último tramo del siglo III, cuando ya no vivía ningún discípulo que hubiese tratado o conocido al autor del Cuarto Evangelio, afirmó que el Apocalipsis era obra del Evangelista y que debía tenerse por obra divina y ciertamente canónica, fulminando la excomunión para quienes lo negasen. 3] De manera tal que la Iglesia Católica considera normalmente al Libro como de la autoría del Apóstol Juan, el mismo llamado Evangelista, que se trata de un libro divinamente inspirado y que forma parte de las Sagradas Escrituras que deben ser creídas con fe católica. De cualquier manera, una corriente dentro de las investigaciones modernas suele agrupar los escritos atribuidos a Juan y algunos llegan a afirmar que pertenecen a una supuesta comunidad denominada " joánica. Esta postura no indicaría necesariamente la autoría directa del apóstol Juan, pero sí que una comunidad ya sea fundada por él o fuertemente influenciada por él, sería la que generaría estos documentos (Hahn, 2001. Así, sostiene que, aunque Juan no hubiera escrito de puño y letra el Apocalipsis, sería como si lo hubiera hecho a través de esta comunidad. Además, piensan que asignar como autor de las obras a un personaje de renombre era común en la tradición de la literatura apocalíptica, no para darle un crédito extra aunque falso a la obra, sino porque de hecho el autor verdadero se identifica plenamente con el personaje que se marca como autor de la obra (Vanni, 1982: 18-19. Contexto histórico de su escritura [ editar] Históricamente, se sabe que el Apocalipsis o Revelaciones fue escrito a finales del siglo I o principios del siglo II, cuando las persecuciones romanas contra los cristianos se hicieron más cruentas, en tiempos del emperador Domiciano (que fue César del imperio romano a fines del siglo I. 4] Este, como algunos otros emperadores, exigían (ya sea por simple vanidad o como estrategia de coerción a sus súbditos) que sus estatuas fueran adoradas a lo largo de todo el imperio, cosa que los cristianos se negaban a hacer por motivos religiosos: los Césares se autoproclamaban 'Señor de Señores' además de 'hijos de Dios' títulos que los cristianos reservan exclusivamente para Jesucristo. 5] Por ello, el Apocalipsis conllevaría también un trasfondo histórico que haría referencias múltiples a estas persecuciones y a los consejos que el autor daría a sus lectores, cristianos, de mantenerse en la fe para soportar las angustias, poniendo la esperanza final de la nueva Jerusalén como premio seguro para los que fueran firmes (Prévost, 2001: 27-32. La siguiente es una lista (incompleta) de algunas fechas importantes a tener en cuenta en el contexto histórico de la escritura del Apocalipsis (Prévost, 2001: 27) Década de los años 30: muerte (y resurrección para los cristianos) de Jesús. Años 60: probables fechas de las muertes de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso. Persecución de los cristianos bajo el emperador Nerón. 70 - 73: destrucción por parte de los romanos del templo de Jerusalén, expulsión de los judíos de Jerusalén. Luego del año 73: los conflictos crecen entre cristianos y judíos. Para los años 90, en que probablemente fue escrito el Apocalipsis, la separación es casi completa. 81 - 96: Domiciano es emperador de Roma. Impone con fuerza el culto divinizante al emperador. Canonicidad [ editar] El Apocalipsis es considerado uno de los libros más controvertidos y difíciles de la Biblia, por la variedad de posibles interpretaciones en los significados de nombres, eventos y símbolos que se narran. La admisión de este texto en el canon bíblico del Nuevo Testamento no fue nada fácil, la polémica entre los Padres de la Iglesia respecto a la canonicidad del Apocalipsis duró varios siglos. Reconocimiento y aceptación del Apocalipsis [ editar] Al final del siglo II el Apocalipsis fue reconocido por los representantes de las iglesias principales como una obra genuina del apóstol Juan. En Asia, Melitón, obispo de Sardes, reconoció el Apocalipsis de Juan y escribió un comentario sobre él ( Eusebio de Cesarea, Historia Eclesiástica, IV, 26. 6] En la Galia, Ireneo de Lyon creía firmemente en su autoridad divina y apostólica (Adversus Haer. 1] V, 30. En África, Tertuliano citó frecuentemente el Apocalipsis sin dudas aparentes sobre su autenticidad (Contra Marción, III, 14, 25. 7] En Roma, el obispo Hipólito asignó su autoría al apóstol Juan, y el Fragmento Muratoriano lo enumera junto con las otras escrituras canónicas. 8] La Vetus Latina contenía el Apocalipsis. En Alejandría, Clemente [ 9. 10] y Orígenes [ 11] creían sin vacilación en su autoría joánica. Orígenes aceptaba el Apocalipsis como inspirado, y lo catalogaba como parte del Homologoumena. Atanasio, obispo de Alejandría, lo reconoció plenamente en su carta pascual 39 en el año 367. 12] así como Agustín de Hipona (397 d. C. en su libro Sobre la Doctrina Cristiana (libro II, Cápítulo 8. 13] Rufino de Aquilea (400 d. en su Comentario sobre los Apóstoles [ 14. el papa Inocencio I (405 d. en una carta al obispo Toulouse [ 15] y Juan de Damasco en su libro Una exposición de la fe ortodoxa [ 16. 730 d. En occidente, el libro fue definitivamente aceptado por el decreto del papa Dámaso I, en el año 382 [ 17. confirmado luego por el Sínodo de Hipona (393. 18. el Concilio de Cartago (397) el Concilio de Cartago (419. 19. 20. el Concilio de Florencia (en 1442. 21] y finalmente por el Concilio de Trento (en 1546. 22] junto con todos los demás escritos del Nuevo Testamento. En oriente, fue incluido en el canon después de mucha polémica (que se prolongó hasta el siglo IX) aunque es el único libro del Nuevo Testamento que no es leído como parte de la liturgia en la Iglesia ortodoxa. Adversarios de la canonicidad del Apocalipsis [ editar] Algunos, como el romano Cayo, a principios del siglo III rechazaron el Apocalipsis por fomentar el milenarismo. El antagonista más importante de la autoridad del Apocalipsis fue Dionisio, obispo de Alejandría, discípulo de Orígenes. Él no se oponía a la idea de que Cerinto fuese el autor del Apocalipsis como se puede leer en su obra Sobre las promesas: Esta es la doctrina que enseñaba Cerinto: el reino de Cristo será terrenal. Y como amaba el cuerpo y era del todo carnal, imaginaba que iba a encontrar aquellas satisfacciones a las que anhelaba, las del vientre y del bajo vientre, es decir del comer, del beber, del matrimonio: en medio de fiestas, sacrificios e inmolaciones de víctimas sagradas, mediante lo cual intentó hacer más aceptables tales tesis. Otro discípulo de Orígenes, Eusebio de Cesarea discrepaba de su maestro alejandrino al rechazar el Apocalipsis como escrito bíblico, aunque se vio obligado a reconocer su casi universal aceptación. Afirmó lo siguiente: El Apocalipsis es aceptado por algunos entre los libros canónicos, pero otros lo rechazan. Historia Eclesiástica, III, 25. Cirilo de Jerusalén no lo nombró entre los libros canónicos. 23] tampoco aparece en la lista del Sínodo de Laodicea. 24] o en la de Gregorio de Nacianzo. Otro argumento en contra de la paternidad apostólica del libro es su omisión de la versión Peshita, la Vulgata siria en arameo. En el siglo IV, san Juan Crisóstomo y otros obispos argumentaban contra la inclusión de este libro en el canon del Nuevo Testamento, sobre todo debido a las dificultades que planteaba su interpretación y el peligro latente que podía entrañar. Los cristianos de Siria también lo rechazaron debido a que los montanistas se apoyaban mucho en él. En el siglo IX, fue incluido junto con el Apocalipsis de Pedro entre los libros "discutidos" de la Stichometría de san Nicéforo, patriarca de Constantinopla. Martín Lutero consideraba que el Apocalipsis "no es ni apostólico ni profético" y decía que "Cristo no se enseña ni se sabe de él aquí. Tratado de Lutero de libros discutidos del Nuevo Testamento (en inglés) Análisis del libro [ editar] La lectura del libro del Apocalipsis se puede hacer en varios planos (literal, simbólico, por su género literario, con el contexto histórico en que fue escrito, por el mensaje de fondo del que habla, etc. Según Prévost (2001: 5-9) es necesario comprender todos estos niveles para entender el libro del Apocalipsis y para evitar interpretarlo solamente desde la perspectiva de actitudes de los movimientos apocalípticos que se centran únicamente en el terror que causaría un supuesto fin del mundo. 25] Una lectura literal del libro puede dejar distintas impresiones en el lector, pero es importante no quedarse solamente en este nivel, sino profundizar más para una mejor comprensión. Actualmente hay un enfoque hacia la interpretación de un tema y la metodología que hizo posible dicho texto interpretativo, dicho enfoque implica que cuando un comentarista expone sobre la revelación de Juan, tiene que exponer el criterio y la metodología usada. El nivel de género literario es muy importante, pues permite ubicar al Apocalipsis dentro del contexto de otros libros (bíblicos y no bíblicos) que con una estructura o simbología similar puedan dar luz para entender lo que el autor del libro en realidad haya querido decir al escribirlo. El Apocalipsis de Juan pertenece de hecho al género Apocalíptico, aunque presenta algunas características que lo diferencian del resto de la literatura apocalíptica. 26] El nivel histórico permite también ubicar la época del autor, junto con las crisis y sucesos que podrían haber influido en la escritura tanto del libro en general, como de ciertos pasajes particulares [2. A nivel simbólico es posible entender también lo que para el autor representarían los numerosos símbolos que aparecen en el libro. Es importante no olvidar que, en último término, el libro es un escrito cristiano, y que como tal, lleva implícito el mensaje que se encuentra en los Evangelios, centrado en la figura de Jesucristo. 27] Igualmente, se pueden incluir análisis que contemplen la estructura desde el punto de vista del idioma en que fue escrito el libro ( griego. Vanni, 1971: 236-247; Vanni, 1982: 12) Escuelas de interpretación [ editar] Según Hahn (2001) básicamente existen cuatro escuelas interpretativas del contenido del Apocalipsis, a saber: Preterista. Subraya el cumplimiento de las profecías del Apocalipsis durante el siglo I. 28] Tiende a identificar a los personajes del libro con personajes históricos de la época del siglo I. Idealista. Ve al Apocalipsis como una alegoría del combate espiritual entre el bien y el mal que debe tener todo fiel. Futurista. Conlleva la identificación de los personajes del Apocalipsis con distintos personajes que han surgido a lo largo de la historia humana, como la identificación de las Bestias del Apocalipsis con Napoleón Bonaparte, Adolf Hitler, Mao Tse-Tung o Joseph Stalin, etc. Historicista. Sostiene que el Apocalipsis expone el plan maestro de Dios para la historia, de principio a fin, incluyendo la historia particular de la Iglesia. 29] Para Hahn, todas estas escuelas tienen su razón de ser y su parte de veracidad, y aunque dicho autor favorece ante todo la visión preterista, no rechaza del todo ninguna de las otras escuelas. Según Vanni (1982) desde esta misma perspectiva el mensaje de todo el libro del Apocalipsis puede actualizarse a la época de cualquier creyente cristiano, o más bien de cualquier comunidad de creyentes cristianos (pues todas las citas del libro están siempre dirigidas a un grupo de gente, no a alguien aislado. Y así desde la perspectiva preterista, la Babilonia que podría haber representado para el autor la Roma perdida, una ciudad dominadora, consumista, pagana, podría representar hoy en día un sinnúmero de situaciones particulares similares, pero teniendo cuidado de discernir adecuadamente cuáles son esas situaciones y de no llevar la interpretación al extremo de la identificación (es decir, en una especie de perspectiva futurista pero sin rayar en la identificación, evitando pensar que el Apocalipsis hubiera sido escrito explícitamente para "predecir" los hechos de alguna época y nada más. Por eso dentro del Apocalipsis el libro de los siete sellos no lo interpreta, ni lo puede interpretar o siquiera abrir, cualquiera, sólo el Cordero ( Ap 5:1-8) como diciéndole a la comunidad, que siempre el Cordero debe ser su criterio de discernimiento. (Vanni, 1982: 137-139. Además, se pueden reconocer muchas otras escuelas de interpretación del Apocalipsis, como la visión esotérica y la propia de Iglesias como la Católica, la Ortodoxa oriental, la Anglicana o la Mormona, algunas de las cuales incluyen elementos de las otras escuelas (de las anteriormente citadas y las de otras Iglesias) pero se encuentran bien definidas en sus doctrinas y por eso se diferencian. Estructura [ editar] En primer lugar, se puede ver al Apocalipsis como compuesto por cuatro partes: Introducción y Cartas a las Iglesias ( Ap 1-3. El contenido de la salutación está dirigido a una jurisdicción eclesiástica y representa una comunicación oficial de un dirigente a su cargo. Siguiendo el ejemplo de otros libros de la época, su distribución es local y luego de su inclusión en el canon, es distribuido a toda la Iglesia. Como si fuera una epístola (pero sin serlo) se podría reconocer aquí a los destinatarios del libro. El Cordero, los Siete Sellos y Trompetas ( Ap 4-11. Se ven aquí muchos símbolos que hacen alusión a la liturgia cristiana primitiva, y para Prévost (Prévost, 2001: 28) es también una forma de definirse frente al judaísmo. El Dragón y el combate ( Ap 12-20. La historia se vuelca ahora a un combate cósmico para explicar el sentido de la historia, y a la vez también simboliza -según Prévost (Prévost, 2001: 28) el enfrentamiento de los primeros cristianos con el imperio romano. La Nueva Jerusalén ( Ap 21-22. De forma conclusiva, como una despedida al final del libro, se menciona la esperanza que guía a todo el libro. El libro del Apocalipsis presenta también secciones bien diferenciadas, en las que los símbolos cambian entre una y otra, aunque conservando un mensaje principal idéntico de esperanza: Introducción y Presentación ( Ap 1. Presenta la visión de todo el libro e introduce la siguiente sección (el mensaje a las Iglesias) como venido de parte de un... de larga túnica, cuyos cabellos eran blancos. En su mano tenía siete estrellas y de su boca salía una espada de doble filo. en referencia a Cristo resucitado. El mensaje a las Iglesias ( Ap 2-3. Es una serie de evaluaciones, buenas y malas, a siete comunidades, que terminan con un reto y la inspiración para vencer. Las comunidades tienen una relación específica en la época del autor. 30] Las Teofanías de Dios ( Ap 4. Se presenta un conjunto de símbolos que representan la majestad de Dios, haciendo alusión a las teofanías más importantes del Antiguo Testamento: la zarza ardiente, el monte Sinaí, la vocación de Isaías y la visión de Ezequiel en el río Quebar. El Cordero ( Ap 5. Se presenta, en contraste pero en unidad con la sección anterior, la humildad y poder del Cordero (Cristo) como el único que es capaz de entender al principio el designio de Dios y por lo tanto de abrir el libro de los siete sellos (sección siguiente. Los Siete Sellos ( Ap 6-8. En esta sección abundan los símbolos numéricos y cromáticos. La sección comienza con la famosa descripción de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que llevan numerosas plagas a la humanidad. Durante la apertura de cada sello, se desarrollan también las visiones de cataclismos naturales, que concluyen con el Juicio Final. Las Siete Trompetas ( Ap 8-11. Con la apertura del séptimo sello, comienza el desarrollo de un nuevo simbolismo numérico de catástrofes anunciadas por 7 trompetas, y el surgimiento de una primera Bestia que guerrea con dos Testigos. El Dragón y las Bestias ( Ap 12-13. Después, en un cambio en el hilo de la historia, se narra el surgimiento del Dragón que combate con una Mujer que da a luz a un Niño. Después, el Dragón convoca a dos Bestias que lo sirven. Los Vencedores ( Ap 14-15. Entran en escena los que serán vencedores del Dragón y las Bestias. Aunque en esta parte no se indica aún que los venzan, sí se indica que están de parte del Cordero, y que de hecho éste los dirige, dispuestos a vencer. Las Siete Copas ( Ap 16. De nuevo en un simbolismo numérico, se habla de catástrofes, y de la batalla final que comienza con la reunión de los ejércitos en un lugar llamado Armagedón. La Prostituta y la caída de Babilonia ( Ap 17-19. Entra en escena la Prostituta (denominada Gran Babilonia) que está sostenida por las Bestias y del Dragón. Entra entonces en escena Cristo montado en un caballo blanco, la Gran prostituta es vencida y las Bestias son capturadas y echadas al lago de fuego. La Derrota ( Ap 20. Se menciona que el Dragón queda encerrado por mil años luego de la victoria de la sección anterior y que al final volverá a salir reuniendo a todas las naciones representadas por Gog y Magog para ser vencido de nuevo, esta vez de manera definitiva. 31] La nueva Jerusalén ( Ap 21-22. La visión concluye con esperanza: la tierra y el cielo son hechos de nuevo, Jerusalén, como símbolo de la ciudad de Dios, es toda la Tierra donde ahora Dios habita directamente en medio de todos los hombres. El libro, y por lo tanto la Biblia cristiana concluyen con una bendición y una petición que apremian a Jesús a volver pronto. Estructura septenaria del Apocalipsis [ editar] La estructura del Apocalipsis se puede ver también de acuerdo a septenarios: dividido en 7 grupos, cada grupo a su vez puede subdividirse en subgrupos de 7 junto con preludios, interludios y otros excursos (Läpple, 1970) Título del libro y prólogo ( Ap 1:1-3) 1. Las siete cartas a las Iglesias ( Ap 1:4-3:22) Destinatarios ( Ap 1:4-8) Visión preliminar (Cristo resucitado. Ap 1:9-20) Carta a la Iglesia de Éfeso ( Ap 2:1-7) Carta a la Iglesia de Esmirna ( Ap 2:8-11) Carta a la Iglesia de Pérgamo ( Ap 2:12-17) Carta a la Iglesia de Tiatira ( Ap 2:18-29) Carta a la Iglesia de Sardis ( Ap 3:1-6) Carta a la Iglesia de Filadelfia ( Ap 3:7-13) Carta a la Iglesia de Laodicea ( Ap 3:14-22) 2. Los siete sellos ( Ap 4:1-8:1) Visión preliminar (el trono de Dios, su corte, el Cordero, las oraciones de los santos, y el libro de los siete sellos. Ap 4:1-5:14) El primer sello (el jinete del caballo blanco. Ap 6:1-2) El segundo sello (el jinete del caballo rojo. Ap 6:3-4) El tercer sello (el jinete del caballo negro. Ap 6:5-6) El cuarto sello (el jinete del caballo verde o amarillo. Ap 6:7-8) El quinto sello (los mártires. Ap 6:9-11) El sexto sello (los desastres naturales. Ap 6:12-17) Visión intermedia (los 144 000 y los que se salvarán. Ap 7:1-17) 7. El séptimo sello (un silencio y el comienzo de las trompetas. Ap 8:1) 3. Las siete trompetas ( Ap 8:2-11:19) Visión preliminar (las trompetas y la purificación de las oraciones de los santos. Ap 8:2-5) La primera trompeta (desastres sobre la tierra. Ap 8:6-7) La segunda trompeta (desastres sobre el mar. Ap 8:8-9) La tercera trompeta (desastres sobre las aguas. Ap 8:10-11) La cuarta trompeta (desastres sobre el cielo. Ap 8:12-13) La quinta trompeta (el primer Ay. Ap 9:1-12) La sexta trompeta (el segundo Ay! que se prolonga durante los 3 excursos siguientes. Ap 9:13-21) Excurso 1 (el ángel y el librito. Ap 10:1-7) Excurso 2 (el librito. Ap 10:8-11) Excurso 3 (los dos testigos. Ap 11:1-14) 7. La séptima trompeta (el tercer Ay! aclamación celestial, el Arca de la Alianza vuelve a verse ( Ap 11:15-19) 4. Las siete visiones de la Mujer y el combate con el Dragón ( Ap 12:1-14:20) Visión de la Mujer ( Ap 12:1-2) Visión del Dragón ( Ap 12:3-17) Visión de la Bestia ( Ap 12:18-13:10) Visión de la Segunda Bestia ( Ap 13:11-18) Visión del Cordero y los 144 000 ( Ap 14:1-5) Visión de los Tres Ángeles ( Ap 14:6-13) Visión del Hijo del Hombre y la Siega por parte de Tres Ángeles ( Ap 14:14-20) 5. Las siete copas ( Ap 15:1-16:21) Visión preliminar (las copas de la ira de Dios. Ap 15:1-8) La primera copa (primera plaga. Ap 16:1-2) La segunda copa (segunda plaga. Ap 16:3) La tercera copa (tercera plaga. Ap 16:4-7) La cuarta copa (cuarta plaga. Ap 16:8-9) La quinta copa (quinta plaga. Ap 16:10-11) La sexta copa (sexta plaga, promesa de esperanza y Armagedón. Ap 16:12-16) La séptima copa (séptima plaga. Ap 16:17-21) 6. Los siete cuadros sobre la caída de Babilonia ( Ap 17:1-19:10) Visión de Babilonia ( Ap 17:1-18) Visión del Ángel anunciando la caída de Babilonia ( Ap 18:1-3) Recomendaciones al pueblo de Dios en Babilonia ( Ap 18:4-8) Lamentaciones sobre Babilonia ( Ap 18:9-19) La alegría en el Cielo ( Ap 18:20) La caída de Babilonia ( Ap 18:21-24) El triunfo en el Cielo ( Ap 19:1-10) 7. Las siete visiones del fin ( Ap 19:11-22:5) Visión del Cielo abierto y del Verbo de Dios (sobre un caballo blanco. Ap 19:11-16) Visión del Ángel Exterminador ( Ap 19:17-18) Visión de la Bestia y de su Derrota ( Ap 19:19-21) Visión del Reinado de Mil Años y juicio a Gog y Magog ( Ap 20:1-8) Visión de la Primera Resurrección, el Segundo y Último Combate Escatológico ( Ap 20:4-10) Visión del Juicio de las Naciones ( Ap 20:11-15) Visión de la Jerusalén Celestial ( Ap 21:1-22:5) Un epílogo ( Ap 22:6-21) Recomendaciones finales ( Ap 22:6-21) Capítulos [ editar] Apocalipsis 18 Simbología del Apocalipsis [ editar] El Apocalipsis cita o parafrasea frecuentemente al Antiguo Testamento, por lo que muchos de los símbolos presentes en este libro son sacados de una lectura cristiana del Antiguo Testamento (Vanni, 1982: 33. La liturgia [ editar] Vanni (1982: 88) apunta que en el trasfondo del texto subyace el ritmo propio de la liturgia de los primeros siglos del cristianismo, liturgia que hoy sigue vigente aunque con numerosos cambios (Hahn, 2001. En algunos puntos, pareciera como si la intención del autor fuera que se leyera el libro en comunidad, con un lector que haga las veces de Cristo, otros haciendo las veces de otros personajes, y el resto de la comunidad respondiendo en las partes que les correspondan ( alabanzas, doxologías, oraciones, peticiones, etc. Véase por ejemplo Ap 1:1-8; Ap 4-5; Ap 11:15-19; Ap 22:14-21, etc. De hecho, tomando como contexto el " día del Señor. en que el autor dice haber recibido la visión ( Ap 1:9-10) puede verse una imagen de una liturgia cristiana primitiva en todo el libro. La parte penitencial (la que pide y mueve a conversión) serían las cartas a las Iglesias ( Ap 2-3) mientras que el resto del libro hablaría a la comunidad sobre la necesidad de hacerse actora en la historia, llena, sí, de malos momentos, pero siempre acompañada del Cordero (Vanni, 1982: 127. Para (Hahn, 2001) prácticamente todos los elementos de la celebración del sacramento de la Eucaristía en la Iglesia Católica son tomados de una u otra forma de figuras del Apocalipsis, convirtiendo así al libro en una especie de guía figurada de la liturgia cristiana primitiva. Por último, la liturgia se ve reflejada en muchos símbolos a lo largo de los pasajes del libro. Por ejemplo, las oraciones. Al inicio éstas se presentan ante el trono de Dios en copas ( Ap 5:7-8) tal vez inmerecidas, pero purificándolas un ángel con incienso, adquieren su valor y su fuerza verdaderos ( Ap 8:3-5. Y precisamente estas mismas copas son las que posteriormente llevan ahora la furia de Dios (ver el septenario de las copas) una respuesta a las oraciones de los cristianos (los consagrados y los santos que elevaron en un principio sus oraciones. Vanni, 1982: 143-148) Hahn, 2001) muestra la siguiente tabla, en la que el autor empareja varios pasajes del Apocalipsis con partes definidas de la Eucaristía: Culto dominical Ap 1:10 Sumo Sacerdote Ap 1:13 Altar Ap 8:3-4, 11:1, 14:18 Sacerdotes ( presbyteroi o ancianos) Ap 4:4, 11:16, 14:3, 19:4 Ornamentos Ap 1:13, 4:4, 6:11, 7:9, 15:6, 19:13-14 Célibes consagrados Ap 14:4 Candeleros, o menoráh Ap 1:12, 2:5 Penitencia Ap 2, 3 Incienso Ap 5:8, 8:3-5 Libro o rollo Ap 5:1 Hostia eucarística Ap 2:17 Cálices Ap 16, 15:7, 21:9 La señal de la cruz (la tav) Ap 7:3, 14:1, 22:4 El Gloria Ap 15:3-4 El Aleluya Ap 19:1;3;4;6 Levantemos el corazón Ap 11:12 «Santo, santo, santo» Ap 4:8 El Amén Ap 19:4, 22:21 El «Cordero de Dios» Ap 5:6 y a lo largo de todo el libro La Virgen María Ap 12:1-6;13-17 Intercesión de ángeles y santos Ap 5:8, 6:9-10, 8:3-4 El arcángel Miguel Ap 12:7 Canto de antífonas Ap 4:8-11, 5:9-14, 7:10-12, 18:1-8 Lecturas de la Sagrada Escritura Ap 2, 3, 5, 8:2-11 Sacerdocio de los fieles Ap 1:6, 20:6 Catolicidad o universalidad Ap 7:9 Silencio meditativo Ap 8:1 La cena nupcial del Cordero Ap 19:9, 17 Números y colores [ editar] Entre los numerosos símbolos presentes en todo el libro, dos características destacan: los " números " y los " colores. Muchos de los significados de estos símbolos son, de hecho, propios de la literatura apocalíptica, no solamente de este libro (Prévost, 2001: 53, 60. Números [ editar] Prévost (2001: 39-43) menciona que los distintos números mencionados en el Apocalipsis tienen siempre un carácter simbólico. El significado de los números se daría en función del sentido que los cristianos de la época del siglo I les darían, y que estarían directamente influenciados por los significados que los judíos le darían a muchos de esos números: Uno. Normalmente se usa para referirse a Dios. Ap 4:2) Un medio, tres y medio. Parece ser que estos números están directamente heredados del libro de Daniel; representan un tiempo limitado y restringido, que no llegaría a ser uno (que significa la plenitud de Dios) o cuatro (que significa lo terrenal o universal) incluso por ser la mitad de siete (la perfección. El tres y medio se ve reflejado también en la frase un tiempo, tiempos y medio tiempo. Esta división en tres partes también se podría basar en una interpretación de la profecía de las setenta semanas de Daniel, con una división semejante en tres partes: 49 años + 434 años + 7 años, a partir de uno de los decretos dados por los reyes persas para que los judíos salieran de la cautividad babilónica, de los cuales los más famosos fueron el de Ciro el Grande en el 538 a. C. y el de Artajerjes I Longímano en el 457 a. C. 2Cr 36:22-23. Esdras 7:7. Dn 9:24-27. Asimismo, los mil doscientos sesenta días mencionados en el libro, así como los cuarenta y dos meses, son equivalentes a tres años y medio. Ap 8:1;11:2-3, 9, 11;12:6, 14) Cuatro. Se puede referir a lo terrenal o Universal, o Creación (por los cuatro puntos cardinales) e igualmente se aplica a los cuatro Vivientes que se encuentran con Dios al inicio de la visión, y que algunos identifican con los cuatro evangelistas (aunque esto último tiene escasa justificación [ 32. Sin embargo, con base en el simbolismo de toda la Creación, los cuatro vivientes que están con Dios podrían representar más bien el dominio que tiene Dios sobre toda la Creación y la relación que ésta tiene con su Creador. (Vanni 1982: 50-51. Ap 4:6-8;7:1;20:8) Seis. En algunos contextos denota imperfección, pues le falta uno para llegar a la cifra perfecta (ver símbolo siguiente. Ap 13:18. Por otro lado también, cada uno de los cuatro Vivientes que están junto al trono de Dios tienen seis alas ( Ap 4:8. Siete. Para los judíos, el número siete (en hebreo, sheba) denota la perfección. 33] Este número está presente en muchos libros del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, siempre con el mismo significado. 34. Ap 1:4, 12, 16;4:5 y los septenarios) Doce. Representa en primer lugar a las doce tribus de Israel, y por extensión al pueblo de Dios. De forma cristiana entonces, este número representa a los cristianos (que según su interpretación son el nuevo pueblo de Dios) en particular representados por el número de los apóstoles ( Ap 12:1;21:12, 14, 20, 21. Otros números directamente influenciados por el doce son el veinticuatro ( 24 = 12 x 2) el cuarenta y ocho ( 48 = 12 x 4) y el ciento cuarenta y cuatro ( 144 = 12 x 12. Ap 4:4, 10;5:8;7:4-8;11:16;19:4) Mil. Este número no representaría la cantidad exacta de 1000, sino la idea general de un gran número (por ejemplo, los mil años de encierro del Dragón antes de que se vuelva a levantar y sea vencido para siempre ( Ap 20) no representarían un período de exactamente mil años sino solamente la idea general de mucho tiempo. Ap 5:11;7:4-8;20:2-7) Igualmente, muchos otros números aparecen en el libro, que siguiendo la interpretación de la literatura apocalíptica, tienen también un significado simbólico. El tres por ejemplo puede representar a Dios, y aunque para los judíos de por sí el número tres ya es representativo de la divinidad, desde el punto de vista cristiano también lo hace tomando en cuenta la Trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo. Por otro lado en el Apocalipsis, el tres aparece como una fracción, en vez de como el número entero (una tercera parte, un tercio, indicando también que ni es el Uno pleno de Dios, ni el Cuatro pleno de la Creación, y que dos tercios no se ven afectados por lo que la tercera parte sí lo es. Aparecen también otros números como el dos, el diez, entre otros. Colores [ editar] Los colores también juegan un papel importante y tendrían un significado propio (Prévost, 2001: 37-38. Blanco. Pureza, victoria. Ap 1:14;4:4;19:14;20:11) Negro. Desgracia, miseria. Ap 6:5, 12) Rojo. Violencia. Ap 6:4;9:17;12:3) Verde o Amarillo. Muerte. Ap 6:8) Púrpura. Desenfreno. Ap 17:4;18:12, 16) Escarlata. Ap 17:3-4;18:12, 16) Los septenarios [ editar] El libro del Apocalipsis contiene series del número 7 a lo largo de todo su corpus. Las más notorias se encuentran por la relación que guardan entre sí los tres septenarios de sellos, trompetas y copas. El septenario de los sellos ( Ap 4-8:2) se da conforme el Cordero va abriendo uno a uno los sellos de un libro que nadie podía abrir excepto él. 35] Antes de romper los sellos la visión se encuentra en el cielo, con las teofanías de Dios y el Cordero y la alegría que causa que éste sea capaz de abrir el libro. Los primeros cuatro sellos originan a los jinetes del Apocalipsis. Los sellos 5 y 6 originan cataclismos. Después del sexto sello se da una visión de esperanza (los 144 000) y con el séptimo sello comienza el siguiente septenario: las trompetas, y con ellas en realidad todo el resto del libro que concluye con la visión final de la Nueva Jerusalén. El septenario de las trompetas ( Ap 8-11) comienza con una visión celeste de esperanza (básicamente los mismos 144 000 que vienen antes del séptimo sello que coincide con la primera trompeta) después se tocan las trompetas, acompañadas de cataclismos. Luego de la sexta trompeta, viene una visión de esperanza (el ángel y el librito, los dos testigos. Al tocarse la séptima trompeta, hay un cántico de victoria. El septenario de las copas ( Ap 15-22) aparece un poco después. De nuevo, comienza con una visión celeste de esperanza (los Vencedores. Después las copas se derraman, acompañadas de cataclismos. Luego de la sexta copa, aunque sumergido en un ambiente de derrota, viene una promesa de esperanza. La conclusión de este septenario, luego de derramar la séptima copa comienza con la presentación de la Prostituta de Babilonia, pero nótese que inmediatamente comienza su declive, e in crescendo desemboca hasta la visión gloriosa del final del libro. Así pues, los tres septenarios más importantes del Apocalipsis tienen aproximadamente la misma estructura: una visión celeste que es preludio de la esperanza, una serie de cataclismos terrestres, luego del sexto símbolo hay un interludio de esperanza y al finalizar el séptimo símbolo hay un triunfo total de salvación. (Prévost 2001: 102) Otros septenarios del libro, algunos un tanto velados, se encuentran en las iglesias a las que se dirige el autor ( 7, Ap 1:4) que son las mismas a las que se dirigen las cartas a las Iglesias de los capítulos 2 y 3; en las bienaventuranzas mencionadas ( 7, Ap 1:3;14:13;16:15;19:9;20:6;22:7;22:14) en las aclamaciones litúrgicas a Cristo ( 7, Ap 1:4-7;5:9-10;5:12;5:13;7:10;11:15;19:6-7) en los espíritus que están ante el trono de Jesucristo ( 7, Ap 1:4) etc. En este contexto, también se puede analizar la estructura del Apocalipsis de acuerdo a septenarios. Personajes y figuras en la simbología del Apocalipsis [ editar] Conjuntando el significado de la diversa simbología del Apocalipsis, se pueden encontrar dentro del mismo una variedad de personajes y figuras frecuentemente analizadas y estudiadas. Además del libro. 36] del Arca de la Alianza [ 37] y de los componentes de los septenarios (los 7 sellos, las 7 trompetas y las 7 copas) en orden de aparición algunas de las figuras del Apocalipsis son: Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis [ editar] Ap 6:1-8) La imagen de caballos viene desde el libro de Zacarias, en donde se establece que son enviados por Dios. Montando cada uno un caballo con un color característico, estos jinetes llevan plagas a toda la humanidad (recordando que el número 4 representa a toda la Creación, por lo que las plagas se extenderían entonces por toda la Tierra. Recordando el significado de los colores, la interpretación más común de lo que cada jinete representa sería la siguiente (Prévost 2001: 38; Vanni, 1982: 53-54) Caballo rojo, representa la guerra. Caballo negro, representa la hambruna, la pobreza. Caballo verde o amarillo, representa la muerte o la enfermedad. Caballo blanco, representa para algunos la muerte, por el hecho de que vence siempre, pero para otros, por el color, por el hecho de que porta una corona [ 38] y por el hecho de que los cristianos no creen que la muerte sea invencible, representaría más bien a Cristo (o a un jinete en su representación) haciendo referencia también a Ap 19:11-21, donde vuelve a aparecer el caballo blanco, con Cristo montándolo. Los 144 000 [ editar] Ap 7:4-8) Hay que notar primero que 144 000 = 12 x 12 x 1000, es decir, recordando el significado de los números, es un número que representa una gran cantidad ( 1000) multiplicada por la totalidad (al cuadrado, es decir, todavía más grande) en relación al pueblo de Dios. Esta cifra puede interpretarse literalmente a partir del libro del Apocalipsis como el número de las personas que quedarían salvadas al final, pero leyendo más adelante, se puede leer lo siguiente. luego también una multitud que nadie podía contar, de toda nación, raza y lengua. Ap 7:9-17) lo que se puede interpretar también como el hecho de que el número 144 000 no sería exacto ni literal, sino solamente representativo. El total de 144 000 se da por la suma de doce mil miembros de cada tribu del pueblo de Israel. Según Prévost (2001: 105-106) existe una curiosidad en este listado de las tribus, que no aparece en cualquier otro listado de las tribus de Israel en toda la Biblia. En primer lugar aparece la tribu de Judá, como sería lógico para quien tiene claro de donde viene el Mesías según las profecías del Antiguo Testamento. Después viene la tribu de Rubén, que siendo hermano mayor de Judá no prevaleció. Por otra parte no aparecen las tribus de Dan. 39] ni la de Efraín [ 40] que en otros listados sí aparecen, en cambio aparecen las de Leví [ 41] y José. 42] Y después, la parte más extraña, si se recuerda que las tribus de Israel están asociadas a los 12 hijos de Jacob, y que este tuvo sus doce hijos a partir de varias esposas: dos esclavas ( Zilpa y Bilha) y dos no esclavas ( Lea y Raquel. Por lo general, uno esperaría, como de hecho sucede en los otros listados, que primero se enlisten los hijos de las esposas no esclavas, y por último los de las esclavas. En el listado del Apocalipsis, después de mencionar a Judá y Rubén, se enlistan primero las tribus de los hijos de las esclavas (Gad, Aser y Neftalí) y al último el resto (Manasés -hijo de José- Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, José y Benjamín. 43] La Bestia y su número [ editar] Ap 13) Este es uno de los símbolos más famosos heredados del libro del Apocalipsis. El número 666 se suele identificar con el Diablo (aunque aquí el Dragón del Apocalipsis es representativo del mismo —Ap 12:9—) o con el Anticristo. En el Apocalipsis, sin embargo, únicamente se menciona esta cifra una vez ( Ap 13:18) para decir que es el número de la Bestia que sirve al Dragón (y después se le asocia con la marca de la Bestia que llevarían todos aquellos que concuerden con el Dragón y la Bestia. Hay que recordar primero que el significado del número 6 es de imperfección (por faltarle una unidad para la perfección del número 7) y el número 666 representaría entonces una imperfección llevada hasta el extremo. Hay autores que buscan identificar el número 666 con un personaje histórico de la época en que fue escrito el libro ya que en numerosos textos bíblicos sugiere que el Anticristo era un personaje de la época de los apóstoles: Y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. Y sobre la base de esto intentan encontrar un juego numérico (conocido como gematría) con las letras del alfabeto griego (idioma en que fue escrito el libro) que pudiera dar la equivalencia para reconocer con este número a la principal Bestia del Apocalipsis. Estos juegos eran comunes a la época de la escritura del Apocalipsis, y se han encontrado vestigios de ellos también en otros escritos. Se asigna a cada letra ( alfa, beta, gamma. psi, omega) un número: las primeras del 1 al 10 (excepto el 6) luego de diez en diez hasta el 80, luego el 100 y de cien en cien hasta el 800. Una palabra o frase conocida tenía entonces un número asociado al sumar las cifras equivalentes a cada letra; el inverso de este juego consiste en dar un número (como es el caso del 666 del Apocalipsis) y tratar de identificar qué palabra o frase cumple también con estas características. Siguiendo este juego numérico, se puede llegar a concluir que el número representaría a Domiciano, que persiguió a los cristianos en la época de la escritura del Apocalipsis, o en general a los Césares romanos que se autoproclamaban dioses y que exigían a sus súbditos que así fueran adoradas sus estatuas. (Prévost 2001: 45-49) Algunas investigaciones también concluyen que el número 666 dado en este pasaje del Apocalipsis es erróneo, ya que existen algunas versiones del libro que datan del siglo II o III y que tienen como número de la Bestia al seiscientos dieciséis (y con el cual a través de los mismos juegos numéricos se podría relacionar a varios Césares romanos, por ejemplo Calígula, emperador romano caracterizado por su crueldad. Prévost, 2001: 46, 48) 3] Igualmente que con otros símbolos del Apocalipsis, hay muchas otras interpretaciones que identifican a la Bestia con personajes de distinta índole a lo largo de la historia (y que a través de otros juegos ingeniosos reconocen al 666 apocalíptico con ellos. Hay incluso interpretaciones que identifican al 666 con fechas. La primera Bestia y los Dos Testigos Otros manejan la posibilidad de identificar a la Bestia a la que históricamente se referiría el autor del Apocalipsis, con el emperador Nerón, que para la época de la redacción del libro, aún dejaría un recuerdo de las torturas y persecuciones de su época. Tomando la frase 'Nerón César' en hebreo o en griego, considerando únicamente las consonantes y tomando números de acuerdo a una numeración del alfabeto hebreo, similar a la anterior, la suma daría de nuevo el famoso número 666. [4] Es más, si se toma la frase 'Nerón César' pero no en griego sino en latín, el número resultante es el 616. [5] Dentro del libro del Apocalipsis se menciona que una primera Bestia mata a dos Testigos de Dios en una ciudad, los cuales, por cierto, luego de muertos resucitan a los tres días y medio y son ascendidos a los cielos a la vista de sus enemigos ( Ap 11. La descripción de dos testigos va de acuerdo con la ley judía que establece que sólo se acepta el testimonio de dos testigos. Algunos han querido reconocer en estos dos Testigos a los apóstoles Pedro y Pablo, muertos durante la época de Nerón. Sin embargo, en el Apocalipsis no se reconoce que esta primera Bestia sea la misma que la del número 666. Para (Hahn, 2001) los dos testigos representan al profeta Elías y a Moisés, personajes en quienes a su vez se personificaría toda la Ley y los Profetas del Antiguo Testamento. Otra interpretación que se da a los dos Testigos es que corresponden a Elías y a Enoc, debido a que en toda la historia que relata la Biblia estos dos personajes no han muerto: Elías fue llevado al cielo en un torbellino ante un carro de fuego que lo separó de Eliseo( 2Kin 2:11) y Enoc: Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Gn 5:24. Debido a que todo hombre debe morir, y estos dos personajes no han muerto, se presume que el evento relatado en el Apocalipsis sería el tiempo de la muerte de ellos. Babilonia y la prostituta [ editar] La ramera de Babilonia sobre la bestia de siete cabezas, de una pintura rusa del siglo XIX. ( Ap 17) Para Prévost (2001: 32, 124) en este símbolo podría verse la alusión política que en la época de la escritura del libro, el autor haría de sus enemigos: Antes de nada, debe recordarse que para los judíos la ciudad de Babilonia representa el exilio, luego de que los babilonios exiliaron a la élite de la sociedad judía de Jerusalén en el año 587 a. C. Igualmente, significa para ellos la perversión de las costumbres judías, que se fueron mezclando con elementos de idolatría en esa ciudad, pecado fuertemente condenado por ellos. Así pues, Babilonia representa tanto el poder dominador extranjero, como la idolatría. Por eso en el Apocalipsis (igual que en otros libros del Nuevo Testamento) Babilonia se suele identificar (siguiendo la línea de estas mismas investigaciones) con la Roma imperial que perseguía a los cristianos y que les exigía idolatrar al César como un dios. De hecho en el Apocalipsis, en la descripción de Babilonia con sus siete montes, podría reconocerse a la ciudad de Roma. La prostituta del Apocalipsis tendría entonces el mismo significado de perversión, idolatría y desenfreno característicos de la alta sociedad romana de ese entonces. Por otra parte, otros identifican a Babilonia con la Jerusalén de los judíos (que igualmente tiene siete montes) y que contrasta fuertemente con la Nueva Jerusalén del final del libro. (Por ejemplo (Hahn, 2001) que centra gran parte de su interpretación de las catástrofes del Apocalipsis en una analogía con la caída de Jerusalén en el año 70, y también [6] Existen muchas otras interpretaciones sobre la identidad de esta ciudad calificada de perversa, desde el papado católico, hasta una pléyade de ciudades y personalidades según se han presentado a lo largo de la historia. La Mujer vestida de sol y el Niño [ editar] La Virgen de Guadalupe, se asemeja a la mujer de Ap 12, 1 en sus características. ( Ap 12) La «mujer revestida del sol, la luna bajos sus pies y en la cabeza una corona de doce estrellas» aparece en Apocalipsis como la que engendra al Niño que el Dragón quiere combatir. Este niño es 'raptado' al cielo para después reinar, así que el Dragón se vuelca a combatir contra la Mujer y luego contra el resto de su descendencia. Para Prévost (2001: 108) la clave para reconocer a la Mujer se encuentra primero en reconocer al Niño. Desde una perspectiva que considera al Apocalipsis como completamente cristocéntrico, se puede interpretar entonces que el Niño representaría efectivamente a Cristo. 44] Desde una perspectiva de la mariología, se vería en esta Mujer un símbolo de la Virgen María. Sin embargo, son muchos los grupos cristianos (de diversas Iglesias, incluidos algunos católicos) que interpretan en este símbolo al pueblo de Dios, que antes del nacimiento de Jesús representaría al Israel fiel. 45] y después a los cristianos. Incluso la postura mariana, no dejando atrás el hecho de que la Mujer sería efectivamente María, lo hace siempre desde la perspectiva eclesiológica, de comunidad. (Prévost 2001: 107-108) La descripción de la Mujer en Ap 12:1 es muy parecida a la imagen de la Virgen de Guadalupe, quien está tapando el sol (pues se ven los rayos amarillos desde atrás) y está encima de la luna, y en su cabeza hay un manto con varias estrellas (que no son exactamente 12) esta imagen también es muy parecida a lo descrito en Ap 12:14, Pero se le dieron a la mujer las dos alas del águila grande para que volara al desierto, a su lugar; allí será mantenida lejos del dragón por un tiempo, dos tiempos y la mitad de un tiempo. en la imagen hay un ángel cargando la luna, además de que la persona a la que se le apareció la Virgen de Guadalupe se llamaba Juan Diego Cuauhtlatoatzin, nombre que significa "águila que habla" y el viaje al desierto se podría entonces referir al proceso de reevangelización desde América a España. Pueden existir más semejanzas con respecto a la Virgen de Guadalupe, sin embargo esto no significa que la mujer de Ap 12:1 sea ella. Para algunas corrientes protestantes el niño representaría a una sección minoritaria de la Iglesia que sería arrebatada al cielo antes de que comiencen los juicios del Apocalipsis ( Ap 12:5) mientras que la gran mayoría de la cristiandad se quedaría en la tierra a sufrir la persecución, y ellos serían el resto de sus hijos ( Ap 12:17. La Nueva Jerusalén [ editar] Ap 21-22) Este símbolo, presente en los últimos dos capítulos del Apocalipsis, se encuentra para muchos dentro de los mejores descritos, detallados y bellos del Nuevo Testamento. Con una triple recurrencia, el autor habla de la salvación de Dios al final de los tiempos. Primero con la nueva Jerusalén propiamente dicha, que desciende del cielo a la Tierra. Ap 21:1-8) Después con las bodas del Cordero y su Esposa (la Iglesia. Ap 21:9-27) Por último con una visión que recuerda a los primeros capítulos del Génesis (el primer libro en la Biblia) hablando de ríos y árboles que dan fruto eterno. 46. Ap 22:1-5) Para Prévost (Prévost, 2001: 116) esta parte (junto con el capítulo 20) es la única que en realidad tendría características escatológicas, mientras que el resto sería sólo un reflejo de los conflictos que la comunidad cristiana del autor estarían viviendo en su época y de la esperanza puesta en Dios a través de Cristo muerto y resucitado en que esos conflictos no prevalecerían y también serían vencidos tarde o temprano. 47] Hay otra curiosidad relativa tanto a la nueva Jerusalén (que simboliza a la ciudad santa) y a Babilonia (que simboliza a la ciudad perversa) en Ap 18 aparece un lamento por la Babilonia destruida; en Ap 21 aparece la descripción de la nueva Jerusalén. Se puede notar que ambos pasajes son paralelos e inversos, es decir, que las descripciones de lamentación y de sentido negativo dadas a Babilonia, aparecen revertidas, en sentido de gozo y alegría para Jerusalén. (Prévost 2001: 117-119) Notas [ editar] ↑ Ἀποκάλυψις Ἰωάννου (en griego koiné) ↑ Aunque diversos pasajes de otros libros del Nuevo Testamento también pueden pertenecer a este género, solo el Apocalipsis en su totalidad se considera en esta clasificación. ↑: Conf. Enchiridion Biblicum, Librería Vaticana, 1927, página 7 Archivado el 4 de marzo de 2016 en la Wayback Machine. en formato PDF en latín. ↑ Sin embargo hay que señalar que teólogos y erúditos de religión como Moses Stuart, Friederich Dhsterdieck, B. F. Westcott, F. J. A. Hort, Joseph B. Lightfoot, F. W. Farrar, Alfred Edersheim, Philip Schaff, Milton Terry, Augustus Strong, Albert A. Bell, F. Bruce, Rudolf Bultmann, C. Torrey, J. T. Robinson, J. Fitzmeyer, J. M. Ford, C. D. Moule, Cornelius Vanderwaal, Jay Adams, Adam Clarke y el D. R. Kenneth Gentry, creyeron que el Apocalipsis había sido escrito para el tiempo de la persecución neroniana, cerca del 60 DC. Incluso F. Engels se adscribía a esta opinión. ↑ Varios historiadores piensan que precisamente esto causó gran parte de las persecuciones, pues en el fondo, para los romanos, en ese gesto podría verse una actitud de rebeldía política contra Roma. ↑ «Church Fathers: Church History, Book IV (Eusebius)»... Consultado el 10 de julio de 2010. ↑ Quinto Septimio Florente, Tertuliano. Contra Marción Libro 3:14 &25. Consultado el 15 de octubre de 2017. ↑ Lietzmann, Hans. Fragmento Muratorio. Consultado el 15 de octubre de 2017. ↑ de Alejandría, Clemente. The Stromata Libro VI Capítulo 13. The Paedagogus Book II, Chapter 11. Consultado el 15 de octubre de 2017. ↑ Comentarios al Evangelio de Juan (Libro V, Capítulo3. Consultado el 15 de octubre de 2017. ↑ Athanasius of Alexandria, Excerpt from Letter 39 ↑ of Hippo, Augustine. On Christian Doctrine Book II Chapter 8:2. newadvent. Consultado el 12 de octubre de 2016. ↑ of Aquileia, Rufinus. Commentary on the Apostles' Creed #37. Consultado el 12 de octubre de 2016. ↑ ↑ of Damascus, John. An Exposition of the Orthodox Faith, Book IV Chapter 17. Consultado el 17 de octubre de 2016. ↑ Decretum Galasianum ↑ «Canon XXIV. (Greek xxvii. )», The Canons of the 217 Blessed Fathers who assembled at Carthage, Christian Classics Ethereal Library ↑ B. Westcott, A General Survey of the History of the Canon of the New Testament (5th ed. Edinburgh, 1881) pp. 440, 541-2. ↑ Council of Carthage (in 419) Canon 24 ↑ Session 11—4 February 1442 ↑ Session IV Celebrated on the eighth day of April, 1546 under Pope Paul III ↑ of Jerusalem, Cyril. Catechetical Lecture 4 Chapter 35. Consultado el 12 de octubre de 2016. ↑ of Laodicea, Synod. Synod of Laodicea Canon 60. Consultado el 12 de octubre de 2016. ↑ Prévost (2001) además de presentar el análisis de ciertos pasajes particulares del Apocalipsis, se dedica sobre todo a plantear el análisis global del libro con base en cinco claves de lectura que tienen su símil con los puntos anteriormente expuestos: una clave cristológica (que se relaciona con centrar la lectura del libro en Cristo como personaje protagonista del mismo) una profética (que se relaciona con el contexto histórico del libro) una simbólica (sobre la interpretación de los numerosos símbolos que aparecen en el libro) una apocalíptica (que se relaciona con el género literario) y una evangélica (o del mensaje central del libro. ↑ El autor escribe el Apocalipsis como una interpretación de la historia a la luz de un acontecimiento concreto ya sucedido: la muerte y resurrección de Jesucristo, a diferencia del resto de la literatura apocalíptica, que suele interpretar la historia a la luz de una intervención divina por venir, no de una ya sucedida, es decir, mientras que para la literatura apocalíptica la batalla entre los eones viejo y nuevo está por venir, producto de una intervención divina, en el Apocalipsis la batalla ya se dio (y de hecho el eón nuevo ya comenzó) con la intervención de Dios al resucitar a Jesús. ↑ De quien se dice ya en el primer versículo del libro: Revelación de Jesucristo" frase que semánticamente puede tener cualquiera de dos significados (o incluso ambos) que es una revelación proveniente de Jesucristo, y que el autor identificado como Juan solamente transcribió, o que es una revelación cuyo tema principal es Jesucristo (Prévost, 2001:14. ↑ Ya sea como si el autor hubiera escrito el libro y sus profecías se hubieran cumplido casi de inmediato (a manera de predicciones) o como si el autor hubiera escrito el libro basándose en eventos que ya habían ocurrido y que estaban ocurriendo al momento de escribirlo (a manera de una escritura en "código" de los hechos actuales para el autor, muy probablemente para dar un mensaje más allá del predictivo a sus lectores. ↑ Algunas variantes de esta escuela la mezclan con la futurista, viendo la historia de la Iglesia como un cumplimiento de profecías "predictivas" que estarían escritas dentro del libro. ↑ Probablemente localizadas en Asia Menor en la actual Turquía, donde el problema causado por la divinización al César fue crítico para los cristianos. Es probable que los problemas que se mencionan en esta sección hayan sucedido en realidad, sin embargo la misma estructura de la sección también puede interpretarse como un artificio in crescendo de las exhortaciones y amonestaciones (Prévost 2001: 84. Si se toma en cuenta el simbolismo del número 7, esta sección se puede interpretar como un mensaje para la Iglesia entera, y no sólo para comunidades específicas. ↑ Nótese como el orden de aparición de los enemigos (Dragón, Bestias, Prostituta) es el mismo pero inverso al orden en que son vencidos (Prostituta, Bestias, Dragón. Prévost, 2001: 112; Vanni, 1982: 71) ↑ Aún hay dudas sobre la época en que fue escrito el evangelio de Juan, que podría incluso ser posterior al Apocalipsis, por lo que los cuatro Vivientes no podrían ser los evangelistas. ↑ Cabe destacar que la raíz etimológica del verbo jurar ( nisba, literalmente es sietearse) en el idioma hebreo es el número siete (hebreo Shb) ↑ Se puede notar que 3 (número de Dios. 4 (número de la Creación. 7. ↑ Prévost (Prévost, 2001: 95-96) identifica este libro con los escritos del Antiguo Testamento, de acuerdo a la interpretación cristiana de que es Jesús el que le da sentido y plenitud a las promesas veterotestamentarias. Otros simplemente interpretan este libro con el papel de Dios en la historia, ya que desde la visión cristiana (y judía también) Dios es el autor y director de la historia humana, y el Mesías viene a darle plenitud y sentido. ↑ ( Ap 10:8-11) Puede tratarse del Evangelio. Según Vanni (Vanni, 1982:61) se trata simplemente de la Palabra de Dios. Según Läpple (Läpple, 1970) se trata de una anticipación del evangelio de San Juan. ↑ ( Ap 11:15-19) El Arca de la Alianza se había perdido desde la conquista de Jerusalén por los babilonios. Una leyenda decía que el profeta Jeremías la escondió en una cueva del monte Sinaí y que volvería a ser vista cuando Dios interviniera de manera definitiva en favor de su pueblo (II Mac 2, 4-8. Según Vanni (1982:63-64) este pasaje del Apocalipsis hace alusión precisamente a esta leyenda. ↑ Las coronas en el Apocalipsis sólo se les dan a los fieles al Cordero. ↑ Probablemente debido a la mala fama que la región de Dan tenía de darse a la idolatría. ↑ Sin embargo sí aparece la de Manasés. ↑ Los levitas carecieron de herencia. ↑ Los hijos de José fueron Manasés y Efraín. ↑ Tal vez dando a entender que incluso al antiguo Israel le toca también participar del orden nuevo del mundo que en la visión cristiana Jesús viene a instaurar con el Reino de Dios que anuncia e instaura. ↑ Para Prévost (2001: 110) el nacimiento del niño no representaría necesariamente el comienzo de la vida terrenal de Jesús, sino tal vez su muerte en la cruz (aludiendo al título dado a Cristo de primogénito de entre los muertos de Ap 1:5) y su rapto sería su resurrección. ↑ El llamado pequeño resto que mencionan varios profetas del Antiguo Testamento ( Is 4:2-6;10:20-22;11:10-16;28:5-6;46:3; Jr 6:9;31:7;50:4-6;51:19; Ez 6:8; Am 3:12;5:15; Sof 3:9-13; Mi 2:12;4:6-7;5:2-7;7:18; Zac 14:2. ↑ Sólo que esta vez ningún árbol está prohibido a nadie, al contrario de algunos árboles descritos en el Génesis (los árboles del conocimiento del bien y el mal y el de la vida eterna. ↑ Aun así, en su totalidad, el libro es considerado profético en el sentido amplio del término, por incluir también una interpretación desde Dios de las realidades que el autor habría vivido en su época y que bien interpretadas pueden seguir dando un mensaje actual a los lectores de cualquier época. Véase también [ editar] Relacionados directamente Autoría de los escritos joánicos Cordero de Dios, título dado a Cristo y que prevalece como su título principal en el Apocalipsis Cielo (religión) Epifanía Juicio Final Los cuatro Seres Vivientes, personajes del libro del Apocalipsis Parusía, o la Segunda Venida de Cristo Armagedón, lugar en el que se desarrolla una de las batallas descritas en el Apocalipsis, comúnmente asociado con el evento del fin del mundo Abaddon, nombre de uno de los ángeles mencionados en el Apocalipsis Marca de la Bestia, sobre el hecho de que el número 666 se usa como marca para aquellos que se alían con la segunda Bestia del Apocalipsis Anticristo, personaje neotestamentario comúnmente asociado con la segunda Bestia del Apocalipsis Escatología cristiana, rama de la teología que dedica su estudio a las realidades últimas Apocalíptico (género literario) género literario relacionado con la literatura Apocalíptica Agua de vida revelación revelación divina Arte Pantocrátor Tetramorfos Pintura Los cuatro jinetes del Apocalipsis, obra del alemán Alberto Durero Los cuatro jinetes del Apocalipsis, obra del alemán Peter von Cornelius Políptico de Gante, guardado en la ciudad de Gante, Flandes, Bélgica, retablo del flamenco Jan van Eyck El Castillo de Angers en Francia protege hoy la Tapicería del Apocalipsis Cine El séptimo sello, película del sueco Ingmar Bergman El día de la Bestia, película del español Álex de la Iglesia Literatura Apocalipsis Bamberg, guardado en la ciudad de Bamberg, Alemania, manuscrito medieval que contiene una copia del libro del Apocalipsis Descubrimientos de todos los secretos del Apocalipsis de San Juan, por dos tratados: uno que busca y prueba la verdadera interpretación, y otro que aplica al texto esta interpretación parafrásticamente e históricamente, del matemático escocés John Napier Beato de Liébana, monje español (del reino de Asturias) autor de los Comentarios al Apocalipsis a partir de los cuales se originaron los Beatos Les trafiques, obra del francés Teodoro Agrippa de Aubigné El nombre de la rosa, novela del italiano Umberto Eco Cien años de soledad, novela del colombiano Gabriel García Márquez Música Quatuor pour la fin du Temps (Cuarteto para el fin de los tiempos) es una obra de Olivier Messiaen inspirada expresamente en el Apocalipsis Visionen (nach der Apokalypse des Hl. Johannes) für großes Orchester, obra de música clásica moderna del alemán Bertold Hummel 666: The Apocalypse of John, álbum del griego Vangelis Therion, nombre de un grupo de metal sinfónico cuyo nombre significa Bestia en griego, en referencia a la bestia del Apocalipsis The Number of the Beast, álbum del grupo de heavy metal Iron Maiden (1982) que incluye la canción The Number of the Beast. Apocalipsis de Jesus Torres (compositor. Obra estrenada en 2011 en la Semana de Música Religiosa de Cuenca en su 50 Aniversario. Para coro gregoriano, doble coro y ensemble Arquitectura Catedral del Salvador de Zaragoza, catedral en Zaragoza, España, en donde se encuentran algunos restos de imágenes relativas al Apocalipsis Santiago de Compostela, catedral en Galicia, España, donde aparecen imágenes relativas a pasajes del Apocalipsis Santo Domingo de Soria, iglesia en Soria, España, donde aparecen imágenes relativas al Apocalipsis Otros Hexakosioihexekontahexafobia, la fobia al número 666 Ajenjo, planta caracterizada por su sabor amargo, que da nombre a la estrella caída del cielo luego de que un ángel toca la tercera trompeta en el Apocalipsis Ragnarök, fin del mundo según la mitología nórdica La última batalla, último libro de la serie Crónicas de Narnia de C. S. Lewis cuya trama se asemeja con el fin del mundo en Narnia Dagor Dagorath, dentro de las obras fantásticas de J. Tolkien, profecía que habla de la batalla que dará fin al mundo de Arda y la Tierra Media El Libro de Mozilla, un huevo de pascua virtual que muestra mensajes ocultos en los navegadores Netscape, Firefox y Mozilla, al estilo de citas del Apocalipsis. Bibliografía [ editar] Castellani, Leonardo (2005. El Apokalipsis de San Juan. Buenos Aires: Ed. Vórtice. ISBN 987-9222-22-9. Hahn, Scott (2001. La cena del Cordero: La Misa, el cielo en la tierra. Madrid, España: Ediciones Rialp. ISBN 978-84-321-3379-4. Läpple, Alfred (1970. L'Apocalypse de Jean: livre de vie pour le chretiens. Francia: Éditions du Cerf. Prévost, Jean-Pierre (2001. Para leer el Apocalipsis. España: Verbo Divino. ISBN 84-7151-918-6. Vanni, Ugo (1971. La struttura letteraria dell'Apocalisse. Roma, Italia: Herder. Vanni, Ugo (1982. Apocalipsis: una asamblea litúrgica interpreta la historia. ISBN 84-7151-312-9. Enlaces externos [ editar] Wikisource contiene obras originales de o sobre Apocalipsis. Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Apocalipsis. Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Apocalipsis. Información, origen y mitos del Apocalipsis, incluye el Libro completo Apocalipsis, traducción de Felipe Scío de la Vulgata Apocalipsis, traducción Petisco-Torres Amat Apocalipsis o Revelación de San Juan, El Teólogo (Reina-Valera 2009) Una exégesis de Ap 17, 1-11 ( ref. 1) The Book of Revelation - Frederick Engels, 1883 ( ref. 2 y 6) en inglés) Experimentos en la enseñanza del Apocalipsis - Juan Stam, 2004 ( ref. 3) Papirología: El papiro Oxyrhynchus 4499 y el número de la Bestia - Gerargo Jofre, 2005 ( ref. 4) 666 - La segunda bestia del Apocalipsis, Mauricio Pérez López, 2002 ( ref. 5) Un estudio sobre el Apocalipsis ( ref. 7) Estudios sobre el Apocalipsis Un estudio desde el punto de vista Evangélico del Libro de Apocalipsis Historia Eclesiástica de Eusebio de Cesarea Antilegomena de Lutero (sobre los libros discutidos del Nuevo Testamento) en inglés) Enciclopédia Católica: Apocalipsis, el Libro de las Revelaciones El Apocalipsis y el Mileniarismo de los Padres de la Iglesia: El milenio en la patrística El nacimiento de los primeros centros de docencia teológica (siglo III) Un esquema cronológico sugerido (en inglés.

Watch Stream The Roller Blade seven years.

Watch stream the roller blade seven years

En el libro de Jueces, capítulo 7, la Biblia relata la historia de Gedeón y su ejército de 300 hombres: Gedeón y un total de 32. 000 israelitas se habían acantonado cerca del campamento de los madianitas, pero la disparidad numérica de ambos ejércitos era pasmosa: el opresor del pueblo de Israel contaba con 135. 000 hombres. Gedeón estaba listo para enfrentarlos; sin embargo, Dios tenía otros planes y quería demostrarle a Israel cuán poderoso era el Eterno. Dios ordenó a Gedeón decirles a los israelitas que quienes tuvieran miedo de luchar en la batalla, podían devolverse a sus casas. Como consecuencia, 22. 000 hombres aprovecharon la oferta y solo 10. 000 tropas quedaron en sus puestos. Sin embargo, Dios quería que el grupo se redujera aún más. A continuación, Dios le dijo a Gedeón que llevara hasta la fuente (de Harod) a los soldados que se habían quedado a fin de que bebieran agua, y que apartara para la batalla a quienes la bebieran lamiéndola como perros y enviara al resto a sus hogares. Finalmente, con solo 300 hombres, Gedeón y su diminuto ejército rodearon a los madianitas. A la señal de Gedeón, todos tocaron sus trompetas, quebraron los cántaros que cubrían sus antorchas y gritaron: “Por la espada del Eterno y de Gedeón! ” ( Jueces 7:20. Y entonces ocurrió algo inverosímil. Aquellos 300 hombres, que blandían antorchas y trompetas en vez de espadas, rodearon el campamento madianita. En Jueces 7:22 leemos que “el Eterno puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamento”. De esta forma, incluso antes de que los israelitas pudieran tomar sus espadas, Dios sumió al campamento enemigo en un verdadero caos, derrotándolo  irremisiblemente. Los israelitas fueron liberados de su opresor mediante un milagro. Este relato ilustra una lección invaluable: Dios es quien nos da la victoria y es su espada la que nos libera. Tomemos nuestra espada En todo el mundo existen personajes históricos o de ficción cuyas identidades están directamente asociadas con el  arma que usan. Inglaterra tiene al rey Arturo y su espada Excalibur; el Medio Oriente, a Alí y su espada bifurcada, Zulfikar; España, al Cid y su larga espada, Tizona; Escocia, a William Wallace y su famosa espada escocesa; y Latinoamérica, al Zorro y su inseparable espada. La espada es el único elemento mencionado por Pablo que sirve para atacar. De hecho, si todo el resto de nuestra armadura se encuentra en perfectas condiciones, pero no tenemos espada, nos convertimos simplemente en un blanco móvil y muy bien protegido. Tal vez sea por ello que recordamos el nombre de la espada del rey Arturo, y no —por ejemplo— su calzado: porque aunque el resto de la armadura es vital, la espada es lo único que nos permite atacar y cumplir con nuestra misión. ¿Cómo se usaba la espada en el ejército romano? La espada romana, o gladius, llegó a ser conocida como “la espada que conquistó al mundo”. Adaptada de un diseño español, sus características en el combate cuerpo a cuerpo la convirtieron en un arma muy temida en la mano de un hábil soldado romano. Su hoja de doble filo causaba estragos entre los enemigos desprotegidos y su punta cónica podía atravesar incluso armaduras de metal. Un soldado romano de infantería que marchaba a la guerra iba armado de otras cosas además de su gladius. Llevaba consigo también una daga ( pugio) una lanza ( pilum) y dardos lastrados con plomo ( plumbata. Sin embargo, Pablo solo nombra la espada como parte del arsenal cristiano. ¿Qué es la Palabra de Dios? «Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino».  Salmos 119:105 La Palabra de Dios, la Santa Biblia, es como una fuente de luz: nos ilumina, revelando lo bueno y lo malo, la sabiduría y la ignorancia. Es una herramienta insuperable para que aprendamos a llevar la mejor vida posible, sin tropezar en la oscuridad. «Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad».  Juan 17:17 La Palabra de Dios es verdad pura y simple. Podemos tener plena confianza en el hecho de que su Palabra es precisa, verdadera y perfecta. Si la seguimos, nos guiará sin equivocaciones por las sendas que necesitamos recorrer. La falta del conocimiento de Dios puede llevarnos a la destrucción ( Oseas 4:6) pero si escuchamos y guardamos su Palabra, seremos bendecidos ( Lucas 11:28. No obstante, el conocimiento no debe ser solo para nosotros, sino que debemos estar listos para responder a quienes nos pregunten ( 1ra Pedro 3:15. ¿Por qué una espada? «Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón».  Hebreos 4:12 La potente espada del Todopoderoso es capaz de destruir todas y cada una de las defensas que puedan tener nuestros enemigos —hasta las coyunturas y los tuétanos— y cuando la blande un siervo de Dios, nada puede contra su filo y capacidad para penetrar hasta el fondo de un asunto y develar la verdad. Como soldados del ejército de Dios, tenemos la responsabilidad y el deber de usar su Palabra para discernir la verdad y luego ponerla en práctica. Cuando la Palabra de Dios nos muestra algo malo en nosotros, podemos usar esta arma espiritual para eliminar “quirúrgicamente” las acciones y los pensamientos nocivos ( 2do Corintios 10:4-5. A diferencia de las otras partes de la armadura de Dios —cuyo propósito es exclusivamente defensivo—, la espada está especialmente diseñada para cumplir una función ofensiva y defensiva a la vez. Una protección sólida es invaluable, pero la espada es lo único que nos permite completar la labor que se nos ha encomendado. Jesucristo usó la Biblia para contrarrestar los ataques de Satanás ( Mateo 4:4, 7, 10. Debemos también aprender a vivir según “toda palabra que sale de la boca de Dios” ( Mateo 4:4. Las espadas se usan en los combates cuerpo a cuerpo. ¿Podría esto simbolizar el tipo de batallas que debe librar un cristiano? «… confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios”.  Hechos de los Apóstoles 14:22 «Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna».  Santiago 1:2-4 Cuando los romanos atacaban a sus enemigos a distancia, se valían en parte de  jabalinas y dardos, pero como soldados cristianos, Dios no nos da esta opción. Si peleáramos nuestras batallas a distancia, nunca experimentaríamos una prueba verdadera. A primera vista esto no parece tan malo, pero si nos detenemos a pensar, nos daremos cuenta de que sin pruebas no hay crecimiento, y sin crecimiento no podremos entrar al Reino de Dios. Por lo tanto, aunque las pruebas sean difíciles, son esenciales en nuestra vida como cristianos. Después de todo, las promesas de Apocalipsis 2:7, 11, 17, 26 y 3:5, 12 y 21 son dadas “al que venciere”. Pablo nombra solamente un arma, porque es la única que necesitamos: no existe ningún enemigo que la Palabra y el Espíritu de Dios no puedan destruir. Por lo tanto, armados con nuestra espada, avancemos para luchar contra nuestros enemigos. La pelea es real e inmediata y está frente a nosotros. Nuestro futuro en el Reino de Dios está en juego y debemos batallar para aferrarnos al futuro que él nos ha prometido. ¿A qué promesas nos aferramos? «Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo».  Mateo 24:13 «¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? ».  Romanos 8:31 Peleamos sabiendo el final de la historia. Dos de las muchas y poderosas promesas que Dios nos ha hecho es que si permanecemos fieles a él y a su Palabra, perseveraremos hasta el final y seremos salvos. No hay dudas en esta afirmación; las promesas de Dios son tan ciertas como la que le hizo a Isaías: “Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré” ( Isaias 46:11. Tomemos nuestra espada, porque la batalla es nuestra.

Watch Stream The Roller Blade seven card stud. Watch stream the roller blade seven man. Watch stream the roller blade seven seas.

Watch Stream The Roller Blade seven card

Watch stream the roller blade sevens. Watch stream the roller blade seven free. La visión de Juan del Hijo del Hombre se describe en Apocalipsis 1:9-20. Juan mira una visión del resucitado, ascendido y glorificado Jesucristo, a quien describe como «uno semejante al Hijo del Hombre» (versículo 13. Jesús es retratado en esta visión como teniendo una túnica con un cinto de oro, cabello blanco, ojos como llama de fuego, pies como bronce y una voz como el estruendo de muchas aguas. Posee siete estrellas en su mano derecha y tiene una espada de doble filo que sale de su boca. Trasfondo [ editar] Juan, el autor del Apocalipsis, fue exiliado a la isla de Patmos. 1] posiblemente durante el reinado del emperador Domiciano. 2] Él escribe que él estaba en el día del Señor «en el Espíritu», y oyó una voz fuerte «como de trompeta» (1:10. Cuando se dio la vuelta, vio a la figura del Hijo del Hombre. En 1:18, la figura que Juan observa se identifica a sí misma como «el primero y el último», diciendo «estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos», una referencia a la resurrección de Jesús. Conexión con el resto del libro [ editar] Parte de la serie de Juan Literatura joánica Evangelio Epístolas ( Primera Segunda Tercera) Apocalipsis Autoría Apóstol Evangelista Patmos Presbítero El discípulo a quien Jesús amaba Comunidades Doce Apóstoles Iglesia primitiva Literatura relacionada Apócrifo Hechos Signos Otros temas El Espíritu Santo en la literatura joánica Visión de Juan del Hijo del Hombre Cristianismo joánico Logos Parte del lenguaje utilizado en Apocalipsis 1 también se usa en Apocalipsis 19 para describir el jinete sobre el caballo blanco. En ambos lugares tiene una espada que sale de la boca (1:16 y 19:15) y tiene «ojos como llama de fuego» (1:14 y 19:12. El Hijo del Hombre en este pasaje es retratado como caminando (2:1) entre los siete candeleros, que representan las siete iglesias (1:20. Los capítulos 2 y 3 reportar las cartas escritas a las siete iglesias por Juan como le fue revelado por el Hijo del Hombre. En 1:11 dice, «Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias», mientras que a través de las cartas él se identifica en términos de la visión, como «El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto» (2:12. Explicación e interpretación [ editar] William Hendriksen sugiere que la totalidad de la visión «es símbolo de Cristo, el Santo, que viene para depurar sus iglesias», y para «castigar a los que están persiguiendo a sus escogidos». 3] Elemento Significado sugerido Túnica y cinto de oro «Recordatorios de la vestimenta oficial del Sumo Sacerdote». 4] Cabello blanco Como el Anciano de Días en Daniel 7 [ 5] «La sabiduría y la dignidad de la edad». 5] Ojos como llama de fuego Ellos «leen cada corazón y penetran todos los rincones ocultos». 3] Pies como bronce Solidez y estabilidad [ 6] Pisoteando enemigos. 7] Voz como estruendo de muchas aguas «El poder imponente de una gran cascada». 6] Sosteniendo siete estrellas en su mano derecha Pléyades. 4] Autoridad política suprema. 4] «La mano derecha se puede interpretar como una fuente de poder y protección». 8] Imágenes astrológicas: «Las estrellas pueden considerarse como controlando el destino humano, pero Jesús controla las estrellas». 9] Espada aguda de dos filos que sale de su boca «Su Palabra que trabaja para salvar y para destruir». 4] Cara como el sol Como en la Transfiguración. 7] Significado de las siete estrellas [ editar] Reverso de un denario de Domiciano que representa a su hijo con siete estrellas. Un aspecto de la visión es la representación de Jesús sosteniendo siete estrellas en su mano derecha. Un motivo de este tipo también se encuentra en las monedas del emperador Domiciano. En algún momento entre los años 77 y 81 d. C., el hijo pequeño de Domiciano murió. 10] Posteriormente fue deificado y es retratado en las monedas de Domiciano, con siete estrellas. Ernest Janzen argumenta que el mundo donde se alza el niño representa el dominio mundial y el poder, mientras que las estrellas indican su naturaleza divina; que se representa como «el hijo de (un) dios» y «conquistador del mundo». 11] Austin Farrer, por otro lado, los lleva a ser los siete planetas clásicos, e interpreta la visión como la representación de señorío de Cristo en el tiempo. 12] Aunque no puede decirse que el hijo de Domiciano era representado como dominanado las estrellas, algunos estudiosos han trazado paralelos entre las evidencias numismáticas y bíblicas. Frederick Murphy señala que «la imagen en el Apocalipsis de Jesús con siete estrellas en su mano puede ser una alusión a esa moneda y una crítica implícita de la misma. No es la familia imperial romana la que tiene un significado cósmico, sino Jesús». 9] Gordon Franz sugiere que Juan incluso pudo haber tenido esta moneda frente a él cuando escribió las palabras del Apocalipsis 1. 13] Juan nos dice en Apocalipsis 1:20 que las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias. 14] Al comentar este versículo, C. I. Scofield dice: «La explicación natural de los mensajeros [los ángeles] es que eran hombres enviados por las siete iglesias para determinar el estado del anciano apóstol. pero ninguna figura porta los mensajes de Dios a una iglesia». 15] En el Nuevo Testamento, la palabra griega para los ángeles (aggelos) no solamente se utiliza para los ángeles celestiales, sino también se utiliza para los mensajeros humanos, como Juan el Bautista ( Mateo 11:10, Marcos 1:2, Lucas 7:27. Merrill Unger opina que los mensajeros humanos constituyen el significado de las estrellas. 16] Referencias [ editar] ↑ Charles Souvay, Patmos. in The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. ↑ Jack Finegan, The Archeology of the New Testament: The Mediterranean world of the early Christian Apostles (Westview Press, 1981) 43. ↑ a b William Hendriksen, More Than Conquerors: An Interpretation of the Book of Revelation (Tyndale Press, 1962) 56. ↑ a b c d David Chilton, The Days of Vengeance: An Exposition of the Book of Revelation (Dominion Press, 1987) 73-76. ↑ a b Leon Morris, The Revelation of St. John (Tyndale, 1969) 53. ↑ a b Robert H. Mounce, The Book of Revelation (Eerdmans, 1977) 79. ↑ a b John Gill, Exposition of the Entire Bible ↑ Simon J. Kistemaker, Exposition of the Book of Revelation (Baker, 2002) 97. ↑ a b Frederick James Murphy, Fallen is Babylon: the Revelation to John, Trinity Press International, 1998) 91. ↑ Brian W. Jones, The Emperor Domitian (Routledge, 1993) 36. ↑ Ernest P. Janzen, The Jesus of the Apocalypse Wears the Emperor's Clothes. SBL Seminar Papers 130 (1994) 645-47. ↑ Austin Farrer, Inspiration, Poetical and Divine" en Interpretation and Belief, 47. ↑ Gordon Franz. The King and I: The Apostle John and the Emperor Domitian Archivado el 7 de septiembre de 2015 en la Wayback Machine. Bible and Spade, Spring 1999. ↑ «El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias» ( Apocalipsis 1:20. ↑ Scofield, W. I., The Scofield Study Bible (New York: Oxford University Press, 1996. p. 1331. ↑ Unger, M., Unger's Bible Dictionary, Chicago: Moody Press, 1975. 52.

Watch stream the roller blade seven movie. Watch Stream The Roller Blade seven days. Watch stream the roller blade seven series. Watch stream the roller blade seventh day adventist. Watch Stream The Roller Blade seventy. Watch stream the roller blade seven online free. Watch Stream The Roller Blade seven seas. /Apocalipsis 13:10 - Bible Gateway Don't have an account? Creating an account allows you to access more features and content such as: Reading Plans Reading the Bible is rewarding, and these plans make it easy! Personalization Take notes, highlights, and favorites to share or document personal thoughts Syncing All your content will be saved and you can seamlessly switch devices. Log Out My Account My Library My Annotations Account Settings Si alguno es destinado a la cautividad, a la cautividad va; si alguno ha de morir a espada, a espada ha de morir. Aquí está la perseverancia y la fe de los santos. «A los que deban ir presos, se los llevarán presos; y a los que deban morir a filo de espada, a filo de espada los matarán. » Aquí se verá la fortaleza y la fe del pueblo santo. El que lleva en cautividad, va en cautividad; el que a espada matare, es necesario que a espada sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos. Si alguien es destinado a la cautividad, a la cautividad va; si alguien ha de morir a espada, a espada ha de morir. El que deba ir preso, caerá preso; el que deba morir a espada, morirá a filo de espada. Aquí se verá la paciencia y la fidelidad del pueblo santo. Todo el que esté destinado a la cárcel, a la cárcel será llevado. Todo el que esté destinado a morir a espada, morirá a filo de espada. Esto significa que el pueblo de Dios tiene que soportar la persecución con paciencia y permanecer fiel. El que deba ser llevado cautivo, a la cautividad irá. El que deba morir a espada, a filo de espada morirá. En esto consisten la perseverancia y la fidelidad de los santos! El que deba ser llevado cautivo, a la cautividad irá. En esto consisten la perseverancia y la fidelidad de los santos! «Quien deba estar preso, preso estará. Quien deba morir a espada, a espada morirá». Esto significa que el pueblo santo de Dios debe tener paciencia y fe. El que esté destinado a ser cautivo, en cautivo se convertirá. El que haya de morir a espada, a filo de espada morirá. Ha sonado la hora de poner a prueba la firmeza y la fe de los consagrados a Dios! El que esté destinado a ser cautivo, en cautivo se convertirá. Ha sonado la hora de poner a prueba la firmeza y la fe de los consagrados a Dios! Si alguien lleva en cautividad, es llevado en cautividad; si alguien mata a espada, tiene que ser muerto a espada. Aquí está la perseverancia y la fe de los santos! El que deba ir al cautiverio, al cautiverio irá; y el que deba morir por la espada, por la espada morirá. Aquí se verá la paciencia y la fe de los santos. Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. «Si alguno lleva en cautividad, a cautividad irá. Si alguno mata a espada, a espada será muerto. » Aquí está la perseverancia y la fe de los santos. El que lleva en cautividad, va en cautividad: el que á cuchillo matare, es necesario que á cuchillo sea muerto. «Quien deba ir a la cárcel, a la cárcel será llevado; y quien deba morir por la espada, a filo de espada morirá. » Esto significa que el pueblo de Dios debe aprender a soportar los sufrimientos, y a seguir confiando en Dios. La Biblia de las Américas (LBLA) Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation; Dios Habla Hoy (DHH) Dios habla hoy. Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996. Jubilee Bible 2000 (Spanish) JBS) 2000, 2001, 2010 by LIFE SENTENCE Publishing; Nueva Biblia de las Américas (NBLA) Nueva Biblia de las Américas NBLA Copyright 2005 por The Lockman Foundation; Nueva Biblia Viva (NBV) Nueva Biblia Viva, 2006, 2008 por Biblica, Inc. Usado con permiso de Biblica, Inc. Reservados todos los derechos en todo el mundo. Nueva Traducción Viviente (NTV) La Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, Tyndale House Foundation, 2010. Todos los derechos reservados. Nueva Versión Internacional (NVI) Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL NVI 1999, 2015 por Biblica, Inc. Inc. Used by permission. All rights reserved worldwide. Nueva Versión Internacional (Castilian) CST) Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL NVI (Castellano) 1999, 2005, 2017 por Biblica, Inc. Palabra de Dios para Todos (PDT) 2005, 2008, 2012 Centro Mundial de Traducción de La Biblia 2005, 2008, 2012 World Bible Translation Center; La Palabra (España) BLP) La Palabra, versión española) 2010 Texto y Edición, Sociedad Bíblica de España; La Palabra (Hispanoamérica) BLPH) La Palabra, versión hispanoamericana) 2010 Texto y Edición, Sociedad Bíblica de España; Reina Valera Actualizada (RVA-2015) Version Reina Valera Actualizada, Copyright 2015 by Editorial Mundo Hispano; Reina Valera Contemporánea (RVC) Copyright 2009, 2011 by Sociedades Bíblicas Unidas; Reina-Valera 1960 (RVR1960) Versión Reina-Valera 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado Sociedades Bíblicas Unidas, 1988. Reina Valera Revisada (RVR1977) Texto bíblico tomado de La Santa Biblia, Reina Valera Revisada RVR Copyright 2017 por HarperCollins Christian Publishing Usado con permiso. Reservados todos los derechos en todo el mundo. Reina-Valera 1995 (RVR1995) Copyright 1995 by United Bible Societies; Reina-Valera Antigua (RVA) by Public Domain; Spanish Blue Red and Gold Letter Edition (SRV-BRG) Spanish Blue Red and Gold Letter Edition (SRV-BRG) Blue Red and Gold Letter Edition Copyright 2012/2015 BRG Bible Ministries. Used by Permission. All rights reserved. BRG Bible is a Registered Trademark in U. S. Patent and Trademark Office #4145648; Traducción en lenguaje actual (TLA) Copyright 2000 by United Bible Societies.

1 1 Revelación de Jesucristo, que Dios le encargó mostrar a sus siervos acerca de lo que tiene que suceder pronto. La dio a conocer enviando su ángel a su siervo Juan, 2 el cual fue testigo de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo de todo cuanto vio. 3 Bienaventurado el que lee, y los que escuchan las palabras de esta profecía, y guardan lo que en ella está escrito, porque el tiempo está cerca. 4 Juan a las siete iglesias de Asia: Gracia y paz a vosotros, de parte del que es, el que era y ha de venir. de parte de los siete Espíritus que están ante su Trono; 5 y de parte de Jesucristo. el testigo fiel. el primogénito de entre los muertos. el príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos ama. y nos ha librado de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos ha hecho reino y sacerdotes para Dios, su Padre. A él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén. 7 Mirad: viene entre las nubes. Todo ojo lo verá, también los que lo traspasaron. Por él se lamentarán todos los pueblos de la tierra. Sí, amén. 8 Dice el Señor Dios: «Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y ha de venir, el todopoderoso». 9 Yo, Juan, vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús, estaba desterrado en la isla llamada Patmos a causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. 10 El día del Señor fui arrebatado en espíritu y escuché detrás de mí una voz potente como de trompeta 11 que decía: «Lo que estás viendo, escríbelo en un libro y envíalo a las siete iglesias, a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea». 12 Me volví para ver la voz que hablaba conmigo, y, vuelto, vi siete candelabros de oro, 13 y en medio de los candelabros como un Hijo de hombre, vestido de una túnica talar, y ceñido el pecho con un cinturón de oro. 14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve, y sus ojos como llama de fuego. 15 Sus pies eran semejantes al bronce bruñido incandescente en el crisol; y su voz como rumor de muchas aguas. 16 Tenía en su mano derecha siete estrellas; y de su boca salía una espada aguda de doble filo; su rostro era como el sol cuando brilla en su apogeo. 17 Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. Pero él puso su mano derecha sobre mí, diciéndome: «No temas; yo soy el Primero y el Último, 18 el Viviente; estuve muerto, pero ya ves: vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del abismo. 19 Escribe, pues, lo que estás viendo: lo que es y lo que ha de suceder después de esto. 20 En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi derecha, y los siete candelabros de oro, las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candelabros que has visto son las siete iglesias». 2 1 Escribe al ángel de la Iglesia en Éfeso: Esto dice el que tiene las siete estrellas en su derecha, el que camina en medio de los siete candelabros de oro. 2 Conozco tus obras, tu fatiga, tu perseverancia, que no puedes soportar a los malvados, y que has puesto a prueba a los que se llaman apóstoles, pero no lo son, y has descubierto que son mentirosos. 3 Tienes perseverancia y has sufrido por mi nombre y no has desfallecido. 4 Pero tengo contra ti que has abandonado tu amor primero. 5 Acuérdate, pues, de dónde has caído, conviértete y haz las obras primeras. Si no, vendré a ti y removeré tu candelabro, si no te conviertes. 6 Con todo, tienes esto a favor: que aborreces las obras de los nicolaítas, que yo también aborrezco. 7 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios. 8 Escribe al ángel de la Iglesia en Esmirna: Esto dice el Primero y el Último, el que estuvo muerto y ha vuelto a la vida. 9 Conozco tu tribulación y tu pobreza —aunque eres rico— y las calumnias de los que se llaman judíos pero que no son sino sinagoga de Satanás. 10 No tengas miedo de lo que vas a padecer. Mira, el Diablo va a meter a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis tentados durante diez días. Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida. 11 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda. 12 Escribe al ángel de la Iglesia en Pérgamo: Esto dice el que tiene la espada aguda de doble filo. 13 Sé que habitas donde está el trono de Satanás; pero mantienes mi nombre y no has renegado de mi fe ni siquiera en los días de Antipas, mi testigo fiel, a quien han dado muerte entre vosotros, ahí donde Satanás habita. 14 Pero tengo algo contra ti: tienes ahí a los que profesan la enseñanza de Balaán, el que enseñó a Balac a poner tropiezos a los hijos de Israel, a comer de lo sacrificado a los ídolos y a fornicar. 15 De la misma manera también tú tienes a los que profesan igualmente la doctrina de los nicolaítas. 16 Conviértete, pues; si no, vendré pronto a ti y combatiré contra ellos con la espada de mi boca. 17 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré el maná escondido, y una piedrecita blanca, y escrito en ella un nombre nuevo, que nadie conoce sino aquel que lo recibe. 18 Escribe al ángel de la Iglesia en Tiatira: Esto dice el Hijo de Dios, el que tiene sus ojos como llama de fuego y sus pies como bronce bruñido. 19 Conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio, tu perseverancia, que tus obras últimas son mejores que las primeras. 20 Pero tengo contra ti que permites a esa mujer Jezabel, que se llama profetisa, enseñar y engañar a mis siervos a fornicar y comer de lo sacrificado a los ídolos. 21 Yo le he dado un tiempo para que se convierta, pero no quiere convertirse de su fornicación. 22 Mira, voy a postrarla en cama, y a los que adulteren con ella los someteré a una gran tribulación, si no se convierten de sus obras; 23 y a sus hijos los heriré de muerte; y todas las iglesias conocerán que yo soy el que sondea entrañas y corazones, y os daré a cada uno según vuestras obras. 24 Pero a vosotros, los demás de Tiatira, a cuantos no profesáis esta doctrina, los que no habéis conocido las profundidades de Satanás, como ellos las llaman, os digo: no os impongo otra carga. 25 Solo que mantengáis lo que tenéis hasta que yo vuelva. 26 Al vencedor, que cumpla mis obras hasta el final, le daré autoridad sobre las naciones 27 y las pastoreará con cetro de hierro y se quebrarán como vasos de loza, 28 como yo he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. 29 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. 3 1 Escribe al ángel de la Iglesia en Sardes: Esto dice el que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas. Conozco tus obras, tienes nombre como de quien vive, pero estás muerto. 2 Sé vigilante y reanima lo que te queda y que estaba a punto de morir, pues no he encontrado tus obras perfectas delante de mi Dios. 3 Acuérdate de cómo has recibido y escuchado mi palabra, y guárdala y conviértete. Si no vigilas, vendré como ladrón y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 4 Pero tienes en Sardes unas cuantas personas que no han manchado sus vestiduras, y pasearán conmigo en blancas vestiduras, porque son dignos. 5 El vencedor será vestido de blancas vestiduras, no borraré su nombre del libro de la vida y confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles. 6 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. 7 Escribe al ángel de la Iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo y el Verdadero, el que tiene la llave de David, de forma que si él abre, nadie cierra, y si él cierra, nadie abre. 8 Conozco tus obras; mira, he dejado delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar, porque, aun teniendo poca fuerza, has guardado mi palabra y no has renegado de mi nombre. 9 Mira, voy a entregarte algunos de la sinagoga de Satanás, los que se llaman judíos y no lo son, sino que mienten. Mira, los haré venir y postrarse ante tus pies para que sepan que yo te he amado. 10 Porque has guardado mi consigna de perseverancia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que va a venir sobre todo el mundo, para tentar a los habitantes de la tierra. 11 Mira, vengo pronto. Mantén lo que tienes, para que nadie se lleve tu corona. 12 Al vencedor le haré columna en el templo de mi Dios y nunca más saldrá fuera; escribiré sobre él el nombre de mi Dios, el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la que desciende del cielo de junto a mi Dios, y mi nombre nuevo. 13 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. 14 Escribe al ángel de la Iglesia en Laodicea: Esto dice el Amén, el testigo fiel y veraz, el principio de la creación de Dios. 15 Conozco tus obras: no eres ni frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente! 16 Pero porque eres tibio, ni frío ni caliente, estoy a punto de vomitarte de mi boca. 17 Porque dices: «Yo soy rico, me he enriquecido, y no tengo necesidad de nada»; y no sabes que tú eres desgraciado, digno de lástima, pobre, ciego y desnudo. 18 Te aconsejo que me compres oro acrisolado al fuego para que te enriquezcas; y vestiduras blancas para que te vistas y no aparezca la vergüenza de tu desnudez; y colirio para untarte los ojos a fin de que veas. 19 Yo, a cuantos amo, reprendo y corrijo; ten, pues, celo y conviértete. 20 Mira, estoy de pie a la puerta y llamo. Si alguien escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. 21 Al vencedor le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono. 22 El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. 4 1 Después de esto, miré y vi una puerta abierta en el cielo; y aquella primera voz, como de trompeta, que oí hablando conmigo, decía: «Sube aquí y te mostraré lo que tiene que suceder después de esto». 2 Enseguida fui arrebatado en espíritu. Vi un trono puesto en el cielo, y sobre el trono uno sentado. 3 El que estaba sentado en el trono era de aspecto semejante a una piedra de diamante y cornalina, y había un arco iris alrededor del trono de aspecto semejante a una esmeralda. 4 Y alrededor del trono había otros veinticuatro tronos, y sobre los tronos veinticuatro ancianos sentados, vestidos con vestiduras blancas y con coronas de oro sobre sus cabezas. 5 Y del trono salen relámpagos, voces y truenos; y siete lámparas de fuego están ardiendo delante del trono, que son los siete espíritus de Dios, 6 y delante del trono como un mar transparente, semejante al cristal. Y en medio del trono y a su alrededor, había cuatro vivientes, llenos de ojos por delante y por detrás. 7 El primer viviente era semejante a un león, el segundo a un toro, el tercero tenía cara como de hombre, y el cuarto viviente era semejante a un águila en vuelo. 8 Los cuatro vivientes, cada uno con seis alas, estaban llenos de ojos por fuera y por dentro. Día y noche cantan sin pausa: «Santo, Santo, Santo es el Señor Dios, el todopoderoso; el que era y es y ha de venir». 9 Cada vez que los vivientes dan gloria y honor y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postran ante el que está sentado en el trono, adoran al que vive por los siglos de los siglos y arrojan sus coronas ante el trono diciendo: 11 «Eres digno, Señor, Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; porque por tu voluntad lo que no existía fue creado». 5 1 Vi en la mano derecha del que está sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, y sellado con siete sellos. 2 Y vi a un ángel poderoso, que pregonaba en alta voz: «¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? ». 3 Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirarlo. 4 Yo lloraba mucho, porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el libro y de mirarlo. 5 Pero uno de los ancianos me dijo: «Deja de llorar; pues ha vencido el león de la tribu de Judá, el retoño de David, y es capaz de abrir el libro y sus siete sellos». 6 Y vi en medio del trono y de los cuatro vivientes, y en medio de los ancianos, a un Cordero de pie, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios enviados a toda la tierra. 7 Se acercó para recibir el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono. 8 Cuando recibió el libro, los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el Cordero; tenían cítaras y copas de oro llenas de perfume, que son las oraciones de los santos. 9 Y cantan un cántico nuevo: «Eres digno de recibir el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado, y con tu sangre has adquirido para Dios hombres de toda tribu, lengua, pueblo y nación; 10 y has hecho de ellos para nuestro Dios un reino de sacerdotes, y reinarán sobre la tierra». 11 Miré, y escuché la voz de muchos ángeles alrededor del trono, de los vivientes y de los ancianos, y eran miles de miles, miríadas de miríadas, 12 y decían con voz potente: «Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza». 13 Y escuché a todas las criaturas que hay en el cielo, en la tierra, bajo la tierra, en el mar —todo cuanto hay en ellos—, que decían: «Al que está sentado en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos». 14 Y los cuatro vivientes respondían: «Amén». Y los ancianos se postraron y adoraron. 6 1 Y cuando el Cordero abrió el primero de los siete sellos, miré y oí a uno de los vivientes que decía con voz de trueno: «Ven». 2 Y vi un caballo blanco; el jinete tenía un arco, se le dio una corona y salió como vencedor y para vencer otra vez. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo viviente que decía: «Ven». 4 Salió otro caballo, rojo, y al jinete se le dio poder para quitar la paz de la tierra y hacer que los hombres se degüellen unos a otros; se le dio también una gran espada. 5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer viviente que decía: «Ven». Y vi un caballo negro; el jinete tenía en la mano una balanza. 6 Y oí como una voz en medio de los cuatro vivientes que decía: «Una medida de trigo, un denario; tres medidas de cebada, un denario; al aceite y al vino no los dañes». 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto viviente que decía: «Ven». 8 Y vi un caballo amarillento; el jinete se llamaba Muerte, y el Abismo lo seguía. Se les dio potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, hambre, epidemias y con las fieras salvajes. 9 Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los degollados por causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantenían. 10 Y gritaban con voz potente: «¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin vengar nuestra sangre de los habitantes de la tierra? ». 11 A cada uno de ellos se le dio una túnica blanca, y se les dijo que tuvieran paciencia todavía un poco, hasta que se completase el número de sus compañeros y hermanos que iban a ser martirizados igual que ellos. 12 Vi cuando abrió el sexto sello: se produjo un gran terremoto, el sol se puso negro como un sayal de pelo, la luna entera se tiñó de sangre, 13 y las estrellas del cielo cayeron a la tierra como caen los higos de una higuera cuando la sacude un huracán. 14 Desapareció el cielo como un libro que se enrolla, y montes e islas se desplazaron de su lugar. 15 Los reyes de la tierra, los magnates, los generales, los ricos, los poderosos y todos, esclavos y libres, se escondieron en las cuevas y entre las rocas. 16 Y decían a los montes y a las rocas: «Caed sobre nosotros y ocultadnos de la vista del que está sentado en el trono y de la ira del Cordero, 17 porque ha llegado el gran Día de su ira, y ¿quién podrá mantenerse en pie? ». 7 1 Después de esto vi cuatro ángeles de pie sobre los cuatro ángulos de la tierra que sujetaban a los cuatro vientos de la tierra para que ningún viento soplase sobre la tierra ni sobre el mar ni sobre ningún árbol. 2 Vi después a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, 3 diciéndoles: «No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que sellemos en la frente a los siervos de nuestro Dios». 4 Oí también el número de los sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel. 5 De la tribu de Judá, doce mil sellados; de la tribu de Rubén, doce mil; de la tribu de Gad, doce mil; 6 de la tribu de Aser, doce mil; de la tribu de Neftalí, doce mil; de la tribu de Manasés, doce mil; 7 de la tribu de Simeón, doce mil; de la tribu de Leví, doce mil; de la tribu de Isacar, doce mil; 8 de la tribu de Zabulón, doce mil; de la tribu de José, doce mil; de la tribu de Benjamín, doce mil sellados. 9 Después de esto vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. 10 Y gritan con voz potente: «La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero! ». 11 Y todos los ángeles que estaban de pie alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y adoraron a Dios, 12 diciendo: «Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén». 13 Y uno de los ancianos me dijo: «Estos que están vestidos con vestiduras blancas, ¿quiénes son y de dónde han venido? ». 14 Yo le respondí: «Señor mío, tú lo sabrás». Él me respondió: «Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero. 15 Por eso están ante el trono de Dios, dándole culto día y noche en su templo. El que se sienta en el trono acampará entre ellos. 16 Ya no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el sol ni el bochorno. 17 Porque el Cordero que está delante del trono los apacentará y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos». 8 1 Y cuando abrió el séptimo sello se hizo en el cielo silencio como de media hora. 2 Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios; y les dieron siete trompetas. 3 Y vino otro ángel y se puso de pie junto al altar con un incensario de oro, y le fueron dados muchos perfumes, para que los añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que está delante del trono. 4 Y subió el humo de los perfumes con las oraciones de los santos de mano del ángel a la presencia de Dios. 5 El ángel tomó el incensario, lo llenó del fuego del altar y lo arrojó a la tierra: hubo truenos, voces, relámpagos y un terremoto. 6 Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se prepararon para tocar. 7 Y el primero tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados a la tierra. Una tercera parte de la tierra se abrasó, una tercera parte de los árboles se abrasó y toda la hierba verde se abrasó. 8 Y el segundo ángel tocó la trompeta; algo así como una montaña enorme, ardiendo en fuego, fue arrojada al mar: y la tercera parte del mar se convirtió en sangre, 9 la tercera parte de los seres que viven en el mar murió y la tercera parte de las naves fue destruida. 10 Y el tercer ángel tocó la trompeta; y cayó del cielo una estrella gigantesca, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales de las aguas. 11 El nombre de la estrella es Ajenjo: la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y mucha gente murió por las aguas, porque se habían vuelto amargas. 12 Y el cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida una tercera parte del sol, una tercera parte de la luna y una tercera parte de las estrellas, de modo que se oscureció la tercera parte de ellos y el día perdió una tercera parte de su luz, y lo mismo la noche. 13 Miré: y oí un águila que volaba por mitad del cielo, y decía con gran voz: «Ay, ay, ay de los habitantes de la tierra por los toques de trompeta que faltan, por los tres ángeles que están a punto de tocar! ». 9 1 El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella caída del cielo a la tierra. Y le fue dada la llave del pozo del abismo, 2 y abrió el pozo del abismo; y subió humo del pozo como el humo de un gran horno, y se oscurecieron el sol y el aire por el humo del pozo. 3 Del humo salieron langostas hacia la tierra, y les fue dado poder como el poder que tienen los escorpiones de la tierra. 4 Se les dijo que no hicieran daño a la hierba ni a nada verde ni a ningún árbol, sino solo a las personas que no llevan el sello de Dios en la frente. 5 Y les fue dado poder no para matarlos, sino para atormentarlos durante cinco meses. Y su tormento es como el tormento del escorpión cuando pica a un hombre. 6 Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte y no la encontrarán; desearán morir, y la muerte huirá de ellos. 7 Y el aspecto de las langostas era como de caballos preparados para la guerra; llevan en la cabeza una especie de coronas que parecen de oro, y sus rostros eran como rostros humanos. 8 Y tenían cabellos como cabellos de mujer, y sus dientes eran como de león. 9 Y tenían corazas como corazas de hierro, y el ruido de sus alas era como el ruido de carros con muchos caballos que corren al combate. 10 Tienen colas como de escorpiones, y aguijones, y en sus colas reside su poder para dañar a los hombres durante cinco meses. 11 Tienen como rey sobre ellos al ángel del abismo; en hebreo su nombre es Abaddón y en griego Apolíon. 12 El primer ay! ha pasado; mira que vienen todavía dos después de esto. 13 El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz que salía de los cuatro ángulos del altar de oro que está delante de Dios. 14 Y le decía al sexto ángel, al que tenía la trompeta: «Suelta a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río, el Éufrates». 15 Quedaron sueltos los cuatro ángeles que estaban preparados para aquella hora y día y mes y año, para matar a la tercera parte de los hombres. 16 Y el número de las tropas de caballería era doscientos millones; yo oí su número. 17 En la visión vi así a los caballos y a sus jinetes: tenían corazas de fuego, jacinto y azufre; las cabezas de los caballos eran como cabezas de león, y de sus bocas sale fuego, humo y azufre. 18 Por estas tres plagas que salían de su boca, fuego, humo y azufre, murió la tercera parte de los hombres. 19 Pues el poder de los caballos está en su boca y también en sus colas, ya que sus colas parecen serpientes con cabezas, y con ellas hacen el daño. 20 El resto de los hombres, los que no murieron por estas plagas, tampoco se arrepintieron de las obras de sus manos, no dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro y plata, bronce, piedra y madera, que no ven ni oyen ni andan. 21 No se arrepintieron tampoco de sus homicidios ni de sus hechicerías ni de su fornicación ni de sus robos. 10 1 Y vi otro ángel poderoso que descendía del cielo envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; su rostro era como el sol y sus piernas como columnas de fuego. 2 Tenía en la mano un librito abierto. Puso el pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra; 3 y gritó con voz potente como ruge el león. Y cuando gritó, los siete truenos hablaron con sus voces. 4 Y cuando hablaron los siete truenos, iba yo a escribir, pero oí una voz del cielo que decía: «Sella lo que han dicho los siete truenos, y no lo escribas». 5 El ángel que había visto de pie sobre el mar y sobre la tierra levantó la mano derecha al cielo 6 y juró por el que vive por los siglos de los siglos, el que creó el cielo y cuanto contiene, la tierra y cuanto contiene, el mar y cuanto contiene: «Se ha terminado el tiempo; 7 cuando el séptimo ángel empuñe su trompeta y dé su toque, entonces, en esos días, se habrá cumplido el misterio de Dios, según la buena nueva que había anunciado a sus siervos los profetas». 8 Y la voz del cielo que había escuchado se puso a hablarme de nuevo diciendo: «Ve a tomar el librito abierto de la mano del ángel que está de pie sobre el mar y la tierra». 9 Me acerqué al ángel y le pedí que me diera el librito. Él me dice: «Toma y devóralo; te amargará en el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel». 10 Tomé el librito de mano del ángel y lo devoré; en mi boca sabía dulce como la miel, pero, cuando lo comí, mi vientre se llenó de amargor. 11 Y me dicen: «Es preciso que profetices de nuevo sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reinos». 11 1 Y se me dio una caña en forma de vara, diciendo: Levántate y mide el santuario de Dios y el altar, y a los que están adorando en él. 2 Pero el atrio exterior del santuario déjalo fuera y no lo midas, porque ha sido dado a los gentiles, y pisotearán la ciudad santa durante cuarenta y dos meses. 3 Y haré que mis dos testigos profeticen durante mil doscientos sesenta días, vestidos de sayal. 4 Estos son los dos olivos y los dos candelabros que están ante el Señor de la tierra. 5 Y si alguien quiere hacerles daño, sale un fuego de su boca y devora a sus enemigos; y si alguien quisiera hacerles daño, es necesario que muera de esa manera. 6 Estos tienen el poder de cerrar el cielo, para que no caiga lluvia durante los días de su profecía, y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre y para herir la tierra con toda clase de plagas siempre que quieran. 7 Y cuando hayan terminado su testimonio, la bestia que sube del abismo les hará la guerra y los vencerá y los matará. 8 Y sus cadáveres yacerán en la plaza de la gran ciudad, que se llama espiritualmente Sodoma y Egipto, donde también su Señor fue crucificado. 9 Y gentes de los pueblos, tribus, lenguas y naciones contemplan sus cadáveres durante tres días y medio y no permiten que sus cadáveres sean puestos en un sepulcro. 10 Y los habitantes de la tierra se alegran por ellos y se regocijan y se enviarán regalos unos a otros, porque los dos profetas fueron un tormento para los habitantes de la tierra. 11 Y después de tres días y medio, un espíritu de vida procedente de Dios entró en ellos, y se pusieron de pie, y un gran temor cayó sobre quienes los contemplaban. 12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: «Subid aquí». Y subieron al cielo en una nube, y sus enemigos se quedaron mirándolos. 13 Y en aquel momento sobrevino un gran terremoto y la décima parte de la ciudad se derrumbó y siete mil personas murieron por el terremoto y los supervivientes quedaron aterrorizados y dieron gloria al Dios del cielo. 14 El segundo ay ha pasado; mira que el tercero va a llegar pronto. 15 Y el séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo: «El reino del mundo ha pasado a nuestro Señor y a su Cristo, y reinará por los siglos de los siglos! ». 16 Y los veinticuatro ancianos que están sentados delante de Dios cayeron rostro a tierra y adoraron a Dios, 17 diciendo: «Gracias te damos, Señor Dios omnipotente, el que eres y el que eras, porque has asumido tu gran poder para establecer tu reinado. 18 Se encolerizaron las gentes, llegó tu cólera, y el tiempo de que sean juzgados los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, y a los santos y a los que temen tu nombre, y a los pequeños y a los grandes, y de arruinar a los que arruinaron la tierra». 19 Se abrió en el cielo el santuario de Dios, y apareció en su santuario el arca de su alianza, y hubo relámpagos y voces y truenos y una fuerte granizada. 12 1 Un gran signo apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; 2 y está encinta, y grita con dolores de parto y con el tormento de dar a luz. 3 Y apareció otro signo en el cielo: un gran dragón rojo que tiene siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas, 4 y su cola arrastra la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se puso en pie ante la mujer que iba a dar a luz, para devorar a su hijo cuando lo diera a luz. 5 Y dio a luz un hijo varón, el que ha de pastorear a todas las naciones con vara de hierro, y fue arrebatado su hijo junto a Dios y junto a su trono; 6 y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser alimentada mil doscientos sesenta días. 7 Y hubo un combate en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón, y el dragón combatió, él y sus ángeles. 8 Y no prevaleció y no quedó lugar para ellos en el cielo. 9 Y fue precipitado el gran dragón, la serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el que engaña al mundo entero; fue precipitado a la tierra y sus ángeles fueron precipitados con él. 10 Y oí una gran voz en el cielo que decía: «Ahora se ha establecido la salvación y el poder y el reinado de nuestro Dios, y la potestad de su Cristo; porque fue precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba ante nuestro Dios día y noche. 11 Ellos lo vencieron en virtud de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio que habían dado, y no amaron tanto su vida que temieran la muerte. 12 Por eso, estad alegres, cielos, y los que habitáis en ellos». Ay de la tierra y del mar! porque el Diablo ha bajado a vosotros, rebosando furor, sabiendo que le queda ya poco tiempo. 13 Y cuando vio el dragón que había sido precipitado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14 Y le fueron dadas a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volara al desierto, a su lugar, donde es alimentada un tiempo, y dos tiempos y medio tiempo, lejos de la presencia de la serpiente. 15 Y vomitó la serpiente de su boca, detrás de la mujer, agua como un río para hacer que el río la arrastrara. 16 Y la tierra ayudó a la mujer, y abrió la tierra su boca y se tragó el río que había arrojado el dragón de su boca. 17 Y se llenó de ira el dragón contra la mujer, y se fue a hacer la guerra al resto de su descendencia, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús. 18 El dragón se detuvo en la arena del mar. 13 1 Vi una bestia que salía del mar; tenía diez cuernos y siete cabezas, llevaba en los cuernos diez diademas y en las cabezas un nombre blasfemo. 2 La bestia que vi era semejante a una pantera con patas de oso y fauces de león. El dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad. 3 Y vi que una de sus cabezas estaba como herida de muerte, pero su herida mortal se había curado. Todo el mundo, admirado, seguía a la bestia; 4 y adoraron al dragón por haber dado su autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: «¿Quién como la bestia? ¿quién puede combatir con ella? ». 5 Y se le dio una boca grandilocuente y blasfema y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. 6 Abrió su boca para blasfemar contra Dios, para blasfemar contra su nombre y contra su morada y contra los que habitan en el cielo. 7 Y se le dio combatir contra los santos y vencerlos, y se le dio autoridad sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. 8 Lo adorarán todos los habitantes de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero degollado, desde la creación del mundo. 9 Quien tenga oídos, que oiga: 10 El que está destinado al cautiverio, al cautiverio va. El que mata a espada, a espada tiene que morir. Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos! 11 Vi otra bestia que salía de la tierra; tenía dos cuernos de cordero, pero hablaba como un dragón, 12 y ejerce toda la autoridad de la primera bestia, en su presencia; y hace que la tierra y todos sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya llaga mortal había sido curada. 13 Y realiza grandes signos, incluso hace bajar fuego del cielo a la tierra, en presencia de los hombres. 14 Y engaña a los habitantes de la tierra mediante los signos que se le concedió realizar en presencia de la bestia, diciendo a los habitantes de la tierra que hiciesen una imagen de la bestia que tenía la herida de espada, pero que ha sobrevivido. 15 Se le concedió infundir espíritu a la imagen de la bestia, de modo que la imagen de la bestia pudiera hablar e hiciera morir a cuantos no adorasen la imagen de la bestia. 16 Y hace que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente, 17 de modo que nadie pueda comprar ni vender si no tiene la marca o el nombre de la bestia. 18 Aquí se requiere sabiduría. El que tenga inteligencia, cuente la cifra de la bestia, pues es cifra humana. Y su cifra es seiscientos sesenta y seis. 14 1 Miré y he aquí que el Cordero estaba de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que llevaban grabados en la frente su nombre y el nombre de su Padre. 2 Oí también como una voz del cielo, como voz de muchas aguas y como voz de un trueno poderoso; y la voz que escuché era como de citaristas que tañían sus cítaras. 3 Y cantan un cántico nuevo delante del trono, delante de los cuatro vivientes y los ancianos. Y nadie podía aprender el cántico sino los ciento cuarenta y cuatro mil, los rescatados de la tierra. 4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres, porque son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que vaya. Estos fueron rescatados como primicias de los hombres para Dios y el Cordero. 5 En su boca no se halló mentira: son intachables. 6 Vi otro ángel que volaba por mitad del cielo; llevaba un evangelio eterno para anunciarlo a los habitantes de la tierra, a toda nación, raza, lengua y pueblo. 7 Decía con voz poderosa: «Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio; adorad al que hizo el cielo, la tierra, el mar y los manantiales de las aguas». 8 Y otro ángel, el segundo, le seguía diciendo: «Cayó, cayó la gran Babilonia, la que ha embriagado a todas las naciones con el vino del furor de su fornicación». 9 Y otro ángel, el tercero, les seguía diciendo con gran voz: «El que adore a la bestia y a su imagen y reciba su marca en la frente o en la mano, 10 ese beberá del vino del furor de Dios, escanciado sin mezcla en la copa de su ira, y será atormentado con fuego y azufre en presencia de los santos ángeles y del Cordero. 11 El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos, y no tienen descanso ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen y reciben la marca de su nombre». 12 Aquí se requiere la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús! 13 Oí una voz del cielo, que decía: «Escribe: Bienaventurados los muertos, los que mueren en el Señor! Sí —dice el Espíritu—, que descansen de sus fatigas, porque sus obras los acompañan». 14 Miré, y apareció una nube blanca; y sentado sobre la nube alguien como un Hijo de hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro y en su mano una hoz afilada. 15 Salió otro ángel del santuario clamando con gran voz al que estaba sentado sobre la nube: «Mete tu hoz y siega; ha llegado la hora de la siega, pues ya está seca la mies de la tierra». 16 El que estaba sentado encima de la nube metió su hoz sobre la tierra y la tierra quedó segada. 17 Otro ángel salió del santuario del cielo, llevando él también una hoz afilada. 18 Y del altar salió otro ángel, el que tiene poder sobre el fuego, y gritó con gran voz al que tenía la hoz afilada, diciendo: «Mete tu hoz afilada y vendimia los racimos de la viña de la tierra, porque los racimos están maduros». 19 El ángel metió su hoz en la tierra y vendimió la viña de la tierra y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. 20 Pisotearon el lagar fuera de la ciudad, y salió tanta sangre del lagar, que subió hasta los frenos de los caballos en un radio de mil seiscientos estadios. 15 1 Vi en el cielo otro signo, grande y maravilloso: Siete ángeles que llevaban siete plagas, las últimas, pues con ellas se consuma la ira de Dios. 2 Vi una especie de mar de vidrio mezclado con fuego; los vencedores de la bestia, de su imagen y del número de su nombre estaban de pie sobre el mar cristalino; tenían en la mano las cítaras de Dios. 3 Y cantan el cántico de Moisés, el siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: «Grandes y admirables son tus obras, Señor, Dios omnipotente; justos y verdaderos tus caminos, rey de los pueblos. 4 ¿Quién no temerá y no dará gloria a tu nombre? Porque vendrán todas las naciones y se postrarán ante ti, porque tú solo eres santo y tus justas sentencias han quedado manifiestas». 5 Después de esto miré y se abrió el santuario de la Tienda del Testimonio, 6 y salieron del santuario los siete ángeles que llevaban las siete plagas, vestidos de lino puro resplandeciente y ceñidos alrededor del pecho con cinturones de oro. 7 Uno de los cuatro vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. 8 Y el santuario se llenó de humo procedente de la gloria de Dios y de su poder; y nadie podía entrar en el santuario hasta que se consumaran las siete plagas de los siete ángeles. 16 1 Y oí una voz potente que salía del santuario y decía a los siete ángeles: «Id a derramar en la tierra las siete copas de la ira de Dios». 2 Salió el primero y derramó su copa en la tierra, y una úlcera maligna y dolorosa apareció en las personas que llevaban la marca de la fiera y adoraban su imagen. 3 El segundo derramó su copa en el mar, y el mar se convirtió en sangre como de muerto; y todo ser vivo que había en el mar murió. 4 El tercero derramó su copa en los ríos y manantiales, y se convirtieron en sangre. 5 Oí al ángel de las aguas que decía: «Justo eres, el que es y el que eras, el Santo, porque has realizado estos juicios: 6 a los que derramaron sangre de los santos y profetas, tú les has dado a beber sangre. Se lo merecen». 7 Y oí que el altar decía: «Sí, Señor, Dios, el todopoderoso, tus juicios son verdaderos y rectos». 8 El cuarto derramó su copa en el sol y se le permitió abrasar a las personas con su fuego; 9 y las personas fueron abrasadas por el enorme calor; y blasfemaron contra el nombre de Dios que tenía el poder sobre estas plagas, pero no se convirtieron dando gloria a Dios. 10 El quinto derramó su copa sobre el trono de la fiera, y su reino quedó en tinieblas; y se mordían la lengua de dolor 11 y maldecían al Dios del cielo por sus dolores y sus úlceras, pero no se arrepintieron de sus obras. 12 El sexto derramó su copa sobre el gran río, el Éufrates, y se secó su agua, de forma que quedó preparado el camino de los reyes que vienen del Oriente. 13 Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta tres espíritus inmundos en forma de ranas. 14 Son los espíritus demoníacos que hacen signos y se dirigen a los reyes de la tierra entera con el fin de congregarlos para la batalla del gran Día de Dios todopoderoso. 15 «Mira, vengo como un ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus vestidos, para que no tenga que pasear desnudo y vean sus vergüenzas». 16 Y los congregó en un lugar llamado en hebreo Harmaguedón. 17 El séptimo derramó su copa en el aire, y del santuario y del trono salió una voz potente que decía: «Ya está hecho». 18 Hubo relámpagos, voces y truenos, y hubo un terremoto tan violento como no lo ha habido desde que hay hombres en la tierra. 19 La gran ciudad se partió en tres y las capitales de las naciones se derrumbaron. Dios se acordó de la gran Babilonia y le hizo beber la copa de vino del furor de su ira. 20 Todas las islas huyeron, los montes desaparecieron. 21 Un gran pedrisco con piedras como de un talento de peso cayó del cielo sobre las personas, y las personas maldijeron a Dios por la plaga del pedrisco, porque era una plaga terrible. 17 1 Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciendo: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la gran prostituta, la que está sentada sobre muchas aguas, 2 con la que han fornicado los reyes de la tierra, la que ha emborrachado a los habitantes de la tierra con el vino de su prostitución». 3 Y fui arrebatado en espíritu a un desierto. Vi allí una mujer sentada sobre una bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos, que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 La mujer iba vestida de púrpura y escarlata y enjoyada con oro, piedras preciosas y perlas. Tenía en su mano una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación; 5 en la frente llevaba escrito un nombre misterioso: «La gran Babilonia, madre de las prostitutas y de las abominaciones de la tierra». 6 Y vi a la mujer borracha de la sangre de los santos y de la sangre de los testigos de Jesús. Al verla, me quedé muy asombrado. 7 El ángel me dijo: «¿Por qué te has asombrado? Yo te explicaré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva: la de las siete cabezas y los diez cuernos. 8 La bestia que has visto era pero no es, va a subir del abismo para ir a su ruina. Los habitantes de la tierra cuyos nombres no están escritos desde la creación del mundo en el libro de la vida se sorprenderán al ver que la bestia que era y no es se presenta de nuevo. 9 Aquí se requiere inteligencia y sabiduría! Las siete cabezas son siete colinas donde está sentada la mujer, y siete reyes: 10 cinco cayeron, uno es, el otro no ha llegado todavía y cuando llegue durará poco tiempo. 11 La bestia que era y no es, aunque aparece como octavo, es al mismo tiempo uno de los siete, y va a su ruina. 12 Los diez cuernos que has visto son también diez reyes, los cuales no han recibido todavía el reino, pero recibirán autoridad por breve tiempo, asociados a la bestia. 13 Estos se han puesto de acuerdo para entregar su poder y su autoridad a la bestia. 14 Combatirán contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes, y con él los llamados, elegidos y fieles». 15 Y añadió: «Las aguas donde has visto sentada a la prostituta son pueblos y multitudes, naciones y lenguas. 16 Y los diez cuernos que has visto y la bestia, estos aborrecerán a la prostituta y la dejarán asolada y desnuda; se comerán su carne y la destruirán con fuego. 17 Dios les ha puesto en el corazón ejecutar su designio divino, ponerse de acuerdo para entregar su reino a la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. 18 Y la mujer que has visto es la gran ciudad, emperatriz de los reyes de la tierra». 18 1 Después de esto vi otro ángel que bajaba del cielo con gran autoridad, y la tierra se deslumbró con su resplandor. 2 Y gritó con fuerte voz: «Cayó, cayó la gran Babilonia. Y se ha convertido en morada de demonios, en guarida de todo espíritu inmundo, en guarida de todo pájaro inmundo y abominable; 3 porque del vino del furor de su prostitución han bebido todas las naciones, los reyes de la tierra fornicaron con ella, y los mercaderes de la tierra se enriquecieron con el poder de su opulencia». 4 Y oí otra voz del cielo que decía: «Pueblo mío, salid de ella, para que no os hagáis cómplices de sus pecados y para que no os alcancen sus plagas; 5 porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus crímenes. 6 Pagadle con su misma moneda, devolvedle el doble de sus obras, mezcladle en la copa el doble de lo que ella mezcló. 7 En proporción a su fasto y a su lujo, dadle tormento y duelo. Porque ella decía en su corazón: “Estoy sentada como una reina, no soy viuda y no veré duelo nunca”; 8 por eso, en un solo día vendrán todas sus plagas, muerte, duelo y hambre, y será consumida por el fuego, porque es poderoso el Señor Dios que la condena. 9 Llorarán y harán duelo por ella los reyes de la tierra que con ella fornicaron y se dieron al lujo, cuando vean el humo de su incendio; 10 y desde lejos, por miedo a su tormento, dirán: “Ay, ay de la gran ciudad, Babilonia, la ciudad poderosa! Porque en una hora ha llegado tu castigo! ”. 11 También los mercaderes de la tierra llorarán y harán duelo por ella, porque ya nadie compra sus mercancías: 12 mercancías de oro y plata, piedras preciosas y perlas; de lino, púrpura, seda y escarlata, toda clase de madera aromática, los objetos de marfil, instrumentos de madera preciosa, de bronce, hierro y mármol; 13 cinamomo y plantas olorosas, perfumes, mirra e incienso, vino y aceite, flor de harina y trigo, vacas y ovejas, caballos y carros, esclavos y personas humanas. 14 Y los frutos maduros, tan apetecidos por ti, se alejaron de ti, todo lo precioso y espléndido se ha acabado para ti, y ya nunca volverán. 15 Los que comerciaban con estos productos, que se hicieron ricos a costa de ella, se quedarán lejos por miedo de su tormento, llorando y lamentándose así: 16 “Ay, ay de la gran ciudad! La que se vestía de lino, púrpura y escarlata y se enjoyaba con oro, piedras preciosas y perlas. 17 Porque en una hora ha quedado asolada tanta riqueza! ”». Y todos los pilotos, los que navegan de puerto en puerto, los marineros y cuantos bregan en el mar, se quedaron lejos 18 y gritaban al ver el humo de su incendio: «¿Qué otra ciudad tan castigada como la gran ciudad? ». 19 Se echaron polvo en la cabeza y gritaban llorando y haciendo duelo: «Ay, ay de la gran ciudad, a cuya costa se hicieron ricos todos los que tenían barcos en el mar; que en una hora ha quedado asolada! ». 20 Regocíjate, cielo, por ella, y también vosotros, los santos, los apóstoles y los profetas! Porque Dios, al condenarla, ha reivindicado vuestra causa. 21 Un ángel vigoroso levantó una piedra grande como una rueda de molino y la precipitó al mar diciendo: «Así, con este ímpetu será precipitada Babilonia, la gran ciudad, y no quedará rastro de ella. 22 No se escuchará más en ti la voz de citaristas ni músicos, de flautas y trompetas. No habrá más en ti artífices de ningún arte; y ya no se escuchará en ti el ruido del molino; ni brillará más en ti luz de lámpara; 23 ni se escuchará más en ti la voz del novio y de la novia, porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra y con tus brujerías embaucaste a todas las naciones. 24 Y en ella se encontró sangre de profetas y de santos y de todos los degollados en la tierra». 19 1 Después de esto oí en el cielo como el vocerío de una gran muchedumbre, que decía: «Aleluya! La salvación, la gloria y el poder son de nuestro Dios, 2 porque sus juicios son verdaderos y justos. Él ha condenado a la gran prostituta que corrompía la tierra con sus fornicaciones, y ha vengado en ella la sangre de sus siervos» 3 Y por segunda vez dijeron: «Aleluya! ». Y el humo de su incendio sube por los siglos de los siglos. 4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro vivientes se postraron y adoraron a Dios, que está sentado en el trono, diciendo: «Amén! Aleluya». 5 Y salió una voz del trono que decía: «Alabad a nuestro Dios sus siervos todos, los que lo teméis, pequeños y grandes». 6 Y oí como el rumor de una muchedumbre inmensa, como el rumor de muchas aguas, y como el fragor de fuertes truenos, que decían: «Aleluya. Porque reina el Señor, nuestro Dios, dueño de todo, 7 alegrémonos y gocemos y démosle gracias. Llegó la boda del Cordero, su esposa se ha embellecido, 8 y se le ha concedido vestirse de lino resplandeciente y puro —el lino son las buenas obras de los santos—». 9 Y me dijo: «Escribe: “Bienaventurados los invitados al banquete de bodas del Cordero”». Y añadió: «Estas son palabras verdaderas de Dios». 10 Caí a sus pies para adorarlo, pero él me dijo: «No lo hagas, yo soy como tú y como tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesús; a Dios has de adorar». El testimonio de Jesús es el espíritu de profecía. 11 Y vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco; su jinete se llama «Fiel y Veraz», porque juzga con justicia y combate. 12 Sus ojos son como llama de fuego, muchas diademas ciñen su cabeza, y lleva grabado un nombre que nadie conoce sino él. 13 Va envuelto en un manto empapado en sangre, y es su nombre «el Verbo de Dios». 14 Lo siguen las tropas del cielo sobre caballos blancos, vestidos de lino blanco y puro. 15 Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, pues él las regirá con vara de hierro y pisará el lagar del vino del furor de la ira de Dios todopoderoso. 16 En el manto y en el muslo lleva escrito un título: «Rey de reyes y Señor de señores». 17 Vi un ángel de pie sobre el sol, que gritó con una gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan por mitad del cielo: «Venid, reuníos para el gran banquete de Dios; 18 comeréis carne de reyes, carne de generales, carne de poderosos, carne de caballos y de jinetes, carne de hombres de toda clase, libres y esclavos, pequeños y grandes». 19 Vi a la bestia y a los reyes de la tierra con sus tropas, reunidos para hacer la guerra contra el jinete del caballo y su ejército. 20 Fue hecha prisionera la bestia y con ella el falso profeta, el que hacía signos en su presencia, con los que extraviaba a los que llevaban la marca de la bestia y adoraban su imagen. Los dos fueron arrojados vivos en el lago de fuego que arde en azufre. 21 Y los demás fueron muertos por la espada que salía de la boca del jinete del caballo. Y todas las aves se hartaron de su carne. 20 1 Vi también un ángel que bajaba del cielo con la llave del abismo y una cadena grande en la mano. 2 Sujetó al dragón, la antigua serpiente, o sea, el Diablo o Satanás, y lo encadenó por mil años; 3 lo arrojó al abismo, echó la llave y puso un sello encima, para que no extravíe a las naciones antes que se cumplan los mil años. Después tiene que ser desatado por un poco de tiempo. 4 Vi unos tronos y se sentaron sobre ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los decapitados por el testimonio de Jesús y la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen y no habían recibido su marca en la frente ni en la mano. Estos volvieron a la vida y reinaron con Cristo mil años. 5 Los demás muertos no volvieron a la vida hasta pasados los mil años. Esta es la primera resurrección. 6 Bienaventurado y santo quien tiene parte en la primera resurrección; sobre ellos no tiene poder la muerte segunda, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años. 7 Y cuando se cumplan los mil años, Satanás será soltado de la prisión. 8 Y saldrá para engañar a las naciones de los cuatro lados de la tierra, a Gog y Magog, y congregarlos para la batalla; serán innumerables como las arenas del mar. 9 Avanzaron sobre la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y la ciudad predilecta, pero bajó fuego del cielo y los devoró. 10 El diablo que los había engañado fue arrojado al lago de fuego y azufre con la bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. 11 Vi un trono blanco y grande, y al que estaba sentado en él. De su presencia huyeron cielo y tierra, y no dejaron rastro. 12 Vi a los muertos, pequeños y grandes, de pie ante el trono. Se abrieron los libros y se abrió otro libro, el de la vida. Los muertos fueron juzgados según sus obras, escritas en los libros. 13 El mar devolvió a sus muertos, Muerte y Abismo devolvieron a sus muertos, y todos fueron juzgados según sus obras. 14 Después, Muerte y Abismo fueron arrojados al lago de fuego —el lago de fuego es la muerte segunda—. 15 Y si alguien no estaba escrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. 21 1 Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe. 2 Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén que descendía del cielo, de parte de Dios, preparada como una esposa que se ha adornado para su esposo. 3 Y oí una gran voz desde el trono que decía: «He aquí la morada de Dios entre los hombres, y morará entre ellos, y ellos serán su pueblo, y el “Dios con ellos” será su Dios». 4 Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni duelo, ni llanto ni dolor, porque lo primero ha desaparecido. 5 Y dijo el que está sentado en el trono: «Mira, hago nuevas todas las cosas». Y dijo: «Escribe: estas palabras son fieles y verdaderas». 6 Y me dijo: «Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente. 7 El vencedor heredará esto: yo seré Dios para él, y él será para mí hijo. 8 Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, impuros, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda». 9 Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete últimas plagas, y me habló diciendo: «Mira, te mostraré la novia, la esposa del Cordero». 10 Y me llevó en espíritu a un monte grande y elevado, y me mostró la ciudad santa de Jerusalén que descendía del cielo, de parte de Dios, 11 y tenía la gloria de Dios; su resplandor era semejante a una piedra muy preciosa, como piedra de jaspe cristalino. 12 Tenía una muralla grande y elevada, tenía doce puertas y sobre las puertas doce ángeles y nombres grabados que son las doce tribus de Israel. 13 Al oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, al poniente tres puertas, 14 y la muralla de la ciudad tenía doce cimientos y sobre ellos los nombres de los doce apóstoles del Cordero. 15 Y el que hablaba conmigo usaba como medida una caña de oro para medir la ciudad, sus puertas y su muralla. 16 La ciudad se asienta sobre un cuadrado: su longitud es igual a su anchura. Y midió la ciudad con la caña: doce mil estadios; su longitud, anchura y altura son iguales. 17 Y midió su muralla: ciento cuarenta y cuatro codos, con medida humana, que era la del ángel. 18 Y el material de su muralla es de jaspe y la ciudad es de oro puro semejante al vidrio puro. 19 Y los cimientos de la muralla de la ciudad están adornados con toda clase de piedras preciosas: el primero es de jaspe, el segundo de zafiro, el tercero de calcedonia, el cuarto de esmeralda, 20 el quinto de sardónica, el sexto de cornalina, el séptimo de crisólito, el octavo de berilo, el noveno de topacio, el décimo de ágata, el undécimo de jacinto, el duodécimo de amatista. 21 Y las doce puertas son doce perlas, cada una de las puertas hecha de una sola perla. Y la plaza de la ciudad era de oro puro como vidrio translúcido. 22 Y en ella no vi santuario, pues el Señor, Dios todopoderoso, es su santuario, y también el Cordero. 23 Y la ciudad no necesita del sol ni de la luna que la alumbre, pues la gloria del Señor la ilumina, y su lámpara es el Cordero. 24 Y las naciones caminarán a su luz, y los reyes de la tierra traerán su gloria hasta ella; 25 sus puertas no cerrarán, pues allí no habrá noche, 26 y llevarán hasta ella la gloria y el honor de las naciones. 27 Y no entrará en ella nada profano, ni el que comete abominación y mentira, sino solo los inscritos en el libro de la vida del Cordero. 22 1 Y me mostró un río de agua de vida, reluciente como el cristal, que brotaba del trono de Dios y del Cordero. 2 En medio de su plaza, a un lado y otro del río, hay un árbol de vida que da doce frutos, uno cada mes. Y las hojas del árbol sirven para la curación de las naciones. 3 Y no habrá maldición alguna. Y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le darán culto. 4 Y verán su rostro, y su nombre está sobre sus frentes. 5 Y ya no habrá más noche, y no tienen necesidad de luz de lámpara ni de luz de sol, porque el Señor Dios los iluminará y reinarán por los siglos de los siglos. 6 Y me dijo: «Estas son palabras fieles y veraces; el Señor, Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel para mostrar a sus siervos lo que tiene que suceder pronto. 7 Mira, yo vengo pronto. Bienaventurado el que guarda las palabras proféticas de este libro». 8 Yo, Juan, soy el que oí y vi esto; y cuando oí y vi, caí a los pies del ángel que me mostraba esto para adorarlo. 9 Y me dijo: «Mira, no lo hagas. Yo soy un compañero de servicio tuyo y de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios». 10 Y me dijo: «No selles las palabras proféticas de este libro, porque el tiempo está cerca. 11 Que el injusto siga cometiendo injusticias y el manchado siga manchándose; que el justo siga practicando la justicia y el santo siga santificándose. 12 Mira, yo vengo pronto y traeré mi recompensa conmigo para dar a cada uno según sus obras. 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. 14 Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener acceso al árbol de la vida y entrar por las puertas en la ciudad. 15 Fuera los perros, los hechiceros, los lujuriosos, los asesinos, los idólatras y todo el que ama y practica la injusticia. 16 Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para dar testimonio de esto a las iglesias. Yo soy la raíz y la descendencia de David, la estrella radiante de la mañana». 17 El Espíritu y la esposa dicen: «Ven! ». Y quien lo oiga, diga: «Ven! ». Y quien tenga sed, que venga. Y quien quiera, que tome el agua de la vida gratuitamente. 18 Yo declaro a todo el que oye las palabras proféticas de este libro: Si alguien añade algo a estas cosas, Dios añadirá sobre él las plagas que están escritas en este libro. 19 Y si alguien quita algo de las palabras de este libro profético, Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritas en este libro. 20 Dice el que da testimonio de estas cosas: «Sí, vengo pronto». Amén. Ven, Señor Jesús! 21 La gracia del Señor Jesús esté con todos.

Watch Stream The Roller Blade seventh. Watch Stream The Roller Blade sevenfold. Watch Stream The Roller Blade. Watch Stream The Roller Blade seven deadly.

 

Apocalipsis 1 - Biblia EUNSA (Nuevo Testamento) La revelación de Jesucristo 1. Revelación de Jesucristo, que Dios le ha comunicado para manifestar a sus siervos lo que va a suceder pronto, y que, enviando a su ángel, dio a conocer a su siervo Juan, 2. quien ha dado testimonio de todo lo que vio: la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. 3. Bienaventurado quien lea y quienes escuchen las palabras de esta profecía, y guarden lo que está escrito en ella; porque el momento está cerca. Salutaciones a las siete iglesias 4. Juan, a las siete iglesias que están en Asia: la gracia y la paz estén con vosotros, de parte de aquel que es, que era y que va a venir; de parte de los siete espíritus que están delante de su trono, 5. y de parte de Jesucristo, el testigo fiel, primogénito de los muertos y príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos libró de nuestros pecados con su sangre 6. y nos ha hecho estirpe real, sacerdotes para su Dios y Padre: a él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén. 7. 'Mirad, viene rodeado de nubes' y todos los ojos le 'verán' incluso 'los que le traspasaron, y se lamentarán por él todas las tribus de la tierra. Sí. Amén. 8. Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, aquel que es, que era y que va a venir, el Todopoderoso. Una visión del Hijo del Hombre 9. Yo, Juan, vuestro hermano que comparte con vosotros la tribulación, el reino y la paciencia en Jesús, estuve en la isla que se llama Patmos, por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. 10. Caí en éxtasis un domingo y oí detrás de mí una gran voz, como una trompeta, 11. que decía: Escribe en un libro lo que ves y envíaselo a las siete iglesias: a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea. 12. Me volví para ver quién me hablaba; y al volverme, vi siete candelabros de oro, 13. y en medio de los candelabros 'como' un Hijo de hombre, vestido con una túnica hasta los pies' y ceñido' el pecho con una banda 'de oro. 14. 'Su' cabeza' y sus cabellos eran blancos como lana' blanca, como nieve. sus ojos como' una llama 'de fuego' 15. 'sus' pies semejantes al metal precioso' cuando está en un horno encendido. su voz como un estruendo de muchas aguas. 16. En su mano derecha tenía siete estrellas, de su boca salía una espada tajante de doble filo, y su rostro era como el sol cuando brilla en todo su esplendor. 17. Al verle, caí a sus pies como muerto. Él, entonces, puso la mano derecha sobre mí, diciendo: No temas! Yo soy el primero y el último, 18. el que vive; estuve muerto pero ahora estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del hades. 19. Escribe, por eso, lo que has visto, tanto lo presente como lo que va a suceder después. 20. En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi mano derecha y al de los siete candelabros de oro, las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candelabros son las siete iglesias.

Watch stream the roller blade seven cast. Watch Stream The Roller Blade seven. Watch stream the roller blade seven deadly sins. Watch stream the roller blade seven full. This film is, far and wide and beyond any shadow of a doubt, the single worst and most contemptible film in the history of the universe.
It really *is* that bad.
Personally I have always enjoyed the guilty pleasure of a terrible film, and rented this one thinking it would be one of those. To my immense disappointment, it was not.
The script is delivered in a way that sounds as if they're reading the lines directly off placards, the story makes absolutely no sense whatsoever, and the actual film looks like it was shot on a home video camera. I couldn't even finish watching it. It is even worse than "Witch Academy" and that's quite a feat in itself.
I cannot even begin to fathom how a director could shoot this film, and then still have the sense to believe it was decent enough to release.
Painful, awful, horrendous.

Watch Stream The Roller Blade seventies. Watch Stream The Roller Blade seventeen. Watch stream the roller blade seven season. Ps. Carlos Dillon INTRODUCCIÓN Continuando en nuestra gran ruta de las siete iglesias del apocalipsis, hoy no estacionaremos en la Iglesia de Pérgamo, la cual habitaba o moraba donde Satanás tenía su trono; La iglesia de Pergamo al igual  que muchas iglesias actuales, estaba cediendo ante el mundo y estaba en peligro de mezclarse con él. Es necesario que hoy este muy atento a esta enseñanza y que no deje caer ninguna palabra a tierra. Pedimos al Espíritu Santo que sea tomando todo el control en el nombre de Jesús, Amen. TE GUSTARÍA ESCUCHAR ESTE SERMON. CLIC AQUI TEXTO Apocalipsis 2:12-17 LA CIUDAD Primeramente veamos ciertos antecedentes acerca de la ciudad de Pérgamo: Se encontraba a unos 160 Km al norte de Éfeso Era famosa por su enorme biblioteca (unos 200, 000 pergaminos escritos a mano) la cual era superada solo por la biblioteca de Alejandría (se cree que tenía unos 900, 000 escritos) la cual era la más grande del mundo. Se cree que fueron los pergamos los que inventaron el pergamino. Al principio los  libros  eran de  papiro, pero según una leyenda, Alejandría dejó de abastecer a Pérgamo de esta materia, por cuestiones políticas y de rivalidad, y Pérgamo tuvo que ingeniárselas de otra manera, inventando así el pergamino. Pérgamo era el principal centro del culto imperial, es decir la ciudad principal donde se adoraba a los emperadores, siendo la primera que levantó un templo al emperador Augusto en al año 29 A. C. También se hallaba el colegio de los sacerdotes paganos Y sobre todo, la mayor abundancia de templos paganos, como por ejemplo el templo dedicado a Atenea, Dionisio, Zeus y Esculapio; este último era el dios de la sanidad y la medicina cuya insignia era una serpiente, la cual se usa aún como emblema de la farmacia y los médicos. Hoy en día podemos ver una o dos serpientes envueltas en un bastón o una copa en cualquier centro de salud. LA IGLESIA En medio de un lugar tan peligroso, y de las peores circunstancias, se mantenían valientes y fieles los cristianos de Pérgamo, los cuales eran obligados a decir: Kaisar Kurios “Cesar es el Señor”. Y como vimos en enseñanzas anteriores, estos creyentes estaban dispuestos a morir antes que rendir adoración y libación al Cesar (emperador. QUIEN DIRIGE LA CARTA NVI Ap 2:12 “ Escribe al ángel de la iglesia de Pérgamo: Esto dice el que tiene la espada aguda (afilada, cortante) de dos filos” Cristo se identifica como aquel que tiene la espada aguda de dos filos. Pero… ¿Qué es esta espada aguda o afilada de dos filos? La respuesta es “LA PALABRA DE DIOS”. Véase en He 4:12 “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. En las corridas españolas de toro, el torero penetra en la médula espinal del animal una espada de doble filo la cual corta por ambos lados sin darle al animal una esperanza de vida. De la misma manera la Palabra de Dios es como espada de doble filo que al momento de ser predicada penetra en lo más profundo de cada persona y tiene la capacidad para dar muerte, muerte al viejo hombre que se encuentra viciado por los deseos engañosos de su naturaleza pecaminosa; y, a diferencia de aquella espada que da muerte a los toros; la Palabra de Dios, mata con la única finalidad de dar vida. Cada persona que ha nacido de nuevo primero ha tenido que morir a su “YO” para luego nacer en Cristo. Es muy lamentable el hecho de que muchos “ministros del evangelio” ya no usan la Palabra de Dios como una espada aguda de dos filos porque tienen temor afectar la susceptibilidad de sus oyentes y que estos dejen de congregarse en sus iglesias (Aun en esto están equivocados, porque la iglesia es de Cristo y no de ningún hombre. Por favor, leamos: •Marcos 6:17 Porque el mismo Herodes había enviado y prendido a Juan, y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano; pues la había tomado por mujer. •Marcos 6:18 Porque Juan decía a Herodes: No te es lícito tener la mujer de tu hermano. •Marcos 6:19 Pero Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía; •Marcos 6:20 porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era varón justo y santo, y le guardaba a salvo; y oyéndole, se quedaba muy perplejo, pero le escuchaba de buena gana. Marcos 6:21 Pero venido un día oportuno, en que Herodes, en la fiesta de su cumpleaños, daba una cena a sus príncipes y tribunos y a los principales de Galilea, •Marcos 6:22 entrando la hija de Herodías, danzó, y agradó a Herodes y a los que estaban con él a la mesa; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré. •Marcos 6:23 Y le juró: Todo lo que me pidas te daré, hasta la mitad de mi reino. •Marcos 6:24 Saliendo ella, dijo a su madre: ¿Qué pediré? Y ella le dijo: La cabeza de Juan el Bautista. •Marcos 6:25 Entonces ella entró prontamente al rey, y pidió diciendo: Quiero que ahora mismo me des en un plato la cabeza de Juan el Bautista. •Marcos 6:26 Y el rey se entristeció mucho; pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, no quiso desecharla. •Marcos 6:27 Y en seguida el rey, enviando a uno de la guardia, mandó que fuese traída la cabeza de Juan. •Marcos 6:28 El guarda fue, le decapitó en la cárcel, y trajo su cabeza en un plato y la dio a la muchacha, y la muchacha la dio a su madre. •Marcos 6:29 Cuando oyeron esto sus discípulos, vinieron y tomaron su cuerpo, y lo pusieron en un sepulcro. En tiempos de Juan el Bautista, el rey Herodes había tomado como su mujer a Herodías, quien era la esposa de su hermano. Ante esta aberración, Juan no se quedó callado y  parece ser que siempre que tenía la oportunidad le hacía ver su pecado tanto a Herodes como a Herodías su mujer diciéndoles: “No te es licito tener a la mujer de tu hermano”. Aunque Herodes temía a Juan, Herodías su mujer deseaba matarlo ¿Por qué? Porque no soportaba que Juan pusiera el dedo en la llaga. A penas tuvo oportunidad, Herodías insto y aconsejo a su hija para que pidiese la cabeza del predicador y fue decapitado que murió Juan el bautista. Querido amigo, déjeme decirle que las iglesias están llenas de “Herodías” estas son personas que le gusta ir cada domingo al templo, les agrada cantar himnos; y, aunque usted no lo crea, también disfrutan de la predicación del pastor mientras esta (la predicación) no las confronte con su pecado; porque es justo en ese momento donde se sienten ofendidas y lo primero que hacen es buscar otra iglesia donde la predicación del evangelio no sea como espada aguda de dos filos, sino un circo donde entretenerse, o un  curso de motivación donde le laven el cerebro diciéndole que “Que el poder está en su interior” “Que lo que ella declare con su boca, eso se hará” “Que pronto será una persona adinerada” entre otras estupideces que están muy alejadas del verdadero evangelio. Amado amigo…El verdadero evangelio da muerte, para luego dar vida eterna! El verdadero evangelio nos dice que somos pecadores y a causa de nuestro pecado estamos separados de la gloria de Dios, y que si no nos arrepentimos pereceremos eternamente El verdadero evangelio nos dice que Cristo perdona nuestros pecados y salva nuestra alma! El verdadero evangelio nos dice que Cristo salva, sana y perdona! Aleluya! Quien dirige la carta a la iglesia de Pérgamo es Jesucristo, aquel que tiene la espada aguda de doble filo, y esta espada es la Palabra de Dios (El evangelio. EL ELOGIO Sé dónde vives, allí donde Satanás tiene su trono. - Luego de hacer su presentación, Jesús le dice a los de Pérgamo: Ap 2:13 “Sé dónde vives: a llí donde Satanás tiene su trono…” Como ya dijimos, Pérgamo era una ciudad donde reinaba la superstición, la idolatría y la persecución de los cristianos; Aquí se encontraba el centro del culto imperial (a los emperadores) el colegio de los sacerdotes paganos y la mayor cantidad de templos paganos. La historia cuenta que Las personas iban desde todas las partes del mundo al templo de Esculapio (El dios de la sanidad y la medicina) para ser sanadas en su altar; en su templo deambulaban libremente serpientes no venenosas, y los que buscaban sanidad dormían y se acostaban en el piso del templo esperando que una de esas serpientes les tocara y así poder ser sanos. Estando en las montañas de cierta ciudad, una mujer me contaba como cientos de personas acudían aquel lugar para adorar a un gallo porque creían que tenía un poder sanador; También recuerdo que un lugar de la sierra ecuatoriana existe una montaña de quien se cree todo aquel que la toque puede ser sano de su enfermedad; Miles de personas locales y extranjeras viajan para tocar esta montaña y el cuadro que se puede ver es a muchísima gente orando a este monte con la finalidad de recibir un milagro. ¿Hasta cuando las personas ponen su esperanza y confianza en la creación y no en el creador? Volviendo a la ciudad de Pérgamo y a todas sus prácticas, a esta Dios le llamaba “La ciudad donde Satanás tiene su trono” y era en esta ciudad donde la iglesia del Señor perseveraba. Sin embargo, sigues fiel a mi nombre. - NVI Ap 2:13b “…Sin embargo, sigues fiel a mi nombre. No renegaste de tu fe en mí, ni siquiera en los días en que Antipas, mi testigo fiel, sufrió la muerte en esa ciudad donde vive Satanás”. “Sigues fiel a mi nombre” Estos creyentes habían decido no contaminarse aun cuando Vivían en el lugar donde Satanás había establecido su trono. Jesucristo oró al Padre por sus discípulos diciendo: “ Juan 17:15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal”. La iglesia viven en el mundo donde Satanás ha establecido su trono (Satanás es el príncipe de este mundo) Pero aunque la iglesia vive en el mundo, la iglesia permanece fiel a su Dios porque no pertenece a este mundo. Son muchos aquellos que un día se enrolaron en las filas del ejército de Dios, pero que luego desertaron porque sucumbieron ante la oferta que el mundo le ofrecía. ¿Será que Dios puede decir de usted de la misma manera que dijo de los creyentes de Pergaña: “Sigues fiel a mi nombre aun cuando vives donde Satanás tiene su trono”? Permítame preguntarles: ¿Ha permanecido fiel a Dios? ¿O acaso ha sucumbido a las ofertas del mundo y de su príncipe Satanás? Si este es su caso, levántese, sacúdase el polvo del pecado y vuelve a las filas del ejército del Dios vivo. «ANTIPAS» Luego Dios hace referencia de un hombre llamado Antipas, del cual dice: “Mi testigo fiel”. Lo único que se conoce de Antipas en la biblia es lo que se dice en este texto. Se cree que que Antipas fue el pastor de la iglesia de Pérgamo y que murió asado en un toro de metal por ser fiel a Cristo y a su predicación; Este era un método de tortura extrema, ya que metían a un hombre en el interior de un toro de bronce y luego se prendía fuego debajo del toro, hasta que el calentamiento del metal literalmente carbonizaba a la persona que se encontraba en el interior. ¿Morir por ser fiel a Cristo y a su evangelio? Nosotros los ministros del evangelio y todo cristiano deberíamos aprender de Antipas (pastor de Pérgamo) quien prefirió morir antes que negar a Cristo. EL REPROCHE NVI Ap 2:14 “ No obstante, tengo unas cuantas cosas en tu contra: que toleras ahí a los que se aferran a la doctrina de Balaam, el que enseñó a Balac a poner tropiezos a los israelitas, incitándolos a comer alimentos sacrificados a los ídolos y a cometer inmoralidades sexuales”. NVI Ap 2:15 “Toleras así mismo a los que sostienen la doctrina de los nicolaítas”. Cristo le hace un reproche muy bien marcado a la iglesia de Pérgamo, y esto es que: “Toleraban, profesaban, enseñaban y se aferraban a la doctrina de Balaam”. ¿Cuál es esta doctrina? Para entender cuál es la enseñanza de Balaam, tenemos que dirigirnos al Antiguo Testamento en el libro de Números capítulos del 22 al 25. Balaam fue un profeta de Dios, quien fue tentado por las riquezas que le ofreció Balac, rey de Moab a cambio de maldecir a Israel; luego de intentarlo por tres ocasiones en las cuales Dios no permitió que Israel sea maldecido por el profeta, entonces Balaam preparó otra estrategia, la cual se la enseñó a Balac rey de Moab, esta estrategia consistía en tentar a los hombres de Israel para que fornicaran con las mujeres moabitas y así terminaran adorando y ofreciendo sacrificios a sus dioses falsos. Observemos: NVI Nm 25:1 Mientras los israelitas acampaban en Sitín, comenzaron a prostituirse con las mujeres moabitas, NVI Nm 25:2 las cuales los invitaban a participar en los sacrificios a sus dioses. Los israelitas comían delante de esos dioses y se inclinaban a adorarlos. EN OTRA PALABRAS, lo que sucedió fue que, Balaam siendo un profeta de Dios, se vendió a cambio de unas cuentas monedas, y en lugar de amonestar a los pecadores, se alió con ellos. La preocupación de Cristo y su reproche para la iglesia de Pérgamo era que, ellos  estaban tolerando a aquellos que hacían lo mismo que el profeta Balaam. Y esto debe ser un semáforo en luz roja para cada uno de nosotros, Puesto que al igual que Balaam hoy en día existen muchos que están torciendo el evangelio, colocándole aditivos, y envolviéndolo en llamativos papeles de regalos y llevando a muchos a un gran engaño y a una gran perdición. Déjeme darle un ejemplo de estas enseñanzas: El cristiano SI puede participar de fiestas paganas, tomar un poquito de licor sin emborracharse, bailar un poquito sin excederse, participar de conversaciones mundanas, tener relaciones sexuales siempre y cuando sea con “amor”, porque estamos en el mundo y no queremos que nos digan que somos insociables. Pacta con Dios y siembra tal cantidad de dinero si quieres recibir un milagro, si quieres ser sano o si quieres ser prospero. Queridos hermanos! la iglesia de Cristo tiene que aprender a diezmar y a ofrendar para sostener la obra, pero otra cosa muy distinta es que se enseñe que Dios necesita nuestro dinero para obrar un milagro. Mentira! El apóstol Pablo nos advierte algo en Col 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. Que lamentable es ver como en muchas iglesias se conoce y se practica más las filosofías y tradiciones de los hombres y no las enseñanzas de la Biblia. Hoy en día los cristianos le dan muy poca importancia a la doctrina y a la teología que se predica y se enseña en las iglesias, con tal que se le digan palabras bonitas y que los  hagan reír mucho, no importa que se esté prostituyendo el evangelio. El llamado de atención de Dios para la iglesia de Pérgamo es para la iglesia del siglo XXI, y hoy es para la iglesia local (nosotros) “Tengo algo contra ti: que toleras a los que retienen la doctrina de Balaam”. La meta de la iglesia no es proporcionar un ambiente donde los incrédulos se sientan cómodos, sino ser un lugar donde ellos puedan escuchar la verdad y sentirse culpables de sus pecados para que puedan ser salvos. Esta verdad la tienen que escuchar con amabilidad, con amor, pero sobre todo con firmeza. EL CONSEJO NVI Ap 2:16 “Por lo tanto, arrepiéntete! De otra manera, iré pronto a ti para pelear contra ellos con la espada que sale de mi boca”. La consejo de Dios es muy claro, Y esto es que procedan al arrepentimiento  porque si no se tendrían que enfrentar al juicio de Dios, a su espada de doble filo, tanto los herejes como aquellos que los toleran. En la iglesia de hoy existen muchos cristianos que se han dejado guiar por filosofías y tradiciones de hombres y no por la palabra; le han dado más peso e importancia a la mala enseñanza de un hombre y no a la Palabra de Dios. Es necesario hacer un alto ahora mismo! cambiar de mentalidad y actitud y volvernos a la Palabra, esta tiene que ser nuestra norma de vida y no lo que dice un hombre fuera de ella. LA RECOMPENSA Ap 2:17 “El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que salga vencedor le daré del 1) maná escondido, y le daré también una 2) piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que sólo conoce el que lo recibe”. Cristo  promete dos cosas al que venciere en la iglesia de Pérgamo. Primero. promete darle de comer del maná escondido. Sabemos que el maná era un pan con sabor a miel con el cual los israelitas se alimentaron durante los años que estuvieron en el desierto. Pero… ¿Cuál es el maná escondido? Este es Jesucristo, el pan de vida que descendió del cielo •Jn 6:48 Yo soy el pan de vida. •Jn 6:49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. •Jn 6:50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera. Jesucristo es el maná escondido para el mundo, pero revelado a los que por la fe son hijos del Dios altísimo. “Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron” el maná que comieron en el desierto era una comida natural que no les dejaba morir de hambre al pueblo de Dios, mientras que el maná escondido que es Jesucristo es un alimento espiritual, y el que de él come no morirá jamás. Bien dijo el maestro. Yo soy la resurrección y la vida, el que creen en mi aunque este muerto, vivirá>> Hermosa recompensa para el que venciere. Aleluya! Segundo. la segunda promesa que Dios le hace al que venciera es darle una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que solo conoce el que lo recibe. Han existido muchas teorías o especulaciones acerca de la piedrecita blanca, pero la más apropiada es la que está relacionada con la costumbre romana de premiar con piedras blancas a los que vencían en las competencias deportivas; Esta piedrecita blanca servía como boleto para un banquete especial. En una mitad de la piedrecita figuraba el nombre del anfitrión de la fiesta y en la otra mitad  el nombre del invitado; Al llegar el deportista al banquete presentaba su mitad y el anfitrión la juntaba con su otra mitad, con lo que la entrada estaba garantizada. En cuanto al nombre nuevo, así como Dios cambio el nombre de Abran en Abraham, y el de Jacob en Israel, también Dios en su soberanía podrá dar un nombre nuevo a cada uno de los creyentes. CONCLUSIÓN Querida iglesia, nos encontramos en tiempos muy difíciles donde la palabra de Dios ha sido sustituida por filosofías y tradiciones de hombres y en otros casos ha sido prostituida.  Que esta enseñanza dirigía a la iglesia de Pérgamo sea hoy para nosotros como una espada de dos filos. Mantengámonos firmes y no toleremos el pecado, aunque esto no sea sencillo. Sigamos con nuestra mirada al blanco correcto que es Jesucristo, prediquemos el legítimo evangelio y no nos avergoncemos de hacerlo, porque este es poder de Dios para salvación. Pronto estaremos participando de las bodas del cordero donde Jesucristo será el anfitrión y nosotros los invitados de honor. Gracias Señor por tu palabra, Amen.

Watch stream the roller blade seven sisters. Prólogo 1 1 Revelación de Jesucristo, que le fue confiada por Dios para enseñar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto. Él envió a su Ángel para transmitírsela a su servidor Juan. 2 Este atestigua que todo lo que vio es Palabra de Dios y testimonio de Jesucristo. 3 Feliz el que lea, y felices los que escuchen las palabras de esta profecía y tengan en cuenta lo que está escrito en ella, porque el tiempo está cerca. «LO QUE SUCEDE»: CARTA A LAS SIETE IGLESIAS DE ASIA 3 El libro del Apocalipsis se inicia con una serie de Cartas dirigidas a siete Iglesias de la provincia romana de Asia, actualmente inexistentes. En realidad, el número siete es simbólico y dichas Iglesias representan el conjunto de las comunidades cristianas de esa región. Todas las Cartas tienen un estilo semejante y están escritas en nombre del mismo Jesucristo, a quien se le dan diversos títulos, entre ellos el de «Hijo de Dios» (2. 18. Es él quien pasa revista a la conducta de aquellas comunidades, alabándolas unas veces por sus virtudes, y enjuiciándolas otras a causa de sus infidelidades. 3 Salvadas las distancias, el mensaje de estas Cartas vale para las Iglesias de todas las épocas. ¿Acaso ellas no están siempre expuestas a toda suerte de dificultades, tanto externas como internas? Es inevitable, y la historia lo atestigua de sobra, que el Cuerpo visible de Cristo sufra persecuciones, desviaciones e imperfecciones. Ahora como entonces, el Señor exhorta a los creyentes en él a mantenerse fieles al fervor de los comienzos, mediante una constante renovación. La corona de esta fidelidad será la participación en el triunfo de Cristo, «el Primero que resucitó de entre los muertos» (1. 5. Saludo y doxología 4 Yo, Juan, escribo a las siete Iglesias de Asia. Llegue a ustedes la gracia y la paz de parte de aquel que es, que era y que viene, y de los siete Espíritus que están delante de su trono, 5 y de Jesucristo, el Testigo fiel, el Primero que resucitó de entre los muertos, el Rey de los reyes de la tierra. Él nos amó y nos purificó de nuestros pecados, por medio de su sangre, 6 e hizo de nosotros un Reino sacerdotal para Dios, su Padre. A él sea la gloria y el poder por los siglos de los siglos! Amén. 7 Miren! Él viene entre las nubes y todos lo verán, aun aquellos que lo habían traspasado. Por él se golpearán el pecho todas las razas de la tierra. Sí, así será. Amén. 8 Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que es, el que era y el que viene, el Todopoderoso. Visión preparatoria 9 Yo, Juan, hermano de ustedes, con quienes comparto las tribulaciones, el Reino y la espera perseverante en Jesús, estaba en la isla de Patmos, a causa de la Palabra de Dios y del testimonio de Jesús. 10 El Día del Señor fui arrebatado por el Espíritu y oí detrás de mí una voz fuerte como una trompeta, que decía: 11 «Escribe en un libro lo que ahora vas a ver, y mándalo a las siete Iglesias: a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea». 12 Me di vuelta para ver de quién era esa voz que me hablaba, y vi siete candelabros de oro, 13 y en medio de ellos, a alguien semejante a un Hijo de hombre, revestido de una larga túnica que estaba ceñida a su pecho con una faja de oro. 14 Su cabeza y sus cabellos tenían la blancura de la lana y de la nieve; sus ojos parecían llamas de fuego; 15 sus pies, bronce fundido en el crisol; y su voz era como el estruendo de grandes cataratas. 16 En su mano derecha tenía siete estrellas; de su boca salía una espada de doble filo; y su rostro era como el sol cuando brilla con toda su fuerza. 17 Al ver esto, caí a sus pies, como muerto, pero él, tocándome con su mano derecha, me dijo: «No temas: yo soy el Primero y el Último, el Viviente. 18 Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre y tengo la llave de la Muerte y del Abismo. 19 Escribe lo que has visto, lo que sucede ahora y lo que sucederá en el futuro. 20 El significado misterioso de las siete estrellas que has visto en mi mano y de los siete candelabros de oro es el siguiente: las siete estrellas son los Ángeles de las siete Iglesias, y los siete candelabros son las siete Iglesias». VOLVER.

Watch Stream The Roller Blade seven 7. APOCALIPSIS 6:1 - 7:17 DIVISIÓN EN PÁRRAFOS DE LAS TRADUCCIONES MODERNAS UBS 2 NKJV NRSV TEV NJB Los rollos 6:1-2 6:3-4 6:5-6 6:7-8 6:9-11 6:12-17 Los 144 mil sellados de Israel 7:1-8 La multitud de todas las Naciones 7:9-12 7:13-17 El Primer Sello: El Conquistador 6:1-2 El Segundo Sello: Conflicto en la tierra 6:3-4 El Tercer Sello: Escasez en la tierra 6:5-6 El Cuarto Sello: Mortandad en la tierra 6:7-8 El Quinto Sello: El llanto de los mártires 6:9-11 El Sexto Sello: La Destrucción Cósmica 6:12-17 El Israel sellado: 7:1-8 La multitud de la Gran Tribulación: 7:9-17 La apertura del Primero de los Seis Sellos 6:1-2 6:3-4 6:5-6 6:7-8 6:9-11 6:12-17 Un Interludio 7:1-8 7:9-12 7:13-17 Los Sellos 6:1-2 6:3-4 6:5-6 6:7-8 6:9-11 6:12-17 Los 144 mil sellados de Israel 7:1-8 La enorme multitud 7:9-12 7:13-17 El Cordero quiebra los Siete Sellos 6:1-2 6:3-4 6:5-6 6:7-8 6:9-11 6:12-17 Los Siervos de Dios serán preservados 7:1-8 La Recompensa de los Santos 7:13-17 2 Aunque no es inspirada, la división en párrafos es la clave para entender y dar seguimiento al contenido del autor. En el capítulo 1, cadatraducción moderna se ha dividido y se ha hecho un resumen; cada párrafo tiene un tópico central, una verdad o un pensamiento. Cadaversión aborda un tópico desde su punto de vista particular. Al leer el texto, pregúntese a sí mismo sobre cómo la traducciónle ayuda a entender el tema y la división en versículos. En cada capítulo, primero debemos leer la Biblia y tratar de identificar el tema(párrafos) y después comparar nuestra comprensión con las versiones modernas. Entendemos la Biblia solamente cuando entendemos laintención original del autor original siguiendo su lógica y su forma. Únicamente el autor original es inspirado, los lectores no tienenningún derecho a modificar o cambiar el mensaje. Los lectores de la Biblia tienen la responsabilidad de aplicar las verdades inspiradas a cadadía y a sus vidas. Todos los términos técnicos y abreviaturas se encuentran completamente explicados en los apéndices uno, dos, tres CICLO DE LECTURA DOS (ver p. vii) Este es un comentario guía de estudio, lo que significa que tú eres responsable de tu propia interpretación de la Biblia. Cada uno denosotros debe caminar bajo su luz personal. Usted, la Biblia y el Espíritu Santo son prioridades en esta interpretación y no debe sustituirse porningún comentario. No deje su interpretación personal a ningún comentario. Lea el libro completo de una sola vez. Identifique los temas (ciclo de lectura No. 3, p. viii. Compare sus divisiones temáticas con las cincotraducciones arriba expuestos. La división por párrafos no es inspirada, pero es la clave para captar la intención original del autor, quees el núcleo de la interpretación. Cada párrafo tiene uno y sólo un tema. Primer párrafo Segundo párrafo Tercer párrafo, etc. VISTAZOS CONTEXTUALES Contextualmente, la sección se relaciona con los capítulos 4 y 5, los cuales nos muestran eventos en el cielo; mientras APOCALIPSIS 6:1 describe lasformas del Juicio de Dios en la tierra. De hecho, desde APOCALIPSIS 6:1:21 hasta APOCALIPSIS 6:1 forman una unidad literaria. La identidad del Primer Jinete (v. 2) es difícil de identificar, pero asumiendo que sea un símbolo del Diablo, los Cuatro Jinetes simbolizan lapersecución que enfrentan los creyentes en un mundo caído y hostil. Mateo 24:6-7. El término "tribulación. thlipsis) seutiliza única y constantemente para la describir la persecución a los cristianos por parte de los no creyentes. El Sexto Sello inicia en el v. 12; descubre la ira de Dios sobre los incrédulos. Los creyentes son eximidos del castigo ( ōrge, v. 16) deDios, pero si afrontan la persecución y la ira del mundo caído. C. En esta sección hay tres grandes problemas de interpretación: 1) ¿Cómo se relacionan los sellos, las trompetas y las copas con lahistoria. 2) ¿Quiénes son los 144 mil que aparecen en Mateo 24:6-7? ¿Cuál es su relación con el segundo grupo mencionado en Mateo 24:6-7. y(3) ¿A qué momento de la tribulación? ¿A qué grupo se refiere Mateo 24:6-7? NASB (ACTUALIZADO) Mateo 24:6-7 1 Y vi cuando el Cordero abrió uno de los siete sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir convoz de trueno: Ven y mira" 2 y miré, y he aquí un caballo blanco, y quien lo montabatenía un arco; y le fue dada una corona y salió vencedor, para vencer 6:1 "…cuando el Cordero abrió uno de los siete sellos" El versículo demuestra la conexión entre los capítulos 5-6. Los sellos son quebrados antes de que el libro sea leído; por eso, muchosintérpretes han asumido que representan los problemas y catástrofes que suceden en cada edad ( Mateo 24:6-12. Sin embargo, dada la intensidadcreciente de los juicios, para algunos son premonitorios del pronto final de la era. He aquí la tensión interpretativa entre el Reino presente yel futuro. En el Nuevo Testamento hay fluidez entre el "ya" y el "todavía no. El libro de Apocalipsis ilustra adecuadamente esta tensión. Fueescrito para los creyentes perseguidos del siglo I d. -y de cada siglo- y proféticamente se dirige a la última generación de creyentes. Las tribulaciones son comunes en todas las edades! El Séptimo Sello es la séptima trompeta, y ésta es la séptima copa. Tal como hemos dicho, cada uno es más intenso que el dos primeros representan en propósito de salvación; pero tengo la opinión que el Séptimo Sello y la Sexta Trompeta anuncian elfinal de la era. Por lo tanto, son sincrónicos en la Naturaleza, y no necesitan de secuencia cronológica. La única Segunda Venida se discute tres veces, al final de los Sellos (6:12-17) y las Trompetas (11:15-18) y no específicamente al final de lascopas (16:17-21) o en el Mateo 24:6-12. Este es el modelo estructural del libro. Es un dogma apocalíptico en diferentes actos! VeaIntroducción al Apocalipsis, p. 15. …uno de los cuatro seres vivientes dijo con voz de trueno" Los cuatros eres vivientes, así como los ancianos, son niveles de laCreación angelical. La voz y el trueno también se mencionan en Mateo 24:6-12 y 19:6. Ven" El término significa "ven" o "id adelante. El texto griego del manuscrito uncial antiguo Sinaítico (א) añade "y ve" KJV) pero en el Alejandrino (A) solamente aparece "ven. En el contexto es un mandato (IMPERATIVO PRESENTE) y no se refiere a Juan o a la Iglesia, sinoa los Cuatro Jinetes (6:3, 5, 7. 6:2 "Miré, y vi a un caballo blanco" Aquí es una alusión a Zacarías 1:8 -los cuatro caballos- y Zacarías 1:8 -los cuatro carros. Hay mucha discusión sobre quién es estejinete. Las interpretaciones van desde Jesús hasta el Anticristo; en este tipo de confusión, el dogmatismo es inapropiado. Algunos creen que serefiere a Cristo, dado la descripción similar que aparece en Zacarías 1:8, pero el único parecido es el color del caballo. Otros lo miran como unareferencia a la propagación del Evangelio, porque consideran que estos capítulos son un paralelo del Sermón del Monte de los Olivos, enMateo 24; Marcos 13 y Lucas 21. Por lo tanto, se asume como una referencia a Mateo 24:14 y a Marcos 3:10. Aún con base en Ezequiel 39, se ha propuesto como referido a Gog dirigiendo las tropas contra el pueblo de Dios; lo cual simbolizaría el tiempofinal del Anticristo (2 Tesalonicenses 2. Pese a que parece altamente improbable que un ángel ordenara a Jesús venir. Aunque Jesús utilizasu corona en los capítulos 6 y 19, las palabras griegas para referirse a las coronas son distintas. Allí Jesús es llamado "fiel yverdadero" pero no en este capítulo. La conquista del Jinete no está del todo descrita; en el capítulo 6 se le presenta llevando un arco, yen el 19, Cristo tiene una espada de doble filo en su boca. Por tanto, la similitud opaca las diferencias. También podrían ser consideradas comolas plagas del Antiguo Testamento, que en el v. 8 son una alusión a Levítico 26 y a Ezequiel 14:21. El color blanco no sólo es símbolode justicia, sino también un símbolo romano de victoria militar. Los generales romanos que salían victoriosos en batalla eran llevados porlas calles de Roma en carros tirados por cuatro caballos blancos. …y el que estaba sentado tenía un arco" El arco era el arma de los arqueros temerosos de las Hordas Partianas (quienes montaban encaballos blancos. En el Antiguo Testamento era usado para describir la figura de YHWH como un guerrero ( Ezequiel 14:21; Isaías 41:2; 49:2-3; Habacuc3:9; Zacarías 9:13, y probablemente en Génesis 9:13. Además, la metáfora de YHWH quebrando los arcos de otra naciones le representacomo juez ( Génesis 9:13; Jeremías 51:56; Oseas 1:5. …una corona le es dada" Es una corona " stephanos " que representa la corona de la victoria; mientras que la imagen de Cristo en el19:11 corresponde a una "diadema" una corona de realeza. …salió vencedor, para vencer" En el v. 1, los símbolos son de guerra y conquista; por ello el primer y segundo Jinete sondescritos con iguales propósitos. Algunos interpretan al Primero como una guerra de conquista; y al segundo, como una guerra civil. Esto es puraespeculación; pero los dos caballos, en cierta forma, son paralelos. NASB (ACTUALIZADO) Oseas 1:5 3 Cuando abrió el segundo sello, oí a la segunda criatura diciendo: Ven. 4 Y otro, un caballorojo salió y a quien lo montaba le fue concedido tomar la paz de la tierra, y que los hombres se mataran unoal otro, y le dada una gran espada. 6:4 "…otro, un caballo rojo" Esta es una alusión a algún tipo de masacre militar. …le fue dada una gran espada" Era una pequeña espada romana llamada " machoira. Los soldados romanos la cargaban en la faja, yse utilizaba para ejecutar la pena capital en los ciudadanos romanos ( Romanos 13:4. La frase "hombres que se asesinan unos a otros" es de graninterés, porque en el Antiguo Testamento era uno de los medios utilizados por YHWH para derrotar a los enemigos de Su pueblo ( Jueces 7:22; I Samuel14:20; 2 Jueces 7:22. NASB (ACTUALIZADO) Jueces 7:22 5 Cuando abrió el tercer Sello, oí al tercer ser viviente que decía: Ven. 6 Y miré, yhe aquí un caballo negro; y quien lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en mediode los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por undenario; pero no dañes el aceite ni el vino. 6:5 "Miré, y he allí, un caballo negro" Es un símbolo del ser humano ( Mateo 24:7) que continúa en guerra. 6:6 "…dos libras de trigo por un denario" El denario era la paga de un día de trabajo para un soldado o un obrero ( Mateo 20:2. Aprendemos de Herodoto que esto podría ser la cantidadnormal de comida requerida por un hombre en un día; lo cual demuestra la dureza del hambre: que un hombre trabaje todo el día y solamente tengacomida suficiente para él. TÓPICO ESPECIAL: MONEDAS EN USO EN LA PALESTINA EN LOS DÍAS DE JESÚS Monedas de cobre Cherma: de poco valor ( Juan 2:15) Cholchor: de poco valor ( Mateo 10:9; Marcos 12:41) Assarion: Moneda romana de cobre, que valía 1/6 de denario ( Mateo 10:29. Kodrantes: Moneda romana de cobre, con 1/64 de valor de denario ( Mateo 5:36. Lepton: Moneda judía de cobre con valor de 1/128 de un denario ( Marcos 12:42; Lucas 21:2. Quadrante: Moneda romana de cobre de poco valor. Monedas de plata Arguros (moneda de plata) De mucho más valor que el cobre o las monedas de bronce ( Mateo 10:9; 26:5. Dēnario: Moneda romana de plata, cuyo valor representaba un día de trabajo ( Mateo 18:28; Marcos6:37. Dracmē: Moneda griega de plata, de valor equivalente a un denario ( Lucas 15:9. Di-drachmon: Un dracma era equivalente a ½ sequel judío ( Mateo 17:24. Statēr: Moneda de plata con valor de más o menos cuatro denarios ( Mateo 17:27. Monedas de oro - Chrusos: moneda de oro) Era la moneda de mayor valor ( Mateo 10:9. Término Generales para el peso de los metales Mnaa: Del latín, mina. Pesa de metal equivalente a 100 dēnarii ( Lucas 19:13. Talanton: Unidad griega de peso ( Mateo 18:24; 25:15-16, 20, 24-25, 28. Valor en plata: 6 mil denarii, Valor en otro 180 mil denarii. Sequel: Peso judío del Antiguo Testamento en plata ( Génesis 23:15; 37:28; Génesis 23:15. Pīm: 2/3 del sequel Beka: 1/2 sequel Gerah 1/20 del sequel Unidades mayores: Maneh: 50 sequeles Kikkar: 3, 500 sequeles. …dos libras de trigo por un denario" El trigo era la base de la dieta de los pobres. La palabra griega " quarts " es " choinix. y equivale aproximadamente a 1. 92 litros. … no dañes el aceite no el vino" Es increíble la cantidad de interpretaciones que hay alrededor de esta frase. Muchos tratan deidentificarlos con los rollos del Templo encontrados en el Mar Muerto, como alusión al sacrificio judío. Estos son alimentos cotidianos en ladieta mediterránea. El hecho de que no hayan sido afectados implica una hambruna limitada, lo cual puede apreciarse en el v. 8. Dios limita Su juiciopara que los incrédulos tengan tiempo de arrepentirse (16:9. También cabe la posibilidad de que ambos productos fuesen utilizados con finesmédicos. NASB (ACTUALIZADO) Génesis 23:15 7 Cuando el Cordero abrió el cuarto Sello, oí la voz de la cuarta criatura viviente diciendo: Ven. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y quien lo montaba tenía el nombre de Muerte; y elHades lo seguía. Le fue dada autoridad sobre un cuarto de la tierra, para matar con una espada, y con hambre ypestilencia, y por las bestias salvajes de la tierra. 6:8 NASB "Un caballo horriblemente pálido…" NKJV "Un caballo pálido…" NRSV "Un caballo verde pálido…" TEV "Un caballo de color pálido…" NJB "Un caballo mortal…" El término " pálido " se refiere a un color verde amarillento o blanco desteñido. En inglés/español la palabra " chlorine " procede del griego. Es posible que se refiera al color de los cadáveres. Dado que en el v. 8 aparece una lista de diversas formas demuerte, puede referirse a los que fueron muertos por los animales salvajes, como una de las maldiciones del Antiguo Testamento ( Levítico 26:22; Jeremías 15:3; Ezequiel 5:17; 14:21. …que estaba sobre él y tenía el nombre de Muerte; y el Hades le seguía" Es una alusión del Antiguo Testamento Ezequiel 5:17 u Oseas 13:14. Es una personificación de los vocablos usados para el final de la vida física. Ambos términos son usados en elApocalipsis tres veces al mismo tiempo (1:18; 20:13-14. La palabra " Hades " en el Antiguo Testamento es sinónimo del "S heol " o "el lugarde los muertos. Ver Tópico Especial: ¿Dónde están los muertos? en Oseas 13:14. …autoridad que les había sido dada sobre un cuarto de la tierra" Con las trompetas se intensifica el Juicio (un Oseas 13:14, 10, 12) da la total destrucción en las copas (16:1-21. Las fracciones son recursos literarios para demostrar que el Juicio de Dios tiene un propósitoredentor (9:20-21; 14:7; 16:9, 11) pero la Humanidad caída y endurecida no responde (aunque alguien pudo haber respondido, 11:13. …para matar con" Los Cuatro Jinetes representan el Juicio del Pacto en el Antiguo Testamento ( Levítico 26:21-26; Jeremías 15:2-3;24:10; 27:8; 29:17-18; 32:24, 36; 34:17; Ezequiel 5:12, 17; 14:21; Amós 4:6-10. El término para "espada" es distinto del v. 4. Aquí serefiere a una espada grande de batalla " hromphaia. Los Cuatro Juicios del Antiguo Testamento: guerra, hombre, plaga y animales salvajes aparecenenumerados en Levítico 26:21-26 y en Ezequiel 14:21. Los Juicios del Pacto ya han sido suficientemente discutidos en Deuteronomio 27-29. Recuerde queel propósito original era lograr el arrepentimiento de Israel y su regreso a YHWH. Este mismo sentido redentor aparece en el texto apocalíptico(9:20-21; 11:13; 14:7; 16:9-11. NASB (ACTUALIZADO) Ezequiel 14:21 9 Cuando el Cordero abrió el quinto Sello, vi debajo del altar las almas de aquellos que fueron muertos porcausa de la Palabra de Dios, dando testimonio se mantuvieron firmes, 10 y clamaban en voz alta diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgarás y vengarás nuestra sangre en los quemoran en la tierra. 11 Y le fue dado a cada uno de ellos vestimentas blancas, y les contestó quedescansaran todavía un poco más, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 6:9 "Vi debajo del altar" Hay mucha discusión acerca de a qué altar se refiere la frase. El término "altar" se usa frecuentemente en el Apocalipsis (8:3, 5; 9:13;11. 1; 14:18; 16:7. Algunos creen que se refiere al altar sacrificial mencionado en Levítico 4:7; y por Pablo en Filipenses 2:17; otros creen que esun altar de incienso en el lugar Santo del Tabernáculo o Templo del Apocalipsis (11:1. Es probable que sea el altar del Sacrificio debido a que: 1)los rabinos miraban ese lugar con mucho horror, y (2) se refiere a la muerte (sangre) de los mártires. Las almas de los que habían sido muertos" Estas son las almas de los cuerpos incorpóreos -entre la muerte y la resurrección- delos creyentes mártires (13:15; 18:24; 20:4. Todos los cristianos son llamados a ser mártires, si la situación lo demanda (2:10, 13; Mateo10:3839; 16:24. Parece que no hay ninguna conexión entre quienes fueron muertos por los Cuatro Jinetes Filipenses 2:17, y estos mártires! NASB "Debido a la palabra de Dios, y debido al testimonio que mantuvieron…" NKJV "Por la palabra de Dios y por el testimonio que mantuvieron…" NRSV "Por la palabra de Dios y por el testimonio que dieron…" TEV "Porque proclamaron la palabra de Dios y fueron fieles en sus testimonios…" NJB "Debido a la palabra de Dios, por testifica de Él…" Esta frase es un tema que se repite en el Apocalipsis (1:9; 12:11, 17; 19:10; 20:4. Por su significado es muy similar a "aquel que vence (2:6, 11, 17, 26;3:5, 12, 21. Fueron muertos porque eran cristianos activos. 6:10 "Por cuanto tiempo vas a dejar de juzgar y vengar nuestra sangre" Muchos comentaristas interpretan esto como ser un cristiano inconsecuente, ya que probablemente ellos nunca han estado en una verdadera persecuciónpor parte de los incrédulos. Esta gente no pide venganza, sino justicia! También puede ser una alusión a Deuteronomio 32:43 ( Apocalipsis 19:2. La solicitud sigue la exhortación paulina en Romanos 12:19. Oh Señor. El término "Señor. despáter) implica autoridad total. De este vocablo griego deriva el términoinglés/español "déspota. Es usado para YHWH en Lucas 2:29 y en Hechos 4:24; y para Jesús, en 2 Hechos 4:24, y Judas v. Los que habitan la tierra" Es una frase muy común en el Apocalipsis, siempre se refiere a los incrédulos (3:10; 8:13; 11:10; 13:8, 14;17:8. 6:11 "Fueron dadas a cada uno vestimentas blancas" Es una metáfora con sentido de "descansar. ser bendecido" o "Victoria. Para algunos el problema teológico que aquí se presenta laexplicación de cómo los cuerpos incorpóreos pueden usar vestimenta. Tenga cuidado con el excesivo literalismo, especialmente cuandointerpreta el drama apocalíptico! El mero hecho de que los comentaristas discutan esto demuestra que realmente desconocen el género dellibro! No se meta en los detalles del Apocalipsis. Hasta que el número de sus consiervos y sus hermanos que fueron muertos se complete" Una de las principales verdades de este libro, es queDios está en control de todas las cosas (v. 8) aún de la muerte de los mártires cristianos! Toda la historia está en Su no se sorprende por ningún evento o acción y sus resultados. Pero aún así, hay dolor, sufrimiento e injusticia en este mundocaído. Para una buena discusión del problema del mal ver: Lo Bueno de Dios, por Wenham. Este concepto de cumplimiento del número de los mártires (I Hechos 4:24) es una forma simbólica para referirse a la sabiduría de Dios y asu plan para la Humanidad; lo cual es similar al concepto paulino del "cumplimiento de los gentiles. Romanos 11:12, 25) en torno al conocimiento de Diosde todos los gentiles que serán salvos. NASB (ACTUALIZADO) Romanos 11:12 12 Miré cuando abrió el sexto Sello, y hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio;y la luna parecía sangre; 13 y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como la higuera dejacaer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. 14 Y el cielo se desvaneció como unpergamino que se enrolla, y todo monte, y toda isla se removió de su lugar. 15 Entonces, los reyesde la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos y todo siervo y todo libre, se escondieron enlas cuevas y entre las peñas de los montes; 16 y decían a los montes y a las peñas: Caigan sobre nosotros, y escóndannos del rostro de Aquel que está sentado sobre el trono, y de la iradel Cordero; 17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse enpie. 6:12 "Abrió el sexto sello…" Este versículo es típico lenguaje apocalíptico judío para el final de los tiempos ( Joel 2:31; 3:15; Isaías 13: 9-10; 34:3; Jeremías 4:23-28; Hageo 2:6; Mateo 24:29; La Asunción de Moisés, 10:5. El lenguaje es usado en el Antiguo Testamento para elDía del Señor. Yo creo que es aquí en el sexto Sello, y más tarde, en la sexta Trompeta, que cada una de estas series de siete terminacon el final del tiempo, la Segunda Venida de Cristo (6:12-17; 11:15-18; 14:14-20; 16:17-21; 19:11-21; 22:6-16. El Apocalipsis no tiene secuenciacronológica. …hubo un gran terremoto" Se mencionan muchos terremotos en el libro (8:5; 11:13, 19; 15:18. Es de interés hacer notar que hay siete diferentes aspectos para este eventoapocalíptico del fin de los tiempos. También hay siete categorías distintas enumeradas en el v. 5. Este es otro ejemplo de la excelenteestructura literaria de la literatura apocalíptica. …el sol se puso negro… la luna como sangre" Es una alusión al Antiguo Testamento para hablar del Día del Juicio ( Isaías 13:10; 24:23; 50:3; Ezequiel 32:7; Joel 2:2, 10, 31; 3:15; Mateo24:29; Marcos 13:24-25; Lucas 21:25. 6:13 "Las estrellas del cielo se cayeron…" Esta metáfora puede tener dos orígenes: 1) la estabilidad del orden creado por Dios ( Job 38:31-33; Job 38:31-33; Isaías 13:10; Jeremías 31:35-36; 37:20-26; Jeremías 31:35-36) se disuelve durante el juicio divino ( Mateo 24:29) o (2) es una metáfora común en el apocalipsisintertestamental -que generalmente referida a los ángeles. En este contexto es preferible el No. 1. 6:4 "El cielo se partió…" Los antiguos miraban el cielo como una bóveda de piel estirada ( Job 22:14; Job 22:14; Proverbios 8:27; Isaías 34:4; 40:22. Por lo que es unametáfora de la deidad haciendo presencia en el orden natural. …cada montaña e isla fue removida de su lugar" En el Antiguo Testamento, cada vez que Dios visitaba su creación, sea para bendecir o para juzgar, ésta se convulsionaba. La descripciónfrecuentemente apunta en términos apocalípticos. Los vv. 15-17 describen la ira de Dios sobre los perseguidores incrédulos (16:20. Estamisma descripción es usada en los textos veterotestamentarios para hacer más fácil la entrada física a la presencia de Dios, como porejemplo: bajar una montaña, secar un río, etc. Isaías 40:4. 6:15 "Se escondieron en las cuevas y entre las rocas de las montañas…" Así como el pueblo de Dios perseguido tuvo que esconderse de sus perseguidores incrédulos ( Hebreos 11:38) de igual manera, ahora los ricos ypoderosos buscan esconderse de Su ira ( Isaías 2:10, 19, 21. Este versículo describe a la Humanidad caída, incrédula en siete formas, por lo que el uso del siete es un modelo básico en el texto joanino. 6:16 " Caigan sobre nosotros, y escóndannos del rostro de Aquel que está sentado sobre el trono" Es una alusión a Oseas 10:8 (Isaías2:19, 21; Lucas 23:30. Fíjese que la ira del Padre y del Hijo están unidas al lamentarse por lo que está pasando en la familia de la tuaron en la historia para premiar al fiel y castigar al rebelde ( Gálatas 6:7. Ira" Es el término ōrge. Ver nota en Gálatas 6:7. 6:17 Este versículo parece ser una alusión a Joel 2:11 o a Malaquías 3:2. Muchos comentaristas creen que el v. 17 pone las condiciones para elinterludio que aparece en el capítulo 7, donde se intenta contestar la pregunta: ¿Qué de los creyentes que están en la tierra duranteestos eventos apocalípticos y las series del Juicio? Siempre ha habido debate entre los comentaristas acerca de si los sellos en el capítulo 6son redentores o de juicio (9:20-21; 14:7-8; 16:9, 11. El capítulo 6 narra el Juicio de Cristo sobre los incrédulos que rechazan creer. Estos juicios comienzan afectando a un cuarto del mundo, después a un tercio; y finalmente, cuando aparecen las Copas, al la totalidad del mundo incrédulo ( Sofonías 1:14-18. VISTAZOS CONTEXTUALES Sofonías 1:14-18 El capítulo 7 es un interludio (así como Sofonías 1:14-18:13, entre la sexta y la séptima Trompeta) entre el sexto Sello y la apertura delSéptimo Sello (8:1. Aborda la pregunta acerca de qué sucede con los creyentes durante estos ciclos del Juicio de Dios sobre losincrédulos. El Séptimo Sello llega a ser la séptima Trompeta. El interludio presenta a dos grupos de creyentes: Los 144 mil de las doce tribus sobre la tierra (v. 4. La gran e incontable multitud de las tribus del mundo entero que ahora están en el cielo. (v. 9. Dios actúa de forma poderosa, protectora y segura a favor de Su pueblo. En el Apocalipsis, no hace ninguna distinción entre creyentesjudíos y gentiles. La separación racial veterotestamentaria ha sido trasformada en desigualdad entre creyentes e incrédulos. NASB (ACTUALIZADO) Sofonías 1:14-18 1 Después de esto vi a cuatro ángeles de pie sobre cuatro ángulos de la tierra, deteniendo a loscuatro vientos, para que no soplara viento sobre la tierra o sobre el mar o cualquier árbol. 2 Y vitambién a otro ángel que sabía por dónde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; yclamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a latierra y el mar, 3 diciendo: No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta quehayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. 7:1 "…vi a cuatro ángeles de pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, deteniendo los cuatro vientos" En el simbolismo numérico del Antiguo Testamento, el cuatro se refiere al mundo entero, a la totalidad ( Isaías 11:12; Jeremías 49:36; Daniel7:2; Zacarías 1:8; 6:15; Mateo 24:31. Existen muchas interpretaciones sobre los cuatro vientos: 1) los rabinos miraban en los cuatro vientos larepresentación del mal; 2) algunos se refirieron a los malos vientos o posiblemente al Juicio de Dios, en Jeremías 49:36 y Daniel 7:2; y (3)otros lo ven como una alusión al número cuatro en Zacarías 1:8; 8:5, donde los cuatro Jinetes y los cuatro Carros son siervos de Dios paraatravesar el mundo ( Mateo 24:31. …el viento no soplará sobre la tierra ni sobre el mar ni sobre ningún árbol" Como Mateo 24:31 y el 8, demuestra el Juicio ilimitado de Dios (7:3; 9:4. 7:2 "Miré a otro ángel descendiendo del sol naciente…" El Este (lugar de nacimiento del sol) era símbolo de vida, salud o de un nuevo día. …que tenía el sello del Dios viviente" Al sello de Dios se hace referencia nuevamente Mateo 24:31 y Mateo 24:31, y probablemente Mateo 24:31. El sello de Satanás se menciona en Mateo 24:31 y Mateo 24:31. Elpropósito de este sello es identificar al pueblo de Dios para que la ira de Dios no les afecte. El sello de Satanás identificaría a supueblo, quienes serán objeto de la ira de Dios. En el Apocalipsis, tribulación. thlipsis) siempre significa que los incrédulos persiguen a los creyentes, mientras la ira o enojo ( orgē o thumos) siempre es el Juicio de Dios sobre los incrédulos para que puedan arrepentirse y volver a la fe en Cristo. Estepositivo propósito del Juicio se puede ver en las maldiciones/bendiciones del Pacto en Deuteronomio 27-28. La frase "el Dios viviente" es un juego de palabras sobre el título de YHWH ( Mateo 24:31; Mateo 24:31; 84:2; Mateo 16:16) que se encuentra confrecuencia en los juramentos bíblicos de la forma "así como vive el Señor. A los cuatro ángeles a quienes les dieron el poder de dañas la tierra y el mar" Es un INDICATIVO AORISTO PASIVO. Dios está en control de los juicios de los incrédulos en la tierra. Sus límites en el Juicio tienen dospropósitos: 1) que los creyentes no sean lastimados por los incrédulos (Juicio) y (2) que éstos se arrepientan, invoquen Su nombre y leden gloria (9:20-21; 14:6-7; 16:9, 11: 21:7; 22:17. 7:13 "Hasta que hayamos sellado en la frente a los siervos de nuestro Dios" Es una alusión a Ezequiel 9:4, 6 ( Apocalipsis 9:4; 14:1. Lo opuesto a este hecho es el sello de Satanás, la marca de la bestia (13:16-17; 14:9, 11; 16:2; 19:20; 20:4. NASB (ACTUALIZADO) Apocalipsis 9:4 4 Y oí el numero de los sellados, ciento cuarenta y cuatro mil sellados de cada tribu de los hijos de Israel. 7:4 "…ciento cuarenta y cuatro mil" Este mismo número misterioso se menciona en Apocalipsis 9:4 y el 3. Hay mucha discusión acerca de él, y a quiénes representa. El número essimbólico, no literal, por las siguientes razones: Es una cifra redonda, y todas las tribus tienen igual número. Es un múltiplo de doce, el número bíblico de organización (o posiblemente el del pueblo de Dios) y de diez, que representa latotalidad, lo completo. El capítulo 7 desarrolla un lenguaje apocalíptico. La lista de las tribus de Israel está ligeramente alterada (se omite a Dan, y se repone a Efraín en representación de José) por locual un judío sabía que el texto no podía ser interpretado de forma literal. Algunas de las posibles interpretaciones para este grupo han sido: Que se trata del Israel creyente al final de los tiempos ( Zacarías 12:10. Que son los nuevos creyentes convertidos y presentes después del rapto secreto de la Iglesia. Que son el remanente de los judíos creyentes (Romanos 9-11. Que es un título neotestamentario para la Iglesia. En el Apocalipsis, el sello no se limita a un solo grupo, sino que representa la posesión y protección de Dios para Su pueblo (2:20; 11:18; 19:2, 5; 22:36. Satanás sella a los suyos (13:16-17; 14:9, 11, 16-17; 14:9, 11; 16:2; 19:20; 20:4) imitando a Dios! 3:12; 7:3; 14:1; 22:4. El Nuevo Testamento con frecuencia describe a la Iglesia con términos que antes fueron utilizados para Israel ( Romanos 2:28-29; 4:11; 9:6, 8; Gálatas 3:29; 6:16; Filipenses 3:3) y muy particularmente en el libro de Apocalipsis, donde en Filipenses 3:3 se dirige a la Iglesia con el títuloutilizado para Israel en el Filipenses 3:3 (I Filipenses 3:3, 9. En el libro de Santiago (1; 1) y I Pedro (1:1) también se describe a la Iglesia comola "diáspora" el nombre que se utilizó para los judíos en el exilio, que no vivían en Palestina. Personalmente me parece mejor en este punto de mi estudio, identificar los 144 mil del v. 4 y a "la gran multitud" del v. 8 con el pueblo de Dios en el NuevoTestamento, aquellos que confían en Cristo; pero puede verse en ambos sentidos (judíos creyentes y gentiles creyentes. TÓPICO ESPECIAL: EL NÚMERO DOCE El doce siempre ha simbolizado la organización: Fuera de la Biblia Doce signos del zodíaco. Doce meses del año En el Antiguo Testamento Los hijos de Jacob (las tribus judías) Reflejado en: Los doce pilares del altar, en Filipenses 3:3. Las doce joyas de la armadura del Sumo Sacerdote -una por cada tribu- en Éxodo 28. 21. Los doce pedazos de pan en el lugar santo del Tabernáculo, en Levítico 24 los doce espías enviados a conocer la Tierra Prometida, en Números 17:2. Las doce varas -estándar tribal- en la rebelión de Coré, en Números 17:2. Las doce piedras de Josué, en Josué 4:3, 9, 20. Los doce distritos administrativos durante el gobierno de Salomón, en I Josué 4:3. Las doce piedras del altar de Elías a YHWH, en I Josué 4:3. En el Nuevo Testamento Los doce apóstoles escogidos Los doce trozos de pan -uno por cada apóstol- en Mateo 14:20. Los doce tronos en donde se sentarán los discípulos (refiriéndose a las doce tribus de Israel) Mateo 14:20. Las doce legiones de ángeles para rescatar a Jesús, en Mateo 26:53. El simbolismo del Apocalipsis Los veinticuatro ancianos sobre los veinticuatro tronos, Mateo 26:53 Los 144 mil (12 mil por 12 mil) Mateo 26:53; 14:13. Las doce estrellas en la corona de la mujer, Mateo 26:53. Los doce puertos y los doce ángeles reflejando a las doce tribus, Mateo 26:53. Las doce piedras del fundamento de la Nueva Jerusalén, y en ellas los nombres de los doce apóstoles, en21:14. Doce mil estadios en Mateo 26:53 (el tamaño de la nueva ciudad, la Nueva Jerusalén) La pared tiene 144 codos, Mateo 26:53 Las doce puertas de perlas, Mateo 26:53. Los árboles en la Nueva Jerusalén que proporcionan doce clases de frutas (una por cada mes del año) Mateo 26:53. NASB (ACTUALIZADO) Mateo 26:53 5 De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, docemil sellados. 6 De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil la tribu de Manasés, doce mil sellados. 7 De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De latribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. 8 De la tribu deZabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mi sellados. De la tribu de Benjamín, doce milsellados. 7:5 "De la tribu de Judá" La lista de la tribu en el v. 5 no está de acuerdo con ninguna de las más de veinte encontradas en el Antiguo Testamento. Especialmente, Mateo 26:53, donde se enumera al pueblo escatológico de Dios. Dan ha sido omitido; Judá aparece al inicio; desaparece Efraín, yJosé ocupa su lugar, y Leví es incluido con las otras tribus. Cualquier judía reconocería lo irregular de esta lista, por lo cual debeser tomada de forma simbólica. NASB (ACTUALIZADO) Mateo 26:53 9 Después de esto, miré, y he aquí una multitud de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, lacual nadie podía contar, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropasblancas, y con palmas en las manos; 10 y clamaban a gran voz, diciendo: 11 "La salvaciónpertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban de piealrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes, y se postraban sobre sus rostros delantedel trono, y adoraban a Dios, 12 diciendo: Amén! La bendición y la gloria y lasabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglosde los siglo, Amén. 7:9 La gran multitud mencionada en este verso, obviamente es diferente de los 144 mil que ya se habían indicado en el v. Así como el primer grupovino de las diferentes tribus de Israel, éste viene de cada tribu de la tierra; parece que representan al mismo grupo de personas en dos diferentessentidos. Si vv. 1-8 se refiere a judíos creyentes; entonces, el v. 9 se relaciona con el pueblo de Dios de todos los pueblos (5:9; 11:9; 13:7; 14:6;17:5. Sin embargo, el hecho de que se diga que: 1) han salido de la gran tribulación (v. 14. 2) estaban de pie delante del trono (v. 9. y (3) teníanvestiduras blancas (6:11) tal vez los identifique como a la totalidad de los mártires (6:11; 17:6; 18:24; 19:2; 20:4. …palmas en las manos" Algunos tratan de identificar esta frase con Levítico 23:40 o Nehemías 8:15, como señal de alegría y triunfo; hay quienes lo relacionancon los ritos de la Fiesta de Pascua, como en Juan 12:14, mientras otros, debido a que el pasaje está ligado al período de la montaña(vv. 15-16) lo vinculan a la Fiesta de los Tabernáculos. Las ramas y palmas pueden ser simplemente un símbolo de victoria. 7:10 "Salvación a nuestro Dios" Es el término griego utilizado para "salvación. sōteria de sōzō) pero puede usarse con sentido de "victoria" NEB)o "de victoria total. En el Antiguo Testamento, el término ( yasha) significaba liberación física ( Santiago 5:15. Este mismo vocabloes usado tres veces en una serie de bendiciones de Dios (7:10; 12:10; 19:1. …y el Cordero" Fíjese que el Mesías ha bendecido en la misma forma que lo hizo YHWH. Esto enfatiza la esencia divina del Hijo. 7:12 "…diciendo" Observe que Dios es bendecido siete veces (y el Mesías, v. 10) y es similar a las siete bendiciones del Cordero inmolado Santiago 5:15. Amén" Ver Tópico Especial Santiago 5:15. NASB (ACTUALIZADO) Santiago 5:15 13 Entonces uno de los ancianos habló, diciendo: Estos que están vestidos con ropas blancas, ¿quiénes son? y ¿de dónde han venido. Yo le dije: Señor, tú lo saber. Y el medijo: Estos son los que han salido de la Gran Tribulación, y han lavado sus ropas, y las han blanqueado en lasangre del Cordero. Por eso están delante del trono de Dios. Y le sirven día y noche en su templo; y elque está sentado sobre el trono extenderá su Tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre nised, y el sol no caerá más sobre ellos ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio deltrono los protegerá, y les guiará a fuentes de agua de vida; y Dios les enjugará toda lágrima. 7:14 "Yo le dije: Señor, tú lo sabes…" Es una respuesta humana común a los mensajes angelicales ( Zacarías 4:5, 13; Daniel 10:16) que refuerza la identificación de los ancianoscon ángeles. La literatura apocalíptica se caracteriza por la mediación interpretativa de estos seres, de gran importancia (al igual que elcanto del coro) para definir y entender el lenguaje simbólico. Estos son los que salieron de la gran tribulación" Es un PARTICIPIO PRESENTE y una alusión a las Iglesias perseguidas en los días de Juan (1:9; 2:9-10, 22. Sin embargo, es obvio que lasreferencias históricas del Apocalipsis están dirigidas a los santos perseguidos en cada edad, y también apuntan a la intensificación dela persecución en los Últimos Días ( Daniel 12:1. Aquí relaciona (1) la persecución de los hijos de Dios ( Mateo 24:31-22; Marcos13:9; 2 Mateo 24:31-22; Apocalipsis 2:10; Daniel 12:1) o (2) a Dios viniendo con ira sobre los incrédulos (2 Daniel 12:1; Apocalipsis3:10; 6:17; 8:2; 16:1. Hasta cierto punto, estos problemas surgen en cada era. Los cristianos siempre han sufrido en el nombre de Jesús ( Juan 16:33; Hechos 14:22; Romanos5:3; I Pedro 1: 12-16. Ambos eventos son conocidos e identificados como "dolores de parto" de la Nueva Era de Justicia ( Marcos 13:8, y el libroapócrifo de 2 Baruc, capítulos 25-30. El vocablo griego " thlipsis. tribulación) siempre se utiliza en el Apocalipsis para identificar a los creyentes que sufrenpersecución a manos de los incrédulos (1:9; 2:9; 10, 22; 7:4. El término griego " thumos. 12:12; 14:8, 10, 19; 15:1, 7; 16:1; 18:3;19:5) y ōrge (6:1-17; 11:18. 14:10; 16:19; 19:15) generalmente se utiliza para la ira del Padre o del Hijo sobre los incrédulos, rebeldesy tercos. Desde una perspectiva teológica, si este libro fue escrito para motivar a los creyentes que pasaban por tribulaciones, ¿por quéalgunos intérpretes insisten en un rapto secreto para salvar de la persecución a algunas generaciones de futuros creyentes? ¿Por quéuna generación futura debería ser salva. Han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero" Aparentemente esto se refiere a los mártires que murieron por la fe en Cristo en la gran tribulación. Qué metáfora másfuerte de la redención (22:14) La idea de limpieza por medio de la muerte sacrificial de Cristo puede encontrarse en Romanos 3:25; 5:9; 2 Corintios5:2; Efesios 1:7; Colosenses 1:20; Hebreos 9:14; I Hebreos 9:14; I Juan 1:7. Frecuentemente es aludida la verdad de la cruz en el Apocalipsis (1:5; 7:14; 12:11; 13:8; 14:4; 15:3; 19:7; 21:9, 23; 22:3. Fíjese en lacombinación de la provisión de Cristo y la necesidad humana de responder a la invitación de Dios. El aspecto del Pacto en los dosTestamentos confirman la iniciación de Dios y su provisión; pero Dios soberano también ha escogido que la Humanidad caída debaresponderle ( Juan 1:12; Marcos 1:15; Hechos 3:16, 19; 20:21; Romanos 10:9-13. 7:15-16 Un tiempo de felicidad y paz se describe en términos veterotestamentarios. Esa es una alusión al período de peregrinación por lamontaña y del Tabernáculo ( Romanos 10:9-13; Números 9:15-23. Como una alusión adicional al shekina, la nube de gloria quesimbolizaba la presencia de Dios con su pueblo ( Isaías 49:10; Mateo 5:6; Juan 4:14; 6:35; 7:37. Este período del pueblo de Israel eraverdaderamente un tiempo de juicio; sin embargo; YHWH nuevamente estuvo más cerca y atento que durante el período de juicio, por lo cual esidentificado por los rabinos como "la luna de miel" entre Él e Israel. 7:15 "…le sirven de día y de noche" En el Antiguo Testamento esto se refiere a los sacerdotes de la tribu de Leví (Salmo 134: 1; I Juan 4:14. El acceso y el servicio a Dios seha ampliado a: 1) los creyentes perseguidos, y (2) todos los creyentes. Ya no existe la élite sacerdotal judía! Todos los creyentesson sacerdotes (I Juan 4:14, 9; Apocalipsis 1:6. …en el templo" Es algo difícil relacionar este pasaje (y Ezequiel 40-48) con el Apocalipsis, donde se dice que no habrá templo en el cielo. Algunos tratan dedistinguir entre un reinado temporal milenial y un reinado eterno. Obviamente, influyen las metáforas y la perspectiva temporal del libro. Esto puedereferirse al Tabernáculo espiritual en el cielo ( Hebreos 9:23. …extenderá su Tabernáculo sobre ellos" Es una metáfora verbal para Dios habitando íntimamente con su pueblo. La tienda de Dios representa su presencia en medio de Su nuevo pueblo y detodo pueblo o tribu. El propósito inicial del Jardín del Edén se ha restaurado. La Humanidad ha sido redimida ( Génesis 3:15) y laíntima comunión con Dios nuevamente es posible. 7:26 "No tendrán más hambre ni sed" El v. 16 es una referencia a Isaías 49:10-13. La provisión física de Dios es usada como símbolo de Su provisión espiritual (Mateo5:6; Juan 4:14; 6:35; 7:37. No caerá el sol sobre ellos ni el calor alguno" El una alusión a la sombra provista por el shekina o sombra de gloria durante los treinta y ocho años del período deperegrinación por la montaña. Porque el Cordero en el centro del trono les pastoreará" Hace referencia al Antiguo Testamento en Ezequiel 34:23. Fíjese que el Salvador inmolado, pero resucitado es el punto focal de la actividad redentorade Dios. El Buen Pastor, de Juan 10:11, es ahora el Pastor de todas las ovejas ( Juan 10:16. Él los guiará a fuentes de agua de vida" Para la gente del desierto el agua siempre fue símbolo de abundancia y de vida. Es una alusión a Isaías 49:10 ( Isaías 49:10) que se repite alfinal del libro de Apocalipsis Isaías 49:10; 22:1. Y Dios les enjugará toda lágrima de sus ojos" Es una referencia al banquete Mesiánico y a la nueva ciudad de Dios, en Isaías 25:6-9 ( Apocalipsis 21:4. Ante esto, qué gran consuelodebían sentir los creyentes perseguidos en los días de Juan y en todas las edades! PREGUNTAS DE DISCUSIÓN Este es un comentario y guía de estudio, lo cual significa que usted es el responsable de su propia interpretación bíblica. Cada uno denosotros debe iluminarse con su propia luz. Usted, la Biblia y el Espíritu Santo son la prioridad en la interpretación, lo cual debe priorizarseprevalecer ante cualquier comentarista. Las preguntas de discusión provistas deben orientarte en los principales temas de esta sección del libro. Su intención es ser una guíade reflexión, y no son de carácter definitivo. ¿Quiénes son los 144 mil? Explique su respuesta sobre el texto de Apocalipsis. ¿Cómo se relacionan los 144 mil con el gran grupo del v. 9? ¿Por qué es tan difícil interpretar estos símbolos? En los capítulos 6-7, ¿cuál es la fuerza mayor? ¿Qué significa que el capítulo 7 sea un interludio? ¿Dónde se encuentra otro interludio en el libro de Apocalipsis.

One of things I liked most about this film is all of the very cool locations the filmmakers used. They used the dam that was seen in Escape From New York, The Plantarium used in Terminator, the Dry Lake Bed I have seen in so many Music Videos, The Spice Girls, Shanya Twain, etc, this incredible massive rock wall, and a very very cool town that was made up of all these art pieces. This movie is full of great locations and great camera work. Recommended. Watch stream the roller blade seventh.

 

Watch stream the roller blade seven days. –Pero bueno, todo esto serán como símbolos y parábolas ¿no? –Craso error. «Apocalipsis de Jesucristo, que para instruir a sus siervos sobre las cosas que han de suceder pronto ha dado Dios a conocer por su ángel a su siervo Juan» (Ap 1, 1. –Visión inicial del Cristo glorioso, Señor del cielo y de la tierra A los que hablan de «Jesús de Nazaret», sin mencionar apenas su divinidad; a quienes ven a Jesús como un hombre tan unido a Dios que puede decirse divino, sin que sea Dios; a los que pasan ante el Sagrario como si nada tuviera dentro; a quienes son incapaces de arrodillarse ante la Eucaristía, y por supuesto a todos los cristianos, ha de abrirles los ojos la visión del Cristo glorioso que se le presentó al apóstol San Juan en la isla de Patmos hacia el año 68. Cito extractando: « El día del Señor [el domingo] fui arrebatado en espíritu y escuché detrás de mí una voz potente como de trompeta… “Lo que estás viendo, escríbelo en un libro y envíalo a las siete iglesias”… Me volví y vi siete candelabros de oro, y en medio de los candelabros como un Hijo de hombre, vestido de una túnica talar, ceñido con un cinturón de oro. Su cabeza y cabellos eran blancos, como la nieve, y sus ojos como llama de fuego… Tenía en su mano derecha siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de doble filo. Su rostro era como el sol cuando brilla en su apogeo. Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto ». Ya la apariencia de Cristo ascendido al Padre no es la de los cuarenta días de resucitado, en los que trata amigablemente con sus discípulos, comiendo y conversando con ellos sobre el Reino… A partir de la ascensión a los cielos, la humanidad de Cristo se muestra ya infinitamente gloriosa y divina. Su más íntimo discípulo, Juan, el que en la Cena apoya su cabeza en el pecho de Cristo, al verlo ahora, cae en tierra como muerto. «Él puso su mano derecha sobre mí diciéndome: “No temas, yo soy el Primero y el Ultimo, el Viviente. Estuve muerto, pero ya ves: vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del abismo. Escribe, pues, lo que estás viendo: lo que es y lo que ha de suceder después de eso”» (Ap 1, 9-19. Juan apóstol cae en tierra como muerto al contemplar al Cristo glorioso… Recuerda la visión de Daniel (10. El Jesús que se le manifiesta no es el de rubios tirabuzones y dulce expresión muy humana. Es el Señor del cielo y de la tierra: «Contempladlo y quedaréis radiantes» (Sal 33, 6. – Cartas a las siete Iglesias Elige el Señor a siete Iglesias locales para dirigirles cartas. No hay opinión unánime para explicar por qué fueron éstas las elegidas entre tantas otras del Asia Menor. Quizá, simplemente, porque lo necesitaban más que las otras. El caso es que en la primera visión de San Juan «los siete candelabros de oro, las siete estrellas, son los ángeles de las siete iglesias»: Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardes, Filadelfia y Laodicea. Transcribo literalmente fragmentos de estos mensajes (Ap 2-3. «Escribe al ángel de la Iglesia en Éfeso: Esto dice el que tiene las siete estrellas en su derecha… Conozco tus fatigas, tu perseverancia… Has puesto a prueba a los que se llaman apóstoles, sin serlo, y has descubierto que son mentirosos… Pero tengo contra ti que has abandonado tu amor primero… El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios». «Escribe al ángel de la Iglesia en Esmirna: Esto dice el Primero y el Ultimo… Conozco tu tribulación, y las calumnias de los que se llaman judíos, pero que no son sino sinagoga de Satanás… No tengas miedo de lo que vas a padecer. El Diablo va a meter a algunos de vosotros en la cárcel. Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida». «Escribe al ángel de la Iglesia en Pérgamo: Esto dice el que tiene la espada de doble filo. Sé que habitas donde está el trono de Satanás, pero mantienes mi nombre y no has renegado de mi fe… Pero tienes ahí a los que profesan la doctrina de Balaán, que enseñó a comer de lo sacrificado a los ídolos y a fornicar. Conviértete, pues, si no, vendré pronto a ti y combatiré contra ellos con la espada de mi boca. Al vencedor le daré el mana escondido». «Escribe al ángel de la Iglesia en Tiatira: Esto dice el Hijo de Dios: conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio, tu perseverancia, y que tus obras últimas son mejores que las primeras. Pero tengo contra ti que permites a esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñar y engañar a mis siervos a fornicar y a comer de lo sacrificado a los ídolos. No quiere convertirse de su fornicación. Mira, voy a postrarla en cama, y a sus hijos los heriré de muerte. Pero a vosotros, los demás de Tiatira, que no profesáis esa doctrina, os digo: Mantened lo que tenéis hasta que yo vuelva. Al vencedor, que cumpla mis obras hasta el final, le daré autoridad sobre las naciones, y le daré la estrella de la mañana». «Escribe al ángel de la Iglesia en Sardes: Esto dice el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas. Conozco tus obras, tienes nombre como de quien vive, ero estás muerto. Se vigilante y reanima lo que te queda. Acuérdate de como has recibido y escuchado mi palabra; guárdala y conviértete. Tienes en Sardes unas cuantas personas que no han manchado sus vestiduras, y pasearan conmigo, porque son dignos. El vencedor vestirá blancas vestiduras, y no borraré su nombre del libro de la vida». «Escribe al ángel de la Iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo y Verdadero. Conozco tus obras, y aun teniendo poca fuerza, has guardado mi palabra y no has renegado de mi nombre. Mira, voy a entregarte algunos de la sinagoga de Satanás, los que se llaman judíos y no lo son, y se postrarán ante tus pies, para que sepan que yo te he amado. Porque has guardado mi consigna de perseverancia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que va a venir sobre todo el mundo. Mira, vengo pronto. Mantén lo que tienes, para que nadie te arrebate tu corona. Al vencedor le haré columna del templo de mi Dios, en la nueva Jerusalén». «Escribe al ángel de la Iglesia en Laodicea: Esto dice el Amén, el Testigo fiel y veraz. Conozco tus obras: no eres ni frío ni caliente. Y estoy a punto de vomitarte de mi boca. Tú dices: “soy rico, no tengo necesidad de nada”. Y no sabes que eres un desgraciado, digno de lástima, pobre, ciego y desnudo. Yo, a cuantos amo, reprendo y corrijo; ten, pues, celo y conviértete. Mira, estoy de pie a la puerta y llamo. Si alguien escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. Al vencedor le concederé sentarse conmigo en mi trono». Estas cartas misteriosas, cada una, terminan diciendo: «El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias». La Iglesia vive en el mundo una gran batalla entre las fuerzas de Cristo y las de Satanás. Se manifiesta siempre Jesucristo como Señor, como dominador absoluto de la historia del mundo y de la Iglesia. Conoce bien las tentaciones y las victorias del Malo. Pero conoce también y alaba siempre a quienes se mantienen fieles, que a veces son pocos, un resto de Yavé. Y asegura que todos los que mantienen la fe en su nombre salvador recibirán premios grandiosos. –Las siete trompetas En el corazón del Apocalipsis se halla el septenario de las trompetas  (8, 2-14, 5. En él se contem­plan l os estremecimientos de la historia hu­mana en torno a la encarnación del Hijo de Dios, su Pasión y su Resurrección. Siete ángeles van tocando sucesivamente las siete trompetas, que a un mismo tiempo designan cala­midades terribles y acciones salvíficas de la Providencia divina. A pesar de estos sones cósmicos de las trompetas angélicas, «el resto de los hombres, que no murió en estas plagas, no se arrepintió de las obras de sus manos… No se arre­pintieron de sus homici­dios, ni de sus maleficios, ni de su fornica­ción, ni de sus robos» (9, 20-21. Más aún, como se ve también en el septenario de las copas, los hombres «blasfemaban de Dios a causa de sus penas, pero de sus obras no se arre­pentían» (16, 11; 16, 9. En efecto, los hombres, aplastados por las consecuencias intrínsecas de sus propios pecados, en vez de arrepen­tirse, echan la culpa de esas plagas a Dios. En la quinta trompeta «una es­trella caída del cielo a la tierra», esto es, un demonio, «abrió el pozo del Abismo y subió del pozo una humareda como la de un horno grande, y el sol y el aire se oscurecieron con la humareda del pozo» (9, 1-2. Comienza en el mundo a ser difícil para los hombres ver la realidad. Sigue a esto una plaga como de langostas, y en la sexta trompeta, una innumerable caballería misteriosa lleva la muerte a un tercio de los hombres. En la séptima trompeta van a enfrentarse, por fin, definitivamente la cólera de Dios y las naciones encoleri­zadas contra Él. «Ya llegó el reino de nuestro Dios y de su Cristo sobre el mundo, y reinara por los siglos de los siglos… Te damos gracias, Señor, Dios todopoderoso, el que es, el que era, porque has cobrado tu gran poder  y entrado en la posesión de tu reino» (11, 15-17. – En María se encarna el Hijo de Dios: estalla la gran batalla contra el Dragón infernal Apocalipsis 12: «Apareció en el cielo una señal grande, una Mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas», gimiendo con dolores de parto. Y «apareció en el cielo otra señal, y vi un gran Dragón de color de fuego… Se paró el Dragón delante de la mujer para tragarse a su hijo en cuento pariese… La mujer huyó al desierto… Y hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatían contra el Dragón, y peleó el Dragón y sus ángeles, que no pudieron triunfar ni hubo lugar para ellos en el cielo». «Oí una gran voz en el cielo: Ahora llega la salvación, el poder, el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque fue precipiado al Acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios de día y de noche. Con la Encarnación del Hijo divino toda la histo­ria se acelera, sufre el mundo espasmos de gozo o de horror, y estalla una guerra tremenda. El Dragón, que no es sino «la Serpiente an­tigua, el llamado Diablo y Satanás, el se­ductor del mundo entero », frustrado por la encarnación, pasión, resurrección y ascensión del Mesías al cielo, y por la huída del Hijo de la Mujer, «se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús». – Las dos Bestias potenciadas por el Diablo Apocalipsis 13. Así las cosas, « vi surgir del mar una Bes­tia» poderosísima, a la que el Dragón le dio su poder y su trono y gran poderío. Y «l a tierra entera siguió maravi­llada a la Bestia », que durante cuarenta y dos meses blasfemó contra Dios. En ese tiempo se le dió a la Bestia diabólica « hacer la guerra a los santos y vencerlos », y se le concedió «poderío sobre toda raza, pue­blo, lengua y nación», de tal modo que su reinado vino a hacerse casi universal, pues le adoran «todos los habitantes de la tierra cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado». ¿Qué harán, pues, los cristianos fieles en medio de esta apostasía generalizada? … «El que tenga oídos, oiga. El que a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a es­pada, a espada ha de morir. Aquí se re­quiere la paciencia y la fe de los santos ». Fidelidad y paciencia. Guardar la fe verdadera, sin concesión al­guna a la mentira. Participar en la paciencia de la Pasión de Cristo. Abandonarse a las penas que el mundo inflija, sean las que fue­ren, con un corazón firme en la esperanza: que sea lo que Dios quiera o per­mita. La victoria es de nuestro Dios y la de su Cristo glorioso. Una segunda Bestia, menos poderosa, salida de la tierra, actúa como agente ideológico para la propaganda de la primera. Esta Bestia, realizando grandes señales y dotada de un poder de seducción inmenso, consigue que sean «exterminados cuantos no adoran la imagen de la Bestia. Y hace que todos, pe­queños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente, y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre». –Victoria final de Cristo y de su Iglesia El septenario de las trompetas ex­presa la victoria final de Cristo y de sus santos con una gran liturgia. En ella «el Cordero, de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cua­renta y cuatro mil que tenían su nombre y el nombre de su Padre inscrito en la frente», cantan «un cántico nuevo». Éstos son vírge­nes, y no se han contaminado con el adulterio y la fornicación de la idolatría, sino que han guar­dado «el tes­timonio de Jesús». Han sido fie­les al seguimiento del Cordero, por donde quiera que éste les llevara,  a veces hasta la pérdida de todo y la muerte. No se halló la mentira en su boca, ni nunca el Dragón, el padre de la mentira, tuvo poder sobre ellos. Han vencido al mundo y a su Príncipe, y son bienaventura­dos, pues han sido gratuitamente «rescatados de entre los hombres como ofrenda para Dios y para el Cordero» (14, 1-5. Resumo la exégesis de Jean-Pierre Char­lier, O. P. Comprender el Apocalipsis, I-II, Desclée de Brouwer, Bilbao 1993)  La Bestia es el Imperio romano, y con­cretamente Domiciano, que reinó del 81 al 96 (el Apocalipsis se escribió hacia el 95) «la Bestia sería este emperador que se hacía llamar Dominus et Deus », gran blasfemia, por la que se seculariza to­talmente el poder civil (I, 254. Pero cuando Roma pase, «habrá otra Roma que tomará inevitablemente el relevo. Por consiguiente, la Bestia] es todo edifi­cio político como tal, sea quien sea quien lo ejerza –Domiciano o cualquier otro– en la medida en que busca su poder, su autoridad y su trono fuera de Dios » (255. «Más allá de Roma y Domiciano, más allá del siglo I de nuestra era, éste [la Bestia] es cual­quiera que haga pesar su autoridad sobre los hom­bres, pretendiendo guiarlos fuera de los valores del Evangelio » (256) queriendo obligarles a aceptar su marca en la mano derecha o en la frente: esto es, en la conducta o en el pensamiento. Con todo esto se forman, ine­vitablemente, «dos grupos antinómicos: el que reco­noce el sistema político, ideológico y económico, y, por otra parte, el que se desvincula de él para su ma­yor incomodidad: los adoradores idólatras y codicio­sos, y los verdaderos religiosos en espíritu y en ver­dad» (261. La victoria final es, ciertamente, de Dios y del Cordero, y de los fieles que han guardado la fe. «Sobre el monte Sión ya no hay Templo, sino sólo el Cordero. Ya no hay sacrificios de holocausto, sino la muchedumbre de los excluidos de la sociedad, resca­tados por Dios y su Cristo, transformados en obla­ción suprema» (268. –No adorar a la Bestia «Toda la tierra seguía maravillada a la Bestia. La adoraron todos los moradores de la tierra, cuyo nombre no está inscrito, desde el principio del mundo, en el libro de la vida del Cordero degollado» (13, 3. 8. En efecto, la Bestia realiza grandes signos, al tiempo que blasfema contra Cristo y persigue y vence a sus santos. Domiciano, el emperador, o el Es­tado sin Dios, da igual, se ha declarado Dominus et Deus, y todos han de aceptar su marca en la frente y en la mano de modo público y manifiesto. Sólo así se adquiere ese libellum imperial –cédula o carnet–, sin el cual se hace imposible comprar o vender, publicar escritos o enseñar, relacio­narse a niveles altos e influir socialmente. Ante esta situación, el vidente del Apocalipsis, con apostólica solicitud y por encargo del mismo Señor, pone en guardia a los cristia­nos de su tiempo y a los de todos los siglos. «Escribe lo que has visto, lo que ya es y lo que va a suceder más tarde» (Ap 1, 19. «Éstas son palabras ciertas y verdaderas de Dios» (19, 9; 21, 5; 22, 6)… Cuidado! Reconoced a la Bestia, daos cuenta de que todo su poder lo ha recibido del Dragón in­fernal! 13, 2. No sucumbáis a su fascina­ción ni le deis culto! No os fiéis de sus pa­labras ni promesas, que el Padre de la Men­tira es su alma falsa y engañadora! No temáis por lo que ha­béis de sufrir! 2, 10. Estad segu­ros de que Dios tiene medido el tiempo de esta Bestia, pues solamente «se le dio poder de actuar durante cuarenta y dos meses» (13, 5. Que nadie se rinda y ceda, que todos guarden fielmente la Palabra divina y el testimonio de Jesús! Y si alguno ha de ir a la cárcel o a mo­rir a espada, no dude en ir a la cárcel o a la muerte. Ahí es donde se manifestará la pacien­cia y la fe de los santos (13, 10. Y Juan apóstol y evangelista, con el mismo amor con que ex­horta a ser fieles a Cristo Esposo, en martirio y bo­das de san­gre, con el mismo amor amenaza, bus­cando que nadie se pierda. «Si alguno adora a la Bestia y a su imagen, y acepta la marca en su frente o en su mano [en su pensamiento o en su conducta] tendrá que  beber también del vino del furor de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su cólera. Será atormentado con fuego y azufre delante de los santos Ángeles y delante del Cordero. Y la humareda de su tormento se eleva por los siglos de los siglos. No hay re­poso, ni de día ni de noche, para los que adoran a la Bestia y a su imagen, ni para el que acepta la marca de su nombre» (14, 9-11; 21, 8. 27; 22, 15... Ya se comprende que no todos los cristianos necesitan absolutamente leer y estudiar el Apocalipsis. Después de todo, sus grandes luces pueden llegarle por los otros libros del Nuevo Testamento y de la Liturgia, por la Tradición y la predicación. Pero sí puede decirse que quien carece en gran medida de la visión histórica del Apocalipsis no entiende nada de la historia de la humanidad pasada y presente. Aunque sea un historiador sumamente erudito y prestigioso, si no tiene las luces del Apocalipsis, aunque conozca miles de datos anecdóticos, ignora el pasado, no entiende nada de lo que está viviendo en el presente, y desconoce absolutamente el futuro. No conoce la historia de la humanidad. José María Iraburu, sacerdote Índice de Reforma o apostasía.

Siete Señales Proféticas Principales Sobre La Segunda Venida Un Estudio Bíblico Octavo Reporte Anual Actualizado. 24/01/2009 Existen siete señales proféticas principales sobre la Segunda Venida, y por primera vez en la historia, todas ellas se encuentran en algún estado de cumplimiento. Como en años anteriores, voy a enumerar estas siete señales mencionando sus referencias bíblicas más importantes y ofreciendo al mismo tiempo un comentario sobre los eventos presentes. 1. Israel Volverá a Su Tierra… Ezequiel 36:24; 37:21 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país. Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra En 1948, cuando Israel volvió a tomar su lugar entre las naciones del mundo, por primera vez en casi 2. 000 años, los estudiosos de la profecía reconocieron el cumplimiento de la primera señal que indicaba que el final de la era se aproximaba. Tanto Isaías 11:11-12 como Amós 9:14-15 lo habían predicho con toda claridad. Jesús dijo que la generación que naciera y viera esta señal, aun estaría viva cuando Él regresara (Mateo 24:34. El cumplimiento de esta profecía también produjo otra reacción. Satanás también lee la profecía así que comenzó a ejercer su influencia en los líderes mundiales en su continuo esfuerzo para torcer el plan de Dios. Como resultado de eso Israel ha tenido que pelear seis guerras en los últimos 60 años, cada una como un esfuerzo para erradicar el Estado Judío de sobre la faz de la tierra. Y está claro que este esfuerzo continuará, con la batalla más grande que se vislumbra en el horizonte, la cual fue predicha por Ezequiel en los capítulos 38 y 39. Los enemigos de Israel, tanto físicos como espirituales, no se darán por vencidos hasta que ya sea que tengan éxito (desde su punto de vista) o sean destruidos (desde el punto de vista de Dios. Porque así como estas naciones quieren destruir a Israel, Dios ve un resultado diferente. Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra (Isaías 11:11-12. Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos. Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo (Amós 9:14-15. 2. Jerusalén Estará en Manos Judías… Lucas 21:24 “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”. El Señor profetizó que la reunificación de Jerusalén como una Ciudad Judía sería una señal de la influencia extranjera (gentil) sobre Su Tierra, y ciertamente sobre el mundo, y que estaría por acabarse. El cumplimiento de esta profecía empezó en el año 1967, y los expertos en profecía vieron otra señal principal que el final de la era había empezado. El esfuerzo casi mundial para dividir de nuevo la ciudad es en esencia una lucha de voluntades; la voluntad de Dios versus la voluntad del hombre. Hasta hace poco cada político israelita ha mantenido una postura firme sobre la promesa de mantener Jerusalén unida para siempre, como capital de Israel. Pero entonces, el anterior primer ministro Ariel Sharon expresó que consideraría abandonar partes de los suburbios orientales para lograr la paz. Un derrame cerebral que lo ha mantenido en coma, y del cual nunca la llegado a recuperarse, terminó con su carrera política, pero su escogido sucesor, Ehud Olmert, ha insinuad continuar con la propuesta de Sharon. El pobre desempeño de Olmert en la guerra contra Hezbolá en 2006, y las acusaciones de corrupción en su contra, lo han sacado de su trabajo y le han quitado el poder político para llevar a cabo ese plan. Yo he llegado a creer que Jerusalén no será realmente libre de ser “hollada” por los gentiles sino hasta que el Señor retorne. La profecía de Daniel sobre el dominio gentil no va a terminar sino hasta que el Señor establezca Su reino (Daniel 2:36-45) la profecía de Zacarías que la ciudad va a ser capturada justo antes del retorno del Señor (Zacarías 14:2) y las observaciones que hace Juan en Apocalipsis 11:1-2 sobre los gentiles hollando el patio exterior del Templo durante la gran tribulación, confirman esto. El cumplimiento que se está llevando a cabo de estas profecías principales relacionadas con Israel ha producido confusión en las mentes de algunos comentaristas. Eso se debe a una interpretación incorrecta de Mateo 24:34 de que todas las profe.

Watch stream the roller blade seven online. Watch stream the roller blade seventy. Watch stream the roller blade seventies. Watch stream the roller blade seven hills. THE ROLLER BLADE SEVEN RETURN OF THE ROLLER BLADE SEVEN LEGEND OF THE ROLLER BLADE SEVEN and HAWK: WARRIOR OF THE WHEELZONE were created by Donald G. Jackson and Scott Shaw STARRING: ◆ Scott Shaw, International Action Star and Martial Arts Master ◆ Karen Black, Academy Award Nominee and Golden Globe Winner ◆ Don Stroud, Clint Eastwood Co-Star ◆ William Smith, Clint Eastwood Co-Star and Ultimate Hollywood Bad Guy ◆ Joe Estevez, Indie Film Demigod ◆ Frank Stallone, Co-Star of such films as Barfly and Tombstone ◆ Jill Kelly, Adult Film Superstar in her first on-screen role ◆ Allison Chase, Emmy Winner ◆ Rhonda Shear, Host of USA's Up All Night and former Miss USA CO-STARS: There was a great cast of co-stars that brought Roller Blade Seven to life; including: Selina Jayne (Spirit Helper) Claudia Scholtz (Kabuki) Kenneth H. Kim (Utility Ninja) Roger Ellis (Stealth) Sam Mann (from the original Roller Blade films) Mark Richardson (Chopper) David Skinner (Mohawk) Mark Williams (Heavy Metal) Diana Cuevsas, Ninja Girl) Jade East and Madison Monk, to name only a few. FILM TRAILERS: FILM FACTS: ZEN FILMMAKING THE ROLLER BLADE SEVEN AKA LEGEND OF THE ROLLER BLADE SEVEN and RETURN OF THE ROLLER BLADE SEVEN were the first two films created in the unique style of filmmaking known as Zen Filmmaking. FILMING LOCATIONS: The ROLLER BLADE SEVEN and its sequel were filmed at several spectacular locations. They include: Bronson Cave. A great Hollywood landmark and shooting location that has been used in numerous films and television series including its use as The Bat Cave in the 1960s television series, Batman. The Sepulveda Dam. A functioning dam and filming location for such films as, Escape from New York. Vasquez Rocks. This location has been seen in numerous films including Donald G. Jackson's, Hell Comes to Frogtown. The L. A. River Basin. A location used in numerous films and television series. The Griffith Observatory. A Hollywood landmark and location used in such films as, Terminator. El Mirage Dry Lake where numerous films, commercials, and music videos have been shot; from the 1930s forward. CAMERAS: The Roller Blade Seven was filmed on 16mm film. The primary cameras that were used were the Aaton XTR, the Arriflex BL, the Bolex Rex 4 with a 24p motor, and the Canon Scoopic. There was over one-hundred hours of actual filmed footage that was used to create the final edits of The Roller Blade Seven and Return of the Roller Blade Seven. Filmed on 16mm film, The Roller Blade Seven was blown up to 35mm film for its theatrically releases in Australia and the U. K. ARTICLES: Roller Blade Seven: The Music Video The Legend of the Roller Blade Seven A Few Thoughts On The Roller Blade Seven Zen Filmmaking: Beyond the Roller Blade Seven Would Your Ever Make Another Roller Blade Seven? The Roller Blade Seven: The Story of the Production OFF SITE: The Roller Blade Seven on Tumblr The Roller Blade Seven on Blogspot The Roller Blade Seven on Tuner Classic Movies, PRESS RELEASE: The Original Roller Blade Seven Press Release SIGNED PHOTOGRAPHS: Scott Shaw Roller Blade Seven Signed Photographs POSTERS, TEE SHIRTS and MORE: The Zen Filmmaking Store Roller Blade Seven Tee Shirt INTERNATIONAL RELEASES: Roller Blade Seven was released to numerous countries around the world. Its various titles have included: Filo Letal AKA Lethal Edge A Szamuráj útja AKA The Samurai Path Patinadores do Futuro AKA Skaters of the Future Brygada Siedmiu Mieczy AKA Brigade of the Seven Swords Las 7 Espadas del Apocalipsis AKA The 7 Swords of Revelation A görkorcsolya 7 legendája AKA The Legend of the Seven Skaters El Regreso de los Guerreros Apocalípticos AKA The Return of the Apocalyptic Warriors OWN YOUR COPY: Click on the titles below to pick up your copy. The Roller Blade Seven Return of the Roller Blade Seven Hawk Warrior of the Wheelzone Check out the film, Hawk: Warrior of the Wheelzone, for a different version of The Roller Blade Seven and a rare glimpse into the Zen Filmmaking legacy of Scott Shaw and Donald G. Jackson. This version of the film was created when Jackson asked Shaw to go back into the two films a reconstruct a more action-adventure orientated feature. This was done at a time when Jackson was seeking financing for the team to make another sequel to Roller Blade Seven titled, Wheelzone Rangers. This is a RARE, Wild Ride, Never-Released, Re-Mastered, Screening Copy of a film titled, RETURN OF THE ROLLER BLADE SEVEN. This is not, however, the Director's Cut or the version of the film RETURN OF THE ROLLER BLADE SEVEN created by the filmmakers: Donald G. Jackson and Scott Shaw. Thus, it has been Re-Tilted, RE-RETURN OF THE ROLLER BLADE SEVEN. This is an alternative version edition by people outside of the primary filmmaking team who merged scenes from the two films. This version of the film provides an interesting look into the re-thinking of The Roller Blade Seven. ROLLER BLADE SEVEN ZEN DOCUMENTARIES: Interview: The Roller Blade Seven Documentary The film, Interview:The Roller Blade Seven Documentary, is a Scott Shaw Zen Documentary providing a rare behind-the-scenes look at the making of THE ROLLER BLADE SEVEN. Uncensored/Uncut. Roller Blade Seven: The Unseen Scenes During the 1991 creation of The Roller Blade Seven and its sequel, Return of the Roller Blade Seven, the filmmakers: Donald G. Jackson and Scott Shaw shot over twenty-four hours of 16mm footage. Much of that footage was never used for the final edits of these two feature films.  Narrated by Scott Shaw, this Zen Documentary explores the unused footage, has interviews and interactions with cast and crew, and takes the viewer behind the scenes of these Cult Film Classics. Roller Blade Seven: The Unseen Scenes Lite Here is the version of The Roller Blade Seven: The Unseen Scenes where the adult images have been blurred making it a more family-friendly viewing experience. INTERVIEW: THE ROLLER BLADE SEVEN DOCUMENTARY ON YOUTUBE SOUNDTRACK: Roller Blade Seven: The Original Motion Picture Soundtrack BOOKS ON OR ABOUT THE ROLLER BLADE SEVEN: The Roller Blade Seven: A Photographic Exploration Step behind the scenes and witness the birth of Zen Filmmaking and the Cult Film Classic The Roller Blade Seven through hundreds of never before seen photographs. Much of the dialogue in these films came from two books written by Scott Shaw: Essence The Zen of Everything Zen O'Clock: Time To Be Zen Filmmaking Over the years there has been a lot of speculation about the characters, the true meaning of the scenes, the use of dialogue, and the creative process used in the creation of The Roller Blade Seven. To provide a detailed explanation of this film, Scott Shaw devoted a chapter in his book, Zen Filmmaking to explains the creation of this film. Click on the title to pick up your copy and find out what really took place. The Screenplays. The Roller Blade Seven became the first Zen Film—meaning no screenplay was used in its creation. Prior to the commencement of filming, however, the filmmakers: Scott Shaw and Donald G. Jackson did set about on a traditional course of filmmaking for the movie. As such, Scott Shaw wrote an extended treatment for the film. To read the original concept for the movie, which is vastly differs from the final film, check out Scott Shaw's book, The Screenplays. This books also presents other screenplays created by Scott Shaw. Other Authors: Here's an overview of the some of the books where Roller Blade Seven is discussed. Showgirls, Teen Wolves, and Astro Zombies: A Film Critic's Year-Long Quest to Find the Worst Movie Ever Made. There is an entire chapter in this Great Book devoted to Scott Shaw and Zen Filmmaking. The chapter is titled, Shaw for Sore Eyes. There is also a great section titled, Roller Boogers, where the author discusses the films of Donald G. Jackson including Roller Blade Seven and Return of the Roller Blade Seven. The Bad Movie Bible: The Ultimate Modern Guide to Movies That Are so Bad They're Good. Fun review about The Roller Blade Seven in this Great Book. Destroy All Movies. The Complete Guide to Punks on Film This book provides an interesting extended review of RB7. Though the reviewer focused on the VHS release (which is different from the DVD release) of Legend of the Roller Blade Seven and confused the charter played by Don Stroud with that of Joe Estevez. But, it is amusing. The Psychotronic Video Guide To Film also has an extended review of The Roller Blade Seven. Though this author somewhat confuses the title and the release history, it too is humorous. Joe Estevez: Wiping Off the Sheen And this great book where Joe discusses many of his films including Roller Blade Seven. Roller Blade Seven is also discussed in such books as: SPECIAL THANKS: Special Thanks to Jim Vorel and Paste Magazine for naming The Roller Blade Seven as #27 of the Best B-Movies of All Time. BUSINESS CARD: Here was my business card back in the days of RB7. ASK ME: From the moment The Roller Blade Seven was first released, over twenty-five years ago, there has been an enormous amount of discussion about this film. There are some very funny reviews out there in magazines, books, and on the internet about this film. A few of the published reviews and discussions are detailed above. As the online reviews come and go we no longer link to them. There was even a couple of music videos made by using the footage from this film many years ago and one recently. The fact is, though a lot of people speak about and discuss this film, both loving it and hating it) much of the discussion about the creative process and the mindset employed to make this film is incorrect. What people assume happened did not actually occur. Even some of the cast and crew members have gotten it wrong when they have spoken about this film to the media. As they were not there through the whole process of production and post production, they could not have truly understood our process. With the passing of Donald G. Jackson over a decade ago, I am the only person left who knows the truth about the creation of this film and its sequel(s. So, if you want the facts, ask me. ROLLER BLADE SEVEN PUBLICITY AND PRODUCTION STILLS: Fun in the Production Office: Scott Shaw, Rhonda Shear, Donald G. Jackson Donald G. Jackson, Jill Kelly, Scott Shaw. Jill Kelly, Mark Williams, Scott Shaw. Traci Lords stopping by the office to receive samurai sword lessons from Scott. Behind the Scenes: Kabuki in Makeup. Scott Shaw and Karen Black on the set. Scott Shaw and Frank Stallone on the set with Ron Chapman in the background. Scott Shaw and Rhonda Shear on the set. Jill Kelly, her first time on a movie set. Sam Mann, Kabuki, Claudia Scholtz) William Smith, Allison Chase, and Scott Shaw. Karen Black preparing for a shot. Some of the Production Team: The Original Roller Blade Seven: There has long been a discussion about why there was not actually a crew of seven members in the Roller Blade Seven. We explain this as Roller Blade Seven is the ultimate level of human consciousness in Return of the Roller Blade Seven. But yes, originally there were the Roller Blade Seven. Here is a photograph of the actual Roller Blade Seven on the first day of filming. Most of these characters never made it past the first weekend of production, however. Poster Shoot Studio Samples: Donald G. Jackson, Allison Chase, and Scott Shaw on completion of the first weekend of filming, October 1991. Frank Stallone and Scott Shaw, January 2017. The Roller Blade Seven Lives.

Watch stream the roller blade seventeen. The Roller Blade Seven (1991) is the most "nothing" movie i've ever seen. I mean, the popcorn i was eating had more substance.
First off the plot is well, there really isn't a plot. You go from one scene to another without any sort of idea where the characters are, sometimes who they are and their motivations. For the most part, the main character has a motivation but even that gets rather sketchy in this fever dream of a movie. Characters show up for "reasons" and then go away for "reasons. It feels more like a LARP than anything else. Things just happen.
The editing in this movie is horrible. Absolutely awful. Shots hang on way too long, some of them only confuse the scenes further. The action scenes are like those home movies where you'd film your two kids fighting with cardboard tubes except they have rollerblades on and are dressed up for Halloween.
There isn't even a script, the excuse for that is that it's a "new" kind of film-making, Zen Film-making. I dunno about you, but having a script is the very basis for creating a movie without making it a incoherent mess.
For that reason, it barely even qualifies as a movie. It is just hardly anything.
Great for watching with LSD though, i bet.

Este es el texto de la Biblia que comentaremos aquí: Apocalipsis 6:3-4 "Cuando el Cordero rompió el SEGUNDO SELLO, oí al segundo ser viviente, que gritaba: «Ven! » En eso salió otro caballo, de color rojo encendido. Al jinete se le entregó una gran espada; se le permitió quitar la paz de la tierra y hacer que sus habitantes se mataran unos a otros. " Mi Comentario: Muchos dicen que este sello se rompió hace miles de años atrás con el inicio de las guerras entre naciones; pero este no es el caso. Leyendo Apocalipsis 1:1 encontramos esta declaración. cosas que deben suceder. Entonces, este sello aun no se rompió. Mas aún, posiblemente el 2do sello no está relacionado con guerras internacionales. Fíjate que este pasaje no habla de guerra entre naciones, sino mas bien que la gente se 'mataría una a otra. Lo llamativo es que esta no es la primera vez que la Biblia menciona que una espada haría que la gente se mate una a otra. En el libro de Jueces 7:20 leemos que Gedeón y su tropa gritan: Por la espada de Jehová y de Gedeón. Pero ni Gedeón ni sus hombres portaban espadas en ese ataque. No obstante, el versículo 22 dice que: Jehová puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamento" y así Gedeón venció a sus enemigos. Haciendo un salto de tiempo hasta nuestros días, podemos ver en estos años un incremento de los inexplicables asesinatos y violencia; inclusive algunas personas dicen no recordar por qué lo hicieron, pero terminaron matando a otros en masa y a quemarropa. La situación actual es apenas un vislumbre de la crueldad que todavía falta por venir. Cuando este segundo sello se rompa, habrá una suba desmedida, a gran escala, y sin precedentes en la historia humana, donde los noticieros de todo país e internet reportarán homicidios en todo el planeta; no solo en un colegio, en una universidad, en un barrio. sino en todo el mundo! Nota que la profecía dice: Al jinete. se le entregó una gran espada; > se le permitió quitar la paz de la tierra y > hacer que sus habitantes se mataran unos a otros. - Qué motivará a la gente a cometer asesinatos de esta forma? La respuesta posiblemente es que el jinete primero logra quitar la paz de la tierra y luego, hace que sus habitantes se maten entre sí. Aunque en todo momento tenemos alguna que otra guerra o conflicto interno en alguna parte del mundo, podemos decir que el resto del planeta "está en paz. El segundo sello del apocalipsis romperá el fino equilibrio de paz que gozamos actualmente en la mayor parte de la Tierra. Cuando el segundo jinete logre esta meta, será "pan comido" hacer que los habitantes se maten unos a otros. Por otra parte, cuando hablamos del segundo jinete, podemos verlo también a él como la segunda línea de ataque. Militarmente hablando, sabemos que la segunda línea de soldados entra en acción cuando la primera cumplió su misión. Recordemos entonces que el primer jinete vino con un arco, corona y como vencedor. Su victoria espiritual permite que este segundo jinete entre en acción para traer la espada que mata. En conclusión, aunque la historia y las noticias nos muestran hoy día un alto índice de asesinatos, nada es comparado a los récords criminales que se alcanzarán cuando se rompa el segundo sello y el segundo jinete logre su misión. Actualización El 22 de Setiembre de 2014, el grupo terrorista ISIS llama a matar en todo el mundo a ciudadanos de la coalición internacional, según reporta y CNN entre otros. Desde entonces, al menos 70 ataques han perpetrado los musulmanes contra personas en diferentes partes del mundo, y desde los años 80 suman mas de 300 ataques terroristas islámicos en todo el planeta. Puedes ver la lista en este enlace. Considerando la fuerza letal que usan los diferentes grupos islámicos y sus aliados para asesinar a víctimas inocentes, posiblemente el Islam se convierte en la religión más sangrienta y asesina de los tiempos modernos. Todo esto nos conduce a considerar que el segundo sello del Apocalipsis y el segundo jinete están hoy (año 2015) en plena acción. Violencia en Tiempo Real En este cuadro de Twitter puedes ver los reportes actualizados de violencia alrededor del mundo. Tweets sobre violencia Linea de Tiempo Este cuadro te ayudará a localizar los eventos de este pasaje dentro de la historia completa del Apocalipsis. Fin de mis comentarios sobre "El Segundo Sello del Apocalipsis. Si estás de acuerdo conmigo... En que estamos viviendo las señales del fin del mundo, y quieres conocerle a Jesús quien libra de la ira venidera, entonces es hora que des el Primer Paso en favor de tu salvación. Haz ahora mismo esta... Oración a Dios. Sigue este enlace para leer comentarios sobre... Apocalipsis 7. Sigue este enlace o haz clic en la imagen para leer más sobre el... 2do Período. TU COMENTARIO Qué opinas sobre estos comentarios sobre el segundo sello del apocalipsis 6 y el segundo jinete? Tienes algún dato importante que aportar? Favor deja tu opinión abajo. Gracias! Imagen: Apocalypse Vasnetsov.

Apocalipsis 1 – Introducción; Una Visión de Jesús A. La introducción y prólogo al Libro de Apocalipsis. 1. Apocalipsis 1:1-2) El escritor del Libro de Apocalipsis. La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. a. La revelación de Jesucristo: La antigua palabra Griega traducida a revelación es apokalupsis (apocalipsis. La palabra sencillamente significa: “una revelación, quitando el velo. ” ¿Qué es lo que revela el Libro de Apocalipsis? Es la revelación de Jesucristo. Este libro es la revelación de Jesús, en el sentido que le pertenece a Él, Él es quien hace la revelación. También es la revelación de Jesús, en el sentido de que Él es el objeto revelado; Jesús es la persona revelada por el libro. i. De la salida, se nos da la verdad más importante sobre el Libro de Apocalipsis. Este libro si nos muestra al Anticristo, si nos muestra el juicio de Dios, si nos muestra la calamidad en la tierra, si nos muestra el Misterio de Babilonia con todo detalle. Pero más que todo, es la revelación de Jesucristo para nosotros. Si atrapamos todo lo demás, pero fallamos en ver a Jesús en el libro, entonces no hemos visto el Libro de Apocalipsis. ii. Cómo necesitamos una Revelación de Jesús! “La gran falta de muchos profesores es que Cristo es para ellos un personaje sobre el papel; ciertamente más que un mito, pero aún una persona del turbio pasado, un personaje histórico que vivió hace muchos años, y que hizo muchas obras admirables, por el cual fuimos salvos, pero que lejos esta de ser una realidad viva, presente y magnífico. ” (Spurgeon) b. Que Dios le dio, para manifestar a sus siervos: Esta es una razón importante del porque Dios dio esta revelación de Jesucristo. Él la dio para manifestar a sus siervos. Dios dios esta revelación para que pudiera ser vista, no escondida. Este es un apocalipsis – una revelación, no apocrypha (algo escondido. c. Cosas que deben suceder pronto: Esto describe cuando los eventos de este libro deben suceder – estas se presentarán pronto, y deben suceder pronto. Esto quiere decir que el Libro de Apocalipsis es un libro de profecía de predicción. Habla de cosas que sucederán en el futuro – al menos futuro del tiempo en que fue escrita. i. No toda la profecía es de predicción. Pero este libro profético es claramente de predicción. Esto describe las cosas que deben suceder pronto. El tiempo está cerca ( Apocalipsis 1:3) para el cumplimiento de estas cosas, pero el tiempo no estaba presente en el tiempo que fue escrito. ii. Algunos podrían decir que no debemos estar preocupados con la profecía; que es un ejercicio frívolo – pero si Dios estaba lo suficientemente preocupado para hablar de ello, entonces debiéramos de estar lo suficientemente preocupados para escuchar. “Algunos nos dicen que lo que es futuro aún no debe de ser examinado sino hasta que ya haya sucedido. Yo puedo a fuerzas pensar que esto lo quisieron decir en serio. ” (Seiss) d. Deben suceder pronto: Cuándo Juan dice que estas cosas deben suceder pronto, ¿qué es lo que él quiere decir? Qué tan pronto es pronto? ¿Qué tan cerca es cerca? Pronto y cerca son términos relativos, esta es la línea de tiempo de Dios, no del hombre. Pero aún por 2000 años, la historia a estado al filo de la consumación de todas las cosas, corriendo de manera paralela con el filo, no corriendo hacia un borde distante. i. Pronto es la antigua frase Griega en tachei, el cual significa “‘rápidamente, o de golpe, que va a suceder, indicando rapidez de ejecución después de que el inicio tome a lugar. La idea no es que el evento pueda ocurrir pronto, pero que cuando suceda, será repentino. ” (Walvoord) e. La declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan: Esto describe el cómo el mensaje es enviado en el Libro de Apocalipsos. Es un libro de señales: el ángel declaró este mensaje a Juan. Es un libre que se comunica en señales. i. Porqué Dios utiliza tantas señales en el Libro de Apocalipsis? Después de todo, éstos han sido la causa principal de la dificultad del libro. ¿Esta Dios jugando un juego de “adivina el misterio”? ¿En revelación? Para nada. Las señales son necesarias porque Juan expresa cosas del cielo, las cuales Pablo dijo que él escucho con palabras indecibles ( 2 Corintios 12:4. Juan describe cosas que él ha visto, así que él solamente puede utilizar imágenes simbólicas para explicarlas. Para nosotros, este libro es profecía. Pero para Juan, él simplemente registró la historia que se desplegaba delante de él, mientras él la miraba. “Juan tuvo visiones del cielo; pero él las describió a su propia manera y lenguaje. ” (Clarke) ii. Las señales también son necesarias porque hay un poder tremendo en el lenguaje simbólico. Es una cosa el llamar a alguien o algo “malvado” o “malo”. Pero es aún más vivido para describir la imagen de una mujer ebria con la sangre de los santos ( Apocalipsis 17:6. iii. A pesar de que esta lleno de señales, el Libro de Apocalipsis es accesible a aquellos que tienen un entendimiento de los primeros 65 libros de la Biblia, y especialmente un entendimiento de los primeros 39 libros de la Biblia, el Antiguo Testamento. El Libro de Apocalipsis esta arraigado en el Antiguo Testamento. Contiene más de 500 alusiones al Antiguo Testamento, y 278 de los 404 versículos en Apocalipsis (eso es casi el 70. hace algunas referencias al Antiguo Testamento. f. Por medio de su ángel a su siervo Juan: Esto nos dice quién escribió el Libro de Apocalipsis. Fue su siervo Juan, y la mejor evidencia apunta al ser este el Apóstol Juan, el mismo escritor del Evangelio de Juan y los libros de 1, 2 y 3 de Juan. i. Por medio de su ángel: Muchas de las señales y visiones del Libro de Apocalipsis vinieron a Juan por medio de la supervisión de un ángel ( Apocalipsis 5:2; 7:2; 10:8 - 11:1; 17:7 son algunos ejemplos. g. Que ha dado testimonio de la palabra de Dios: En este prólogo, vemos que Juan sabía que este libro era Santa Escritura, la palabra de Dios. Muy a menudo nos preguntamos si los apóstoles sabían que estaban escribiendo una Escritura Santa. Al menos, en este caso, Juan sabía. i. Él sabía que era una Santa Escritura porque él la llama una revelación de Dios. Él sabía que venía del Padre, por medio de Jesús, y no de un simple humano. ii. Él sabía que era una Santa Escritura porque él la llama palabra de Dios, como un profeta del Antiguo Testamento lo diría. Él también lo llama el testimonio de Jesucristo. 2. Apocalipsis 1:3) Una bendición para el lector y el que “guarda” este libro. Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. a. Bienaventurado el que lee …y guarda las cosas en ella escritas: El Libro de Apocalipsis ofrece una particular y única bendición a aquel que lee y guarda el mensaje de este libro. Esta es la primera de siete beatitudes de Apocalipsis ( Apocalipsis 1:3; 14:13; 16:15; 19:9; 20:6; 22:7; 22:14. i. Debido a que ellos descuidan el libro de Apocalipsis, muchas personas pierden la bendición. Por ejemplo, la Iglesia Anglicana omite virtualmente Apocalipsis en su itinerario regular de lecturas para ambos, la adoración pública y las devociones privadas. Esta es una actitud típico hacia el Libro de Apocalipsis. Muchas personas creen que solamente los fanáticos quieren profundizar en este libro. Pero en realidad, este es un libro para cualquiera que quiera ser bienaventurado. ii. Afortunadamente, Juan no dijo que debíamos de entender todo en el Libro de Apocalipsis para ser bienaventurado. Hay ciertas cosas difíciles en este libro, las cuales solamente pueden ser entendidas mientras miramos hacia atrás a las profecías cumplidas. Pero podemos ser bendecidos al leer y escuchar, aún cuando no entendamos. b. Esta promesa nos da más razones para saber que Juan creía que este libro era una Santa Escritura. Primero, las palabra el que lee, y los que oyen nos muestra que este libro era para ser leído de manera pública, justo como otra Escritura aceptada. Segundo, la promesa de bendición en si misma nos muestra que Juan tenía a este libro como una Santa Escritura. En el mundo Judío, tal bendición nunca podría ser pronunciada en un simple libro humano. i. Todas estas cosas en conjunto, muestras que más allá de la duda, el Libro de Apocalipsis reclama ser una Santa Escritura. Un crítico puede estar de acuerdo o en desacuerdo con ese reclamo, pero no se puede negar que la Revelación hace el reclamo. c. Guardan las cosas en ella escritas: El Libro de Apocalipsis nos da mucha más información que solamente información para especulación profética. Nos da cosas para guardar. Si entendemos al Libro de Apocalipsis, este cambiará la manera en que vivimos. d. El que lee esta en singular. Esto habla de una persona que lee. Los que oyen esta en plural. Esto habla de muchas personas escuchando. La idea es probablemente de la costumbre de la iglesia primitiva, donde se prestaba atención al público leyendo la Escritura, la cual muy a menudo era explicada. En nuestra manera moderna de hablar, Juan pudo decir, “Bienaventurado es el pastor que enseña el Apocalipsis, y bienaventurada es la congregación que la escucha. ” Pero más que todo, pastor o congregación, bienaventurado aquel que guardan las cosas en ella escritas. i. “Tampoco nosotros debemos de vivir solamente en las palabras de esta profecía, sino morir también, y el estar contento el ser quemado por ello, si así somos llamados; como aquel santo mártir, que cuando él vio la Revelación fue arrojado al fuego con él, y clamó ‘Oh bendita Revelación, qué feliz estoy al ser quemado en tu compañía! ” (Trapp) 3. Ya que mucha controversia se ha levantado sobre la interpretación del Libro de Apocalipsis, sirve mucho el entender las cuatro aproximaciones básicas hacia el entendimiento de la Revelación. A través de los siglos, las personas se han aproximado a la Revelación básicamente en una de estas cuatro maneras: a. El enfoque Preterir: Esta aproximación cree que la Revelación trata solamente con la iglesia de los días de Juan. En el punto de vista Preterir, el Libro de Apocalipsis no predice nada. Juan simplemente describe los eventos de sus días actuales, pero él las expresa en un “código” simbólico, así que aquellos fuera de la familia Cristiana no podían entender su crítica al gobierno Romano. En el enfoque Preterir, el Libro de Apocalipsis era para entonces. b. El enfoque Historicista: Esta forma de aproximación cree que la Revelación es un panorama general, desorientado, de toda la historia de la iglesia. En el enfoque Historicista, Apocalipsis predice el futuro, pero el futuro de la “era de la iglesia” – no el futuro del final de los días. En el enfoque Historicista, Apocalipsis esta llena de símbolos que describe el ahora. i. Por ejemplo, muchos han querido llamar a alguien la bestia de Apocalipsis capítulo 13, de la manera que los Reformadores llamaron al Papa. Pero ellos no necesariamente quieren creer que el final estaba muy cerca. Así que ellos creían que la Revelación hablaba de su tiempo, sin hablar necesariamente del final de los tiempo. c. El enfoque Poético: Esta forma de aproximación cree que el Apocalipsis es un libro lleno de imágenes y símbolos intencionados para animar y dar consuelo a los Cristianos perseguidos en los días de Juan. En el punto de vista Poético o alegórico, el Libro de Apocalipsis no es literal o histórico. Apocalipsis es un libro para significado personal. d. El enfoque Futurista: Esta manera de aproximarse cree que al empezar con el capítulo cuatro, Apocalipsis trata con el final de los tiempos, el periodo que predice directamente al retorno de Jesús. En el enfoque Futurista, Apocalipsis es un libro que principalmente describe el final de los tiempos. e. ¿Cuál enfoque es el correcto? Cada uno tiene un poco de veracidad en algún aspecto. El Libro de Apocalipsis si hablaba de los días de Juan. Si dice algo a la historia de la iglesia. Y tiene significado para nuestra vida personal. Así que, mientras elementos de los primeros tres enfoques tienen su lugar, no podemos negar el lugar del enfoque futurista. Podemos saber que el Libro de Apocalipsis habla con claridad sobre el final de los tiempos, debido a dos principios centrales traídos de Apocalipsis 1:1-3. i. Primero, creemos que el Libro de Apocalipsis debe significar algo. Este es un libro que Jesús dio para manifestar a sus siervos las cosas. No es un libro de disparates sin sentido. Es una promesa de bendición, no una promesa de confusión. ii. Segundo, creemos que el Libro de Apocalipsis definitivamente clama el tener profecía de predicción. Juan lo puso en claro: las cosas que deben de suceder pronto …el tiempo esta cerca. Juan escribe sobre los eventos que estaban aún en el futuro. B. Saludos. 1. Apocalipsis 1:4-5a) Un saludo de gracia y de paz. Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. a. A las siete iglesias que están en Asia: esta carta fue originalmente dirigida a estas siete iglesias selectas de Asia. Esta era la provincia Romana de Asia, la cual es la parte oeste de Turquía moderno. b. Gracia y paz a vosotros: “Gracia representa firmeza; paz representa experiencia. ” (Walvoord) c. Del que es y que era y que ha de venir: Juan trae un saludo de Dios el Padre, quien es descrito con este título. Del que es y que era y que ha de venir habla de la naturaleza eterna de Dios. Tiene la idea de un Ser sin tiempo, y esta conectado con el nombre de Yahveh, encontrado en el Antiguo Testamento ( Éxodo 2:14. i. La construcción Griega de del que es y que era y que ha de venir es intencionalmente rara en el Griego. Al parecer Juan buscó una frase que comunicara la idea de Yahveh del Antiguo Testamento. ii. Nunca es suficiente el decir solamente que Dios es, o el decir que Él era, o decir solamente que Él ha de venir. Como Señor sobre la eternidad, Él gobierna el pasado, el presente, y el futuro. iii. La descripción del que es y que era y que ha de venir aplica a Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo, tanto como lo hace para Dios el Padre. De hecho, el título Yahveh describe al Dios Trino, al Único Dios en Tres Personas. Pero al parecer Juan se enfoca en Dios el Padre con este título, porque él específicamente hace mención de Dios el Hijo, y de Dios el Espíritu Santo, en loas siguientes palabras de este versículo. d. De los siete espíritus que están delante de su trono: Juan trae un saludo de Dios el Espíritu Santo, quien es descrito con este título. Los siete espíritus que están delante de su trono habla de la perfección y plenitud del Espíritu Santo. Juan utiliza una descripción del Antiguo Testamento para el Espíritu Santo. i. La idea de los siete Espíritus es citada del Antiguo Testamento. Isaías 11:2 describe siete aspectos del Espíritu Santo: Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. No es que haya siete espíritus distintos de Dios, pero en lugar de eso, el Espíritu del Señor tiene estas características, y Él las tiene del todo, en plenitud y perfección. e. De Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra: Juan trae un saludo de Dios el Hijo, quien es descrito por lo que Él es y por lo que Él ha hecho. i. Jesús es el testigo fiel: Esto habla de la fiabilidad y fidelidad absoluta de Jesús hacia Su Padre y a Su pueblo, aún a los muertos. La antigua palabra Griega traducida a testigo es también la palabra para un mártir. ii. Jesús es el primogénito de los muertos: Esto habla de Jesús estando firme como preeminente entre todos los seres, que Él es el primero en prioridad. Primogénito de los muertos significa mucho más en cuanto a que Jesús fue el primera persona resucitada. También significa que Él es preeminente entre todos aquellos que han o que resucitarán. Jesús es el primogénito de entre muchos hermanos ( Romanos 8:29. iii. El uso de primogénito no significa que Jesús tuvo una “fecha de nacimiento”, como si fuera un ser creado, y no Dios. Los antiguos Rabinos llamaban al mismo Yahveh el “Primogénito de la Creación” (Rabbi Bechai citado en el comentario de Lightfoot sobre Colosenses. Los Rabinos también utilizaban primogénito como un título Mesiánico. “Dios dijo, ‘de la manera que hice a Jacob primogénito ( Éxodo 4:22) así también Yo haré al rey Mesías primogénito ( Sal 89:28. ” (R. Nathan en Shemoth Rabba, citado por Lightfoot en su comentario sobre Colosenses) iv. Jesús es el soberano sobre los reyes. Antes de que terminara el Libro de Apocalipsis, Jesús tomará el dominio de cara reino terrenal. En el tiempo presente, Jesús reina sobre un reino, pero es un reino que aún no es de este mundo. f. En este saludo, con la mención sistemática de cada Persona de la Trinidad, vemos como el Nuevo Testamento presenta la doctrina de la Trinidad. No la presente de una manera teológicamente sistemática, una manera cuidadosamente definida. Simplemente teje la verdad de la Trinidad – que hay Un Dios en Tres Personas – a lo largo de la tela del Nuevo Testamento. 2. Apocalipsis 1:5b-6) Una declaración de alabanza a Jesús. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. a. Al que nos amó: Qué hermoso título para Jesús! Cuando amó es usado, en el tiempo pasado, este apunta hacia atrás hacia un tiempo y lugar particular en donde Jesús nos amó. Se debe de resaltar que muchas traducciones tienen nos amó (como la NASB, NVI, y TNV) pero hay algo hermoso acerca de la frase nos amó. Mira hacia atrás, a la cruz. Cada creyente debe estar seguro del amor de Dios, no basándose en sus circunstancias presentes (el cual puede ser difícil) sino basados en la demostración final de amor en la cruz. Esto vale la pena alabar a Jesús! i. Pablo lo puso de esta forma en Romanos 5:8: Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. La obra de Jesús en la cruz por nosotros, es la prueba de amor final por parte de Dios para ti. Él puede dar pruebas adicionales, pero Él no puede dar una prueba más grande. ii. No hay de maravillarse en cuanto a que muchos creyentes no estén seguros del amor de Jesús hacia ellos! Ellos miran a sus circunstancias presentes para medir Su amor. En vez, ellos necesitan voltear a la cruz, resolver el asunto de una vez por todas, y darle alabanza a Jesús, Al que nos amó! iii. William Newell en nos amó, en Romanos 8:37: “Es este tiempo pasado del evangelio el cual el diablo odia …Dejen que el predicador lo diga de manera continua, ‘Dios te ama, Cristo te ama, y él y su congregación de tiempo en tiempo irán perdiendo la mira de su pecaminosidad y de la expiación sustitutiva de la cruz, donde el amor de Dios y Cristo fue, de una vez y por todas, puesta, de manera suprema, expuesta. ” b. Y nos lavó de nuestros pecados con su sangre: Esto es lo que sucedió cuando Jesús nos amó en la cruz. Él nos lavó – nos limpio de la profunda mancha de pecado, para que estuviéramos verdaderamente limpios delante de Él. Jesús es digno de alabar por esto! i. Si entendemos nuestra propia profunda pecaminosidad, esto parece ser muy bueno para ser cierto. Podemos estar parados limpios delante de Dios – limpios de las manchas más profundas. No hay de maravillarse que el Apóstol Juan escribiera, Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9. ii. Con su sangre: Si hubiera alguna otra forma de lavarnos del pecado, Dios lo hubiera hecho de esa otra manera. El lavarnos con su sangre significó el máximo sacrificio de Dios el Hijo. No se hubiera podido hacer a menos que se hiciera de esta manera. “Los sacerdotes solamente podían limpiar con sangre de toros y cabras; pero él nos ha lavado de nuestros pecados ‘con su propia sangre. Los hombres están dispuestos para derramar su sangre por otros. Con qué rapidez entrarían a la guerra! Pero Cristo estaba dispuesto a derramar su propia sangre, el derramar su alma a la muerte, para que pudiéramos ser salvos. ” (Spurgeon) iii. Vean el orden: primero nos amó, luego nos lavó. No fue que Dios nos lavara en un sentido del deber, y que nos amara porque fuéramos limpios. Él nos amó mientras estábamos sucios, pero luego, Él nos lavó. iv. De hecho, el lavar provoca amar. Si tiene un par de pantalones viejos, y se han cubierto de pintura, solamente los lavarías y te los quedarías por dos razones. Primero, los pudieras lavar y quedártelos si fueras pobre. Tú no puedes, o no querrías, gastar dinero en otro par de pantalones, así que los lavas y te los quedas. Segundo, los pudieras lavar y quedártelos si en verdad amaras a esos pantalones viejos. El dinero no es el problema. Podrías ir y comprar un nuevo par de pantalones en cualquier momento. Pero amas tanto a ese par de pantalones que gastas tu tiempo y esfuerzo para limpiarlos, y para usarlos otra vez. Dios nos ama tanto que Él nos amó. Dios ciertamente no es pobre. Con un solo pensamiento, Él podría mandar al olvida a cada pecador y comenzar de nuevo con nuevas criaturas. Pero Él no lo hace. Él nos ama tanto que Él nos lavó. v. Algunos eruditos creen que Juan escribió: y nos liberó (soltó) de nuestros pecados. Hay solamente una letra de diferencia entre la palabra lavó y liberó en la antigua lengua Griega. Ambas palabras se muestran en manuscritos antiguos, así que es difícil el decir cual fue la que escribió Juan. Pero sabemos que ambas son ciertas – somos lavados y liberados de nuestros pecados. c. Y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre: Este es el estatus que Jesús le da a aquellos que Él amó en la cruz y que son lavados …con su sangre. Hubiera sido suficiente el amarlos y limpiarlos únicamente. Pero Él fue más allá, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre. Esto era más de lo que fue Adán. Aún en la inocencia del Edén, nunca leemos de Adán entre los reyes y sacerdotes de Dios. Esto es digno de alabar de Jesús. i. Somos reyes, así somos la realeza de Dios. Esto habla de privilegio, de estatus, de autoridad. Somos sacerdotes, así que somos los siervos especiales de Dios. Representamos a Dios para los hombre, y los hombres para Dios. Le ofrecemos sacrificio a Él ( Hebreos 13:15. Tenemos acceso privilegiado a la presencia de Dios ( Romanos 5:1-2. ii. Reyes y sacerdotes: En el Antiguo Testamento, estaba prohibido el combinar los cargos de rey y sacerdote. El Rey Uzías de Judá es un ejemplo de un hombre que intento el combinar ambos cargos, y pagó la pena por ello ( 2 Crónicas 26:16-23. Pero bajo el Nuevo Pacto, podemos ser como Jesús, en el sentido que Él es ambos, Rey y Sumo Sacerdote ( Lucas 1:31-33; Hebreos 4:14. d. A él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos: A la luz de todo lo que Jesús ha hecho por nosotros, ¿no deberíamos de alabarle? ¿No deberíamos de darle a Él el honor con gloria e imperio por los siglos de los siglos? Cuando decimos esto, no le estamos dando a Jesús gloria e imperio. Simplemente estamos reconociendo que Él la tiene, y le honramos a Él por ello. i. El reconocer la gloria de Jesús ha salido fuera y hacia fuer de Él. “Algunos de ustedes se parecen mucho al ratón detrás del zócalo. Están en la casa del Señor, pero no son conocidos como parte de la familia: a veces dan un pequeño chillido en su lugar de escondite, y algunas veces salen de noche, de la misma forma que lo hace el ratón, para juntar una o dos migajas, sin ser vistos. ¿Es esto digno de ti? ¿Es esto digno de tu Señor y Amo? ” (Spurgeon) ii. El reconocer el imperio de Jesús es el dejarle gobernar sobre nosotros. “De nuevo, si en verdad decimos, ‘A él sea la gloria e imperio, entonces nosotros debemos darle a él el dominio sobre nosotros. Cada hombre es un pequeño imperio de tres reinos – cuerpo, alma y espíritu – y debiera ser un reino unido. Haz a Cristo el rey de todo. No dejes que ninguna ramificación de esos tres reinos se establezca con un gobierno distinto; ponlo a todo bajo la influencia de tu único Rey. ” (Spurgeon) e. Amén: Esta palabra – en la antigua lengua Griega, traída del Hebreo del Antiguo Testamento – simplemente significa, “Si”. No es un deseo para que pueda llevarse a cabo, pero es una afirmación, por medio de Dios, de que así será. Jesús será alabado. i. Jesús a hecho todo esto, y aún más, por ti. Tienes mucho por lo cual alabarle – así que alábale! “¿No desearías el estar en el cielo cuando termine tu vida en la tierra? Llegará el tiempo cuando debas morir; no desearías tener una buena esperanza de entrar a la felicitaciones de los perfeccionados? Estoy seguro que si; pero si al fin serás enumerado entre las huestes de los redimidos en lo alto, aquí debes de aprender su canción. No puedes ser admitido en los coros de arriba sin haber practicado y ensayado su música aquí abajo. ” (Spurgeon) ii. “La palabra Griega amén es una transliteración de una palabra Hebrea de sonido similar cuyo significado es ‘verdad o ‘fidelidad, así que él quiere decir, ‘ya sea verdadera, o ‘así sea”. (Walvoord) 3. Apocalipsis 1:7) Una descripción de apertura del retorno de Jesús. He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. a. He aquí que viene: Este es un mandamiento a mirar – a echar un vistazo. Juan se mueve de alabar a Jesús a describir Su regreso. Él quiere que veamos la venida de Jesús. Jesús dijo que observáramos y esperáramos por Su venida ( Mateo 24:42. Es algo para mantener delante del ojo de nuestra mente, he aquí. i. Esta no era una visión sobrenatural del regreso de Jesús. Esa visión sobrenatural vendrá después. Esta es una descripción basada del entendimiento de Juan de las promesas del Antiguo Testamento del retorno del Mesías y de las propias palabras de Jesús sobre Su venida. Por ejemplo, Juan sabía que Jesús regresaría porqué Jesús dijo que Él viene. Jesús dijo, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo ( Juan 14:3. ii. “Cristo no se ha ido al cielo para quedarse allá. Él se fue para el beneficio de la iglesia; y para beneficio de la iglesia, el volverá otra vez. ” (Seiss) iii. La verdad de la venida de Jesús es como un imán; nos acerca más a Él. “Levanta el corazón del creyente fuera del mundo, y fuera de si mismo, y le habilita el posicionarse con Moisés en el monte, y transfigurarle con los rayos de esperanza bendita, y la promesa la cual humea sobre él en esas sublimes alturas. ” (Seiss) b. Viene con las nubes: Cuando Jesús vuelva, Él estará rodeado por nubes. Esto será literal, porque cuando Jesús dejo esta tierra, él fue tomado en una nube, y Dios dijo que Él regresaría de la misma manera ( Hechos 1:9-11. También será cierto de manera figurada, porque multitudes de creyentes se les llama nubes de una forma figurada ( Hebreos 12:1. Las nubes están asociadas comúnmente con la presencia y gloria de Dios ( Éxodo 13:21-22; 16:10; 19:9; 24:15-18) relacionándose con la nube de gloria del Antiguo Testamento llamada la Shekinah. i. Al entender esta conexión con la gloria de Dios, es apto – y maravilloso – que una multitud de creyentes sea llamada una nube. El pueblo de Dios son Su gloria. Ellos son Su “nube”, Su Shekinah. ii. Juan no necesitó una visión especial para saber que Él viene con las nubes. Él sabía esto del Antiguo Testamento ( Daniel 7:13-14) y de las propias palabras de Jesús: y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Mateo 26:64. c. Y todo ojo le verá: Cuando Jesús regrese, no será una venida “secreta”. Todos sabrán. En Su primera venida, Jesús era en parte oscuro (no visto. Durante Su primer ministerio, Él nunca apareció en las primeras noticias de Roma. Pero cuando Jesús regrese otra vez, todo ojo le verá. todo el mundo lo sabrá. i. Juan no necesitó una visión especial para saber que todo ojo le verá. Juan escuchó al mismo Jesús decir: Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Mateo 24:26-27) d. Y los que le traspasaron: cuando Jesús vuelva, será una revelación particularmente significativa para el pueblo Judío. Por supuesto, no fueron únicamente los Judíos los que le traspasaron. Pero sabemos que Juan tiene en mente la revelación de Jesús para Su propio pueblo, porque esto es una alusión a Zacarías 12:10. i. Cuando Jesús se revele a Si mismo a Su propio pueblo, los Judíos, no será con ira. En ese tiempo, la nación Judía ya habrá vuelto a Jesús, confiando en Él como Su Mesías ( Mateo 23:39; Romanos 11:25-26. Cuando ellos vean a Jesús, y sus manos y pies traspasados, será un doloroso recuerdo de su previo rechazo hacia Él. Esto cumplirá la escena de Zacarías 12:10: Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. ii. Juan no necesitó de una visión especial para saber que los que le traspasaron. Él lo podía leer en Zacarías 12:10. e. Todos los linajes de la tierra harán lamentación por él: Cuando Jesús regrese, no solamente será el pueblo Judío el que hará lamentación debido a su rechazo previo de Jesús. Ya que habrá gente salva de todos los linajes de la tierra ( Apocalipsis 7:9) todos tendrán parte de esta lamentación. Veremos las cicatrices en Jesús y diremos: “Nosotros le hicimos esto. ” i. Juan no necesito de una visión especial para saber que todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Él solamente necesitó recordar lo que Jesús dijo en Mateo 24:30: Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 4. Apocalipsis 1:8) Una introducción del mismo Jesús. Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. a. Yo soy el Alfa y la Omega: En muchas traducciones, y en ediciones de “Letra Roja”, estás palabras están en rojo. Esto nos muestra que los traductores creían que estás eran las palabras de Jesús. Juan ha terminado con su introducción, y ahora Jesús se introduce a Si mismo. Después de todo, es Su revelación ( la revelación de Jesucristo, Apocalipsis 1:1) así que no es extraño que Él se introduzca. i. Algunos se han preguntado si Dios el Padre, o Dios el Hijo están hablando aquí. Sospechamos que es Dios el Hijo, Jesucristo, y creemos esto por muchas razones. Primero, ya que es la revelación de Jesús, parece apropiado que Él la introduzca. Segundo, el título de el Alfa y la Omega y principio y fin son títulos expresamente reclamados por Jesús ( Apocalipsis 22:13. Tercero, aunque el título que es y que era y que ha de venir es utilizado por Dios el Padre en Apocalipsis 1:4, también es cierto de Dios el Hijo, y parece que es dirigido a Jesús en Apocalipsis 11:17 y Apocalipsis 16:5. b. El Alfa y la Omega, principio y fin: La idea detrás de estos títulos para Jesús es que Él es antes de todas las cosas y que permanecerá mas allá de todas las cosas. Alfa era la primer letra del antiguo alfabeto Griego, y Omega era la última letra. Jesús dice, “Yo soy de la ‘A a la Z, principio y fin. Si Jesús es ambos, principio y fin, entonces Él también tiene autoridad sobre las cosas que están en medio. Esto significa que Jesús si tiene un plan para la historia, y que Él dirige el camino de los eventos humanos hacia el cumplimiento de Su diseño. Nuestras vidas no son dadas a un destino ciego, a un sentido al azar, o a ciclos sin fin sin resolución. En vez, Jesucristo, quien es el Alfa y la Omega, principio y fin, dirige a toda la historia de la humanidad, y aún nuestras vidas individuales. c. El que es y que era y que ha de venir: Como fue mostrado en el comentario de Apocalipsis 1:4, esta frase comunica la idea detrás del gran nombre del Antiguo Testamento para el Dios Trino, Yahveh. Esto refleja Su naturaleza eterna, y Su presencia inmutable. Jesús tiene esta naturaleza eterna tanto como la tiene Dios el Padre. Miqueas 5:2 la expresa de manera profética de la siguiente manera: y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. Hebreos 13:8 la expresa de esta manera: Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. d. El Todopoderoso: Esta palabra Todopoderoso se traduce de la antigua palabra Griega pantokrater, el cual significa literalmente “aquél que tiene su mano en todo. ” Esto habla del gran control soberano de Jesús sobre todo – pasado, presente, y futuro. i. Esta gran palabra Todopoderoso es utilizada diez veces en el Nuevo Testamento, y nueve de las diez veces en el Libro de Apocalipsis. Este libro hace hincapié en la soberanía de Dios, el entendimiento de que Él tiene Su mano en todo. C. Se le manda a Juan a escribir. 1. Apocalipsis 1:9) Juan en la isla de Patmos. Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. a. Yo Juan …estaba en la isla llamada Patmos: La isla de Patmos era como una Isla de Alcatraz pero del Imperio Romano. Era utilizada como una isla para prisioneros, y funcionaba como una prisión sin paredes. La isla era rica en mármol, y la mayoría de los prisioneros eran obligados a trabajar en el mármol. Patmos era una isla rocosa, desolada, como 10 millas de largo y 6 millas de ancho. i. “Juan estaba en ese tiempo en el exilio, sobre una isla solitaria y desolada. Pero ni los mares, ni los Alpes, ni los siglos, pueden romper los lazos por el cual los Cristianos son unidos el uno con el otro, o a Cristo, su Señor. Hace menos de un año que pase por esa isla. Es una simple masa de rocas estériles, oscura en color, triste en forma. Esta sobre el mar abierto, cerca de la costa del Oeste Asia Menor. No tiene árboles ni ríos, ni tierra para cultivar, excepto por algunos pocos rincones cerca de los bordes de las rocas. Aún queda una sucia gruta, en donde se dice que el viejo Apóstol vivió, y en el cual se dice que él tuvo esta visión. Una capilla la cubre, y tiene lámparas que los monjes las mantienen ardiendo. ” (Seiss) ii. Barnes describe a Patmos como “Solitario, desolado, estéril, visitado de vez en cuando, reunía todos los requisitos para ser un lugar de castigo; el exilio a tal lugar cumpliría todo lo que el perseguidor pudiera desear al para silenciar al apóstol, sin tener que matarlo. ” Gloria a Dios que este exilio no silencio al Apóstol Juan! b. Por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo: La mayoría de los eruditos asumen que Juan estaba en Patmos porque él fue arrestado y puesto en prisión en la persecución por parte de los Romanos. Esto es probablemente el caso, especialmente porque Juan dice que él es vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo. Sin embargo, también es posible que Juan estuviera en Patmos como un misionero y no como un prisionero allí. i. El antiguo historiador Cristiano Eusebius dice que Juan fue puesto en prisión en Patmos bajo el reinado del Emperador Romano Domiciano. Historia de la Iglesia, III. 18, 20 – de los Niceano y Padres Post Niceano, Series 2, Volumen 1, página 1480149) ii. “De acuerdo con Victorio, Juan, a pesar de la edad, fue forzado a trabajar en las minas localizadas en Patmos. Las fuentes primitivas también indican que alrededor del año 96 D. C., a la muerte de Domiciano, se le permitió a Juan regresar a Éfeso cuando el Emperador Nerva estaba en el poder. ” (Walvoord) 2. Apocalipsis 1:10-11) Se le manda a Juan que escriba. Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. a. Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor: Qué es lo que quiere decir Juan al decir que él estaba en el Espíritu? Esto parece que tiene un significado mayor que el simplemente decir que él estaba caminando “en el Espíritu”, lo cual es opuesto de estar “en la carne”, en el sentido que Pablo lo describe en Gálatas 5:16. La idea no es simplemente que Juan estaba caminando en el Espíritu, sino que él recibió una revelación singular del Espíritu Santo. Esta era una experiencia única para Juan, lo que unos pudieran llamar, una experiencia fuera del cuerpo – aunque sin, por supuesto, experiencias de ocultismo o espiritismo que están asociadas con el día de hoy. i. Walvoord define en el Espíritu de esta manera: “Llevado más allá de un sentido de estado normal en donde Dios pudo revelar sobrenaturalmente los contenidos de este libro. ” ii. Hay cuatro referencias de Juan estando en el Espíritu en el Libro de Apocalipsis. En Patmos primero ( Apocalipsis 1:10) luego en el cielo ( Apocalipsis 4:2) luego en el desierto ( Apocalipsis 17:3) y finalmente en el monte de Dios ( Apocalipsis 21:10. b. En el día del Señor: ¿Cuándo es el día del Señor? Entre los paganos del Imperio Romano, el primer día del mes era llamado “el Día del Emperador”, en honor al Emperador Romano. Quizás los Cristianos proclamaban su alianza a Jesús al honrar el primer día de la semana como su propio día del Señor. i. Este no es el mismo término utilizado para El Día del Señor en el Antiguo Testamento, ni tiene la misma idea. El Libro de Apocalipsis tratará definitivamente con la idea de El Día del SEÑOR, pero aquí no lo hace. c. Oí detrás de mí una gran voz: La gran voz que Juan escuchó era clara y fuerte, como un sonido de trompeta. La gran voz pertenece a el Alfa y la Omega, el primero y el último, quien es el principio y final de todas las cosas. Ya que Jesús se introdujo a Si mismo con estos títulos en Apocalipsis 1:8, entonces sabemos que esta es la gran voz de Jesús. i. Clarke en la voz como de trompeta: “Esto era hecho para llamar a cada pensamiento distraído, para fijar su atención, y solemnizar toda su marco. El primero y el último es un título que le pertenece al SEÑOR, Yahveh, el pacto Dios de Israel ( Isaías 41:4; 44:6; y Isaías 48:12. El título de el Alfa y la Omega tiene la misma idea de el primero y el último. Este es uno de los pasajes del Nuevo Testamento en donde Jesús reclama con claridad ser Dios. d. Escribe en un libro lo que ves: Aquí se le ordena a Juan que escriba lo que él ve. Se le ordenará escribe otras once veces en el Libro de Apocalipsis. Agarramos el sentido de que a menos que se le dijera a Juan escribe, él lo pudo haber guardado para si mismo. Es siempre mejor el guardar las visiones y revelaciones para uno, a menos que se ordene que se haga de otra manera. e. Envíalo a las siete iglesias que están en Asia: Se le ordena a Juan que escriba a las siete iglesias en siete ciudades. Cada una de estas iglesias esta en la región de la provincia Romana de Asia. Pero éstas no solamente eran las ciudades con iglesias en esta región. Por ejemplo, había una iglesia en la ciudad de Colosas (a la cual el Apóstol Pablo escribía la carta de Colosenses) pero la ciudad de Colosas no estaba incluida en las siete iglesias. ¿Porqué fueron elegidas estas siete iglesias específicamente? i. Algunos sugieren que es porque están acomodadas toscamente en un patrón circular. Otros han pensado que era porque eran distritos postales en la provincia Romana de Asia. Muchos creen que se eligieron siete iglesias porque representan plenitud en la Biblia, el número siete por lo regular representa plenitud, y estas cartas – y todo el Libro de Apocalipsis – están escritas para toda la iglesia, no solamente para estas siete iglesias. Seiss escribe, “Las iglesias de todos los tiempos están comprendidas por siete, ” y cita a muchos comentaristas modernos y antiguos que están de acuerdo con esta perspectiva. ii. “Es la opinión de muchos escritores letrados sobre este libro, que nuestro Señor, con respecto a estas siete iglesias, indica todas las iglesias de Cristo hasta el final del mundo; y por lo que él les dijo, diseña para mostrar cual será el estado de las iglesias por los siglos, y cual es su deber. ” (Poole) iii. De manera interesante, el Apóstol Pablo también escribió a siete iglesias: Roma, Corinto, Gálatas, Éfeso, Colosas, Filipos y Tesalónica. D. La visión de Jesús por parte de Juan. 1. Apocalipsis 1:12-13) Jesús en medio de los candeleros. Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. a. Y me volví para ver la voz: Podemos solo imaginar que fue lo que pasó por la mente de Juan mientras él se volvió. La voz que él escuchó probablemente no era el mismo sonido que él recordaba de la voz de Jesús (Juan la describió como una trompeta, Apocalipsis 1:10. Pero él sabía de la mera descripción de la voz ( el Alfa y la Omega) que era Jesús. Esta era la oportunidad de Juan de ver de nuevo a Jesús, después de conocerle tan bien durante los años de Su ministerio terrenal. b. Primero Juan no vio a Jesús. Él vio siete candeleros de oro. estos no eran candeleros normales, no eran (candelero sagrado con siete brazos) pero eran lámparas de aceites de pie. Las lámparas estaban en estos candeleros. i. Había siete candeleros separados. Esta es una imagen que nos recuerda del candelero de oro que esta de pie en el tabernáculo y en el templo ( Éxodo 25:31-37. Pero este es diferente. El candelero del Pacto Antiguo era un candelero con siete lámparas en el. Aquí, en el Nuevo Pacto, vemos siete candeleros. “En el tabernáculo Judío un candelero, y siete lámparas, para dar luz …Juan aquí vio siete. Dios tenía únicamente una iglesia de los Judíos, pero muchos entre los Gentiles. ” (Poole) ii. La luz no viene de los candeleros. La luz viene de las mismas lámparas de aceite. Los estantes solamente hacían la luz más visible. Por lo tanto, los candeleros son una buena imagen de la iglesia. Nosotros no producimos la luz, solamente la exhibimos. iii. “Una lámpara no es luz en si misma, solamente es un instrumento para dispersar la luz, y debe de recibir aceite y fuego antes de que pueda dispersarla; así que ninguna Iglesia tiene en si misma gracia o gloria, debe de recibir todo de Cristo, su cabeza, de otra manera no puede dispensar luz ni vida. ” (Clarke) c. Y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre: Jesús esta allí en medio de los candeleros, como el Hijo del Hombre, una figura de gloria al ver a Daniel 7:13-14. A pesar de que el título el Hijo del Hombre suene como un título humilde, a luz del pasaje de Daniel, no es para nada “humilde”. d. Vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro: El vestido de Jesús indica que Él es ua persona de gran dignidad y autoridad. Vestidos largos solo eran utilizados por aquellos que no trabajaban mucho, así que dan la imagen de gran estatus y autoridad. El cinto de oro alrededor del pecho probablemente nos da la clave en cuanto a los vestidos del sumo sacerdote ( Éxodo 29:5. i. Éxodo 39:1-5 dice que había hilos de oro en el cinto que daba la vuelta alrededor del pecho del sumo sacerdote de Israel. El cinto de Jesús tiene más que unos pocos hilos de oro. Es todo de oro! Cuán grande es el sacerdocio eterno y celestial de Jesús! ii. Uno de los deberes de los sacerdotes del Antiguo Testamento era el atender el candelero de oro en el tabernáculo. Cada día ellos debían de llenar el aceite, limpiar el hollín, y cortar las mechas. Ellos debían de inspeccionar de cerca y cuidar las lámparas, para que pudieran arder continuamente delante del Señor. Aquí esta Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, en medio de los siete candeleros, inspeccionando cuidadosamente y cuidando las lámparas, ayudándoles a siempre arder de forma brillante delante del Señor. 2. Apocalipsis 1:14-16) Juan describe a Jesús. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. a. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana: El cabello blanco habla de avanzada edad, y eso, por lo tanto, en esa cultura, esta conectado con la idea de gran sabiduría y eterno. La frase blancos …como nieve también enfatiza la idea de pureza ( Isaías 1:18. i. El cabello blanco y la cabeza blanca también conectan a Jesús con el Anciano de Días en Daniel 7:9. “El término de Anciano de Días le pertenece a Dios el Padre, pero también se le asigna a Cristo, quien es igual que con el Padre en cuanto a su naturaleza Divina. “Cuando vemos en la imagen su cabeza y su cabello blanco como la nieve, entendemos la antigüedad de su reinado. “Este no es solamente un emblema de antigüedad, sino la evidencia de su gloria; pues la blancura y esplendor de su cabeza y cabello sin duda procedían de los rayos de luz y gloria los cuales circundan su cabeza, y que salen disparados en todas direcciones. ” (Clarke) b. Sus ojos como llama de fuego: El fuego es a menudo asociado con el juicio en las Escrituras ( Mateo 5:22; 2 Pedro 3:7. Los ojos de Jesús muestran el fuego de juicio penetrante y de búsqueda. c. Sus pies semejantes al bronce bruñido: Ya que el fuego esta conectado con juicio, estos pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno, habla de alguien que ha pasado a través de los fuegos del juicio y que ha salido adelante con una pureza refinada. Jesús ha pasado por el “Fuego del Refinador. El bronce es un metal asociado con juicio y sacrificio. El altar de sacrificio de Israel era hecho de bronce ( Éxodo 27:1-6) y era llamado el “altar de bronce. El bronce también es un metal fuerte, el más fuerte conocido para el mundo antiguo. Por lo tanto, pies semejantes al bronce bruñido son “un emblema de su estabilidad y permanencia, siendo el bronce considerado el más duradero de todas las sustancias o compuestos metálicos. ” (Clarke) d. Su voz como estruendo de muchas aguas: Esto significa que la voz de Jesús tenía el poder y majestad de una poderosa catarata. e. Tenía en su diestra siete estrellas: Las siete estrellas hablan de los líderes o representantes de las siete iglesias mencionadas en Apocalipsis 1:11 ( Apocalipsis 1:20. Las estrellas están seguras en la mano de Jesús. Ya que siete es el número de la plenitud, podemos decir que “Él tiene a toda la iglesia en Sus manos. ” f. De su boca salía una espada aguda de dos filos: Esta es una espada pesada ( rhomphaia) utilizada para matar y destruir. Algunas veces el Nuevo Testamento habla de una espada más pequeña, táctica, conocida en el antiguo lenguaje Griego como la machaira. Hebreos 4:12 utiliza el término para esta espada más pequeña y precisa. i. La idea de que salga de su boca no es que Jesús lleve una espada en Sus dientes. La idea es que esta espada es Su espada. Su arma es la Palabra de Dios, y nuestra arma es la Palabra de Dios ( Efesios 6:17. ii. Barnes dice que Juan no vio necesariamente a una espada que salía de la boca de Jesús. “Él lo escuchó hablar; él sintió el poder penetrante de sus palabras; y éstas eran como si una espada filosa procediera de su boca. ” iii. Es una espada aguda de dos filos: “No hay manera de manejar esta espada sin cortarte, pues no tiene un lado, pues todo es un filo. La Palabra de Cristo, de alguna u otra manera, es toda filo. ” (Spurgeon) g. Su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza: La gloria de Jesús es tan grande, tan brillante, que es difícil el siquiera voltear a verle. Jesús tiene la misma gloria que Su transfiguración, cuando Su rostro brilló como el sol ( Mateo 17:2. i. “Su rostro era como el disco del sol en el día más brillante de verano, cuando no había nubes para abatir el esplendor de sus rayos. “Qué es lo que ves en la mano derecha de Cristo? Siete estrellas; pero que insignificante se ven cuando fijas tu mirada en su rostro! Éstas son estrellas, y hay siete de ellas; ¿pero quién puede ver siete estrellas, o, por el asunto de eso, setenta mil estrellas, cuando el sol brilla en su fuerza? Que dulce es, cuando el Señor mismo esta tan presente en una congregación que el predicador, quienquiera que este sea, es del todo olvidado! Yo oro que ustedes, queridos amigos, cuando vayan a un lugar a adorar, siempre intenten ver el rostro del Señor en lugar de ver las estrellas en su mano; mira el so, y olvidarás las estrellas. Todo en esta visión habla de la fuerza, majestad, autoridad y justicia. Hay una diferencia impresionante entre la visión de Jesús y los muchos retratos afeminados de un Jesús débil que se ven el día de hoy. Pero el Jesús que Juan vio es el Jesús real, el Jesús que vive y reina en el cielo el día de hoy. iv. Debemos de considerar el hecho que esta es la única descripción de Jesús que se nos da a nosotros en la Biblia. La otra descripción que se acerca esta en Isaías 53:2: no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. v. En nuestros retratos modernos de Jesús, nos gusta pensar de Él como Él era, no a Jesús como Él es. Preferimos ver y conocer a Jesús de acuerdo a la carne. Pero Pablo dijo, y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así ( 2 Corintios 5:16. 3. Apocalipsis 1:17-18) La reacción de Juan y la seguridad de Jesús. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. a. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies: Juan fue impactado por esta asombrosa visión, aún cuando él era un apóstol el cual conoció a Jesús en esta tierra. Aún con los tres años que Juan pasó con Jesús en esta tierra, no le preparó para ver a Jesús en su gloria celestial. En este momento Juan sabía que gran milagro era, que Jesús pudiera guardar de la vista de todos, Su gloria y autoridad mientras Él caminó en esta tierra. i. “Bendita posición! ¿Te alarma la muerte? Nunca hemos estado más vivos que cuando estamos muertos a sus pies. “No importa que nos depare si estamos a los pies de Jesús. Mejor es el estar muerto allí que estar vivo en cualquier otro lugar. Y él puso su diestra sobre mí: Primero Jesús consoló a Juan con un toque compasivo. Quizás el toque de Jesús se sintió más familiar que la apariencia de Jesús. Luego Jesús le dio a Juan un mandato: No temas. Juan no necesitaba sentir temor, porque él estaba en la presencia de Jesús. i. Jesús es el primero y el último, el Dios de toda la eternidad, Señor de la eternidad pasada y la eternidad futura. ii. Jesús es aquel que esta vivo, y estuvo muerto, y ahora esta vivo por los siglos de los siglos. Él tiene las credenciales de la resurrección, y vive para nunca jamás morir. La victoria que Jesús ganó sobre el pecado y la muerte fue una victoria permanente. Él no resucito de los muertos para morir otra vez. iii. Jesús es aquel que tiene las llaves de la muerte y el Hades. Algunos se imaginan que el diablo es algo así como el “señor del Infierno. ” Algunos se imaginan que el diablo tiene autoridad o poder para determinar la vida o la muerte. Claramente ellos están mal, pues sólo Jesús tiene las llaves de la muerte y el Hades. Podemos confiar en que Jesús nunca dejará que el diablo tome las llaves. 4. Apocalipsis 1:19-20) Otro mandato para escribir, y una explicación. Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas. El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. a. Escribe las cosas: Este segundo mandamiento de escribir nos da la estructura para entender el Libro de Apocalipsis. Se le manda a Juan que escriba en cuanto al pasado, presente y futuro (desde la perspectiva de Juan. i. Las cosas que has visto: Esto significa que Jesús quería que Juan escribiera las cosas que él había visto en su visión del Jesús celestial y glorioso. ii. Y las que son: Esto significa que Jesús quería que Juan escribiera sobre las cosas de su día presente, las cosas en cuanto a las siete iglesias las cuales estaban en Asia. iii. Y las que han de ser después de estas: Esto significa que Jesús quería que Juan escribiera las cosas que pasarían después de las cosas en cuanto a las siete iglesias, las cosas de los últimos días. b. El Libro de Apocalipsis es esta estructura de tres partes. Las cosas que has visto: Apocalipsis, capítulo 1 Las que son: Apocalipsis, capítulo 2 y 3 Las que han de ser después de estas: Apocalipsis capítulos 4 al 22 c. Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias: Jesús amablemente interpreta Sus propias imágenes. Las estrellas en SU mano representa a los ángeles de las siete iglesia. Los candeleros representan a las siete iglesias. i. ¿Porqué cada iglesia tendría a su propio ángel, y porqué Jesús tiene a estos ángeles en Su mano? Algunas personas creen que estos ángeles son los pastores de estas siete iglesias. Esta idea esta basada en el entendimiento literal de la antigua palabra Griega traducida a ángel, aggelos. Esa palabra significa literalmente “mensajero”, y ciertamente los pastores son “mensajeros” para las iglesias. Otros han pensado que los ángeles podrían ser “ángeles guardianes” sobre cada congregación. Algunos han sugerido que los ángeles no son seres literales, sino que sólo representan el “espíritu prevaleciente” de cada iglesia. Hay fortaleces y debilidades a cualquiera de estas representaciones, pero sabemos que de alguna manera, estos ángeles son representantes de cada congregación. ii. Adam Clarke creía que los ángeles de cada iglesia era sus pastores. “Ángeles de la Iglesia aquí responde exactamente a ese oficial de la sinagoga entre los Judíos llamados …los mensajeros de la Iglesia, cuyo negocia era el leer, orar y enseñar en la sinagoga. ” (Clarke) iii. Es más importante el notar en donde están los ángeles: la diestra de Jesús. Este es un lugar de fuerza y seguridad. Aún las “iglesias problemáticas” que serán descritas en los siguientes capítulos están en la diestra de Jesús. d. Esta era una visión es espectacular, y muchas personas desean que ellos pudieran ver una visión espectacular como la que Juan tuvo. Pero nosotros ahora podemos conocer al mismo Jesús que Juan vio. Podemos conocer Su pureza, Su sabiduría eterna, Sus juicios, Su victoria, Su autoridad y Su majestad. Cada uno de estos aspectos de Su naturaleza son nuestras para conocer íntimamente. i. Cuando pensamos en la visión espectacular de Juan, debiéramos de recordar en donde esta Juan: preso en Patmos. Jesús es a menudo conocido de una manera más íntima en medio de sufrimientos y pruebas. Ambos, Juan y Esteban ( Hechos 7:54-60) vieron a Jesús de una forma más clara y gloriosa cuando estaban en el contexto de padecimiento por la causa de Jesús. “La ira de los malvados no hace mas que traer a los santos más cerca a los favores de Dios. ” (Seiss) 2016 David Guzik – No se permite la distribución más allá del uso personal sin autorización.